IU pide posponer un debate sobre Venezuela en el Parlamento hasta pasados los comicios del 7 de octubre

El Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica (GUE) en el Parlamento Europeo (PE) reclamó la pasada semana posponer un debate sobre el derecho de libertad de prensa en Venezuela hasta después de los elecciones del próximo 7 de octubre.
IU pide posponer un debate sobre Venezuela en el Parlamento hasta pasados los comicios del 7 de octubre
Willy Meyer.

El Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica (GUE) en el Parlamento Europeo (PE) reclamó la pasada semana posponer un debate sobre el derecho de libertad de prensa en Venezuela hasta después de los elecciones del próximo 7 de octubre.
La coordinadora del grupo GUE/NGL en la subcomisión de Derechos Humanos, la francesa Marie-Christine Vergiat, remitió una carta al presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, en la que se pide posponer el “intercambio de opiniones” sobre la libertad de prensa en Venezuela porque “tras ese debate hay razones electorales”.
Vergiat se queja en la misiva del encuentro entre eurodiputados y expertos de Caracas invitados por el PE “solo unos días antes de las elecciones generales”.
Además, la eurodiputada francesa denuncia que los expertos invitados “hacen campaña abiertamente por uno de los candidatos, Capriles”, en referencia al candidato opositor Henrique Capriles Radonski.
En la misiva remitida a Schulz señala que uno de los invitados es Teodoro Petkoff, director del diario venezolano ‘Tal Cual’, un periódico “en el que se compara a Hugo Chávez con Adolf Hitler”.
También se denuncia que otro de los ponentes, Marcel Granier, directivo de la televisión Radio Caracas Televisión (RCTV), “participó activamente en el golpe de Estado de 2002”.
Para Vergiat, “por la respetabilidad y credibilidad de la subcomisión de Derechos Humanos del PE, debe posponerse el debate (...) y revisarse la lista de intervinientes”.
El eurodiputado español del GUE/NGL, Willy Meyer (IU), declaró que el debate previsto en la Eurocámara unos días antes de los comicios venezolanos es “una instrumentalización clara de la derecha europea de cara a las elecciones presidenciales del día 7 de octubre”.
Para Meyer, “siempre se intenta hacer ver que en Venezuela no hay libertad de expresión, pero lo cierto es que hay libertad absoluta e incluso de medios que en Europa no se podrían publicar”.

La sesión se llevó a cabo
El director de Radio Caracas Televisión (RCTV), Marcel Granier, y el director del departamento de las Américas en Reporteros sin Fronteras, Benoit Hervieu, denunciaron el martes 18 en la Eurocámara la “falta de libertad de prensa” en Venezuela.
Garnier denunció en la subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo que en Venezuela, “pese a la imagen que intenta darse al exterior, no existe libertad de expresión”, una circunstancia “que es pilar para la democracia y que la amenaza gravemente.”
Marcel Granier aprovechó su comparecencia para relatar el caso del canal RCTV, de línea editorial crítica con el Gobierno de Hugo Chávez Frías, al que las autoridades venezolanas no renovaron la licencia en 2007, después de 53 años de emisión.
“El gobierno cierra medios de comunicación por razones que nunca explica”, señaló. Igualmente, denunció “las amenazas contra la Justicia y el derecho a la vida” en Venezuela.
Según el director de RCTV, “en los últimos 14 años se han multiplicado por cuatro los homicidios, y el 90 por ciento de las muertes no han sido investigadas”.
A través de un mensaje de vídeo, también se escuchó en la subcomisión del PE a Teodoro Petkoff, del diario venezolano ‘Tal Cual’, que apuntó que “aunque la libertad de expresión se garantiza teóricamente en la Constitución” venezolana, “el Gobierno presiona, acorrala y acobarda a muchos medios”.
Por su parte, Benoit Hervieu, de Reporteros Sin Fronteras, señaló que en Venezuela “existe estigmatización de los periodistas según el medio en que trabajan”, y relató el caso de agresiones a profesionales “tanto de las cadenas críticas con Chávez, como del lado contrario”, hechos que provocan que en el país “los periodistas vivan con inseguridad.”
Dada la proximidad de las elecciones presidenciales venezolanas, el 7 de octubre, varios eurodiputados como Willy Meyer (IU) y Ana Miranda (BNG) denunciaron el “oportunismo electoral” de la audiencia sobre la libertad de información en Venezuela.
La presidenta de la subcomisión parlamentaria, la liberal alemana Barbara Lochbihler, reclamó en sus primeras palabras iniciales, tanto a los invitados al acto como a los eurodiputados participantes, que centrasen sus parlamentos “en la libertad de medios y no en otras cuestiones relacionadas con la campaña electoral”.
Meyer denunció que la discusión sobre la libertad de prensa en Venezuela “es un acto electoral puro y duro orquestado por la derecha europea”.
Calificó de “golpista” a Garnier por la participación que tuvo su televisión, según él, en el golpe de Estado de 2002.
“Pero el acto electoral del señor Marcel Granier va a tener muy poco éxito porque el señor Chávez volverá a ganar el día 7 según dicen todas las encuestas”, añadió el europarlamentario de IU.
El eurodiputado Agustín Díaz de Mera (PP) criticó “el tono profético” de Meyer sobre los resultados de próximos comicios. “Reivindico la total legitimidad de esta audiencia en el PE que ha sido apoyada por la mayoría de eurodiputados”, concluyó.
Cerca de 19 millones de venezolanos están llamados a las urnas el próximo 7 de octubre donde elegirán un presidente para el período 2013-2019 con el presidente Hugo Rafael Chávez Frías, militar retirado de 58 años y aspirante a su tercera reelección, y el candidato unitario de la oposición, Henrique Capriles Radonski, exgobernador del estado Miranda, como principales favoritos.

IU pide posponer un debate sobre Venezuela en el Parlamento hasta pasados los comicios del 7 de octubre