El INE estima para este año 2022 que aumente hasta las 484.137 personas

España tendrá un saldo migratorio positivo de 5,6 millones de personas hasta 2036 y de 14,8 hasta 2071

El saldo migratorio de España con el extranjero se prevé que aumente en 2022 hasta las 484.137 personas, según las proyecciones de población del Instituto Nacional de Estadística (INE), que establece para 2023 el mayor incremento neto de población entre 2022 y 2071 (486.890).

España tendrá un saldo migratorio positivo de 5,6 millones de personas hasta 2036 y de 14,8 hasta 2071

A partir de entonces, comenzaría a descender, y registraría 484.554 en 2024; 477.134 en 2025, y 462.430 en 2026. Para el periodo que va de 2027 a 2031 establece un saldo migratorio de 390.911 personas y entre 2032 y 2036 la cifra descendería a 259.577.

Entre 2037 y 2071, no se llegaría tampoco a un saldo de 300.000.

Con la información disponible hasta el momento de cerrar las proyecciones –que, según el INE, se basan en las tendencias demográficas actuales–, España obtendría una ganancia neta de población debida a migraciones de 5,6 millones de personas hasta 2036 y experimentaría un crecimiento constante a largo plazo, hasta alcanzar un aumento neto de 14,8 millones hasta 2071.

Los datos reales registrados desde 2017 hasta 2021 muestran un saldo migratorio positivo, aunque en proporción muy variable, ya que los 148.677 de este último año contrastan con los 454.232 de 2019. En 2017, fue de 163.272; en 2018 de 334.148, y en 2020 de 219.357.

Entradas y salidas

En 2017 se registraron en España 532.132 entradas y 368.860 salidas y en 2018, 643.684 frente a 309.526. 2019, el último año anterior a la pandemia, fue el que más entradas de personas del extranjero registró dentro del quinquenio que va desde 2017 a 2021, (750.480) mientras que contabilizó 296.248 salidas, solo por encima de las registradas el primer año de la crisis sanitaria.

Los datos de 2020 hablan de 467.918 inmigrantes que llegaron a España y de 248.561 personas que abandonaron el país, y los de 2021, de 530.401 y 381.724, respectivamente.

Para este año 2022 se estima que el número de personas llegadas de fuera alcance las 937.323, mientras que se prevé la salida de 453.186.

Las proyecciones del INE sitúan a 2024 como el año que registre mayor número de entradas (969.527), mientras que el de salidas lo fijan para 2025, con 490.417.

Hasta 2026, mantiene por encima de los 900 el crecimiento en inmigraciones, pero la cifra empezará a bajar a partir del quinquenio 2027-2031, estableciendo como el más bajo el que va de 2042 a 2046, con 552.400.

Con respecto a las emigraciones, solo el periodo 2027-2031 estará por encima de los 400.000. Los restantes los sitúan con más de 300.000, pero sin llegar a la cifra anterior.

Comunidades autónomas

El saldo migratorio con el extranjero entre 2022 y 2036, en el caso de mantenerse las tendencias actuales, sería positivo en todas las comunidades autónomas, especialmente en Islas Baleares y Canarias, con más de 190.000 y 181.000 personas. Les sigue Madrid, con más de 152.000, Cataluña (141.000), Melilla (132.000) y Comunidad Valenciana (130.000), todas ellas por encima de la media nacional, que supera los 112.000.

Por debajo del total nacional figura en primer lugar la Comunidad Foral de Navarra (107.000), la Región de Murcia (105.000), La Rioja (89.000), Ceuta (84.000), País Vasco (82.000), Andalucía (81.000), Galicia (78.000), Cantabria (71.000), Aragón (70.000), Castilla La-Mancha (66.000), Castilla y León (56.000), Principado de Asturias (55.000) y Extremadura, con casi 30.000.

En 2021, solo Aragón obtuvo un saldo migratorio con el extranjero negativo (-12.381). El resto de comunidades ofreció valores positivos, entre los que destaca los de la Comunidad Valenciana (30.265), Comunidad de Madrid (28.049), Andalucía (25.446), Cataluña (24.523) y Canarias, con 12.702.

Por debajo de los diez mil aparecen Galicia (9.116), Región de Murcia (6.889), Islas Baleares (5.824), Castilla y León (4.626), Castilla-La Mancha (3.029), País Vasco (2.837), Cantabria (1.766) y Principado de Asturias, con 1.376. Con un saldo migratorio positivo de 973 personas figura Extremadura; con 793 La Rioja; con 534 Ceuta y con 352 Melilla.

Para el periodo que va de 2022 a 2026, destacan las subidas proyectadas de Cataluña (96.774), Madrid (92.065), Andalucía (59.250), Comunidad Valenciana (58.834), Canarias (36.519) y Baleares, que se estima contabilizará un saldo migratorio de 21.848 personas.

Entre 2026 y 2031, las estimaciones del INE vuelven a destacar el saldo migratorio de Cataluña, que obtendría 68.923, y de Madrid, con 67.208. Andalucía y la Comunidad Valenciana se mantendrían por encima de los 40.000, Canarias alcanzaría los 27.223 e Islas Baleares, algo más de 16.000.

Entre 2031 y 2036, Madrid, con 44.883, desbancaría del primer lugar a Cataluña, que lograría un saldo migratorio de 44.066 personas. Andalucía se pondría por encima de los 28.000, Comunidad Valenciana superaría los 26.000, Canarias alcanzaría los 18.557 y Baleares, establecería la cifra de 10.702.

Migración interior

En cuanto a la migración interior, Aragón, Cantabria y La Rioja serían los territorios que, en términos relativos a su tamaño, atraerían más población procedente del resto de España. Galicia aparece en sexto lugar y las que menos registrarían serían las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, Comunidad de Madrid, Extremadura y País Vasco.

España tendrá un saldo migratorio positivo de 5,6 millones de personas hasta 2036 y de 14,8 hasta 2071