El director de la institución compareció ante la Comisión de Exteriores del Senado

Juan Manuel Bonet afirma que el Instituto Cervantes “es considerado una cuestión de Estado”

El director del Instituto Cervantes, Juan Manuel Bonet, compareció este martes ante la comisión de Asuntos Exteriores del Senado, donde informó acerca de los planes de actuación y los objetivos futuros de la institución.

Juan Manuel Bonet afirma que el Instituto Cervantes “es considerado una cuestión de Estado”

El director del Instituto Cervantes, Juan Manuel Bonet, compareció este martes ante la comisión de Asuntos Exteriores del Senado, donde informó acerca de los planes de actuación y los objetivos futuros de la institución.

Bonet, tras agradecer la invitación de la Cámara Alta apenas dos meses después de su nombramiento, mostró la convicción de que en torno al Instituto Cervantes “existe un consenso básico gracias al cual es considerado una cuestión de Estado” y que además, le comporta un alto grado de reconocimiento por parte de la ciudadanía convirtiéndolo así en un importante activo de la Marca España.

El responsable del Instituto Cervantes recordó que “un millar de personas trabajan en la institución, orgullosas de hacerlo”, en centros repartidos en 87 ciudades, distribuidas en 44 países. Bonet dio además un dato significativo: “en torno a 550 profesores son iberoamericanos, principalmente provenientes de Argentina y México”.

A pesar de que la aportación del Estado ha disminuido sustancialmente debido a la crisis, Juan Manuel Bonet aseveró que el Cervantes ha seguido manteniendo el ritmo de actividad, gracias a que el grado de autofinanciación es del 40%, y este año su presupuesto es de 115 millones de euros.

El español y su certificación

El director del Instituto Cervantes destacó que 520 millones de personas hablan español en todo el mundo y que 20 millones lo estudian. Si bien reconoció “un cierto retroceso” en los cursos presenciales, confirmó un incremento en la oferta en el sistema público de muchos países, así como un mayor impulso a la plataforma de enseñanza del español AVE Global del Instituto.

Juan Manuel Bonet recordó que el Instituto Cervantes ofrece dos exámenes de español, el DELE (Diploma de Español como Lengua Extranjera), que alcanzó en 2016 los 100.000 candidatos y el SIELE (Sistema Internacional de la Lengua Española), puesto en marcha el pasado año con las universidades de Salamanca, la UNAM de México y la de Buenos Aires, con “un arranque modesto” aunque con unas previsiones optimistas gracias al aumento de los centros acreditados, 298 en el primer trimestre de 2017.

Otro de los apartados a los que ha hecho referencia en su comparecencia ha sido la certificación de la prueba de adquisición de la nacionalidad española CCSE, encomendada por el Gobierno español al Instituto Cervantes, y a la que se presentaron en 2016 más de 90.000 personas. Entre ellos, extranjeros de más de 60 nacionalidades y judíos sefardíes.

En referencia a las lenguas cooficiales, Bonet ha manifestado que “son objeto de atención por parte del Instituto”, y ha señalado que “es necesario trabajar en coordinación con las instituciones autonómicas que velan por sus respectivos idiomas y culturas”. En este sentido, informó de la reciente reunión con la máxima responsable del Instituto Etxepare y en las próximas semanas lo hará con los representantes del Instituto Ramón Llull y del Consello da Cultura Gallega

Plan de choque cultural

Después de hacer un repaso a las actividades realizadas en 2015 y 2016, centradas  en el IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes, el director del Instituto Cervantes, recordó el plan de choque cultural que anunció en su toma de posesión. Bonet, manifestó que ”la institución va a apostar todavía más por la calidad, ambición y exigencia, reforzando la presencia de todas las disciplinas artísticas en el Instituto Cervantes y en sus centros, insistiendo además en su dimensión iberoamericana”.

El director de la institución se refirió también a la propuesta de anteproyecto de presupuesto para el Instituto Cervantes para 2017; donde se prevé sólo un “ligero incremento de ese gasto cultural para el Cervantes” y confía en que “en futuros ejercicios se puedan incrementar de modo realmente significativo” el presupuesto en materia cultural porque “a nadie se le escapa que el Instituto precisará una financiación adicional” tras las reducciones de los últimos años.

Tras anunciar que el próximo 19 de abril se inaugurará en la sede central de Madrid la exposición ‘Retorno a Max Aub’, y más adelante, muestras dedicadas a tres grandes escritores del siglo XX: el mexicano Alfonso Reyes, el español Ramón Gómez de la Serna y el francés Valery Larbaud, quiso destacar en su intervención, una gran celebración para 2018, con un amplio programa llamado ‘El español, lengua milenaria, lengua de futuro’, elaborado junto con la Real Academia Española y la Biblioteca Nacional que servirá, dijo, para reflexionar sobre las inmensas posibilidades de futuro de la lengua española.

En el capítulo de las conmemoraciones, Bonet no quiso olvidar la contribución del Instituto Cervantes al Año Hernandiano, al centenario del nacimiento del autor paraguayo Augusto Roa Bastos y la conmemoración del V centenario de la vuelta al mundo de Juan Sebastián Elcano. El director del Instituto Cervantes quiso terminar  este apartado de conmemoraciones recordando la celebración del próximo Congreso Internacional de la Lengua Española, que se celebrará en Córdoba, Argentina, en el año 2019.

Profundización con Hispanoamérica y nuevas aperturas

Otro de los grandes apartados entre los objetivos expuestos por Juan Manuel Bonet en el Senado ha sido el “compromiso con la América que hasta el siglo XIX fue española”. Insistió en que el Instituto Cervantes es también la casa de los iberoamericanos, y recalcó que en la sede central de la institución en Madrid “contamos con un Centro de Estudios Mexicanos dependiente de la UNAM, una delegación del Instituto Caro y Cuervo y el mes que viene, se instalará también el Centro Cultural Inca Garcilaso peruano”.

Con respecto a nuevas aperturas y los principales proyectos de implantación del Instituto Cervantes, aseguró que  tienen que ver con Asia y el África Subsahariana, anunciando que “sería recomendable” que las aulas Cervantes de Seúl y Dakar se conviertan definitivamente en centros. El director destacó también la necesidad de más centros en Estados Unidos, donde sería deseable tener presencia en Washington o Los Angeles.

Juan Manuel Bonet afirma que el Instituto Cervantes “es considerado una cuestión de Estado”