‘LOS HUMORISTAS GRÁFICOS Y EL EXILIO EN MÉXICO’ ES EL NOMBRE DE LA EXPOSICIÓN

El Ateneo Español de México recibirá en junio una muestra de 18 caricaturistas del exilio hispano

| 7 de enero de 2016, 14:37

‘Los humoristas gráficos y el exilio en México’ es la exposición que a partir de junio próximo se exhibirá en el Ateneo Español de México, en la capital del país, en la que se echará una mirada al tema pero desde un punto de vista divertido. Se trata de una muestra que albergará entre 90 y 100 obras de cerca de 18 caricaturistas españoles que llegaron a México durante el exilio español, según informó su curador y organizador, Agustín Sánchez González, a la agencia Notimex.

Es el caso de Francisco Rivero Gil, nacido en Santander y que vivió el exilio en países como República Dominicana, Colombia y México, donde se asentó y murió; Ernesto Guasp, Antonio Robles, Eduardo Roble Piquer ‘Ras’, y Avel-lí Artís-Gener, conocido como ‘Tísner’, entre otros, cartonistas que incidentalmente hicieron caricaturas. También es el caso de Germán Horacio, padre del actor mexicano Germán Robles, recién fallecido; el artista plástico Vicente Rojo y el ilustrador Sergio Aragonés.

De acuerdo con quien es considerado uno de los más importantes historiadores de la caricatura mexicana, se trata de obras que forman parte de su archivo personal, el cual ha ido construyendo a lo largo de sus años como investigador y que donará al Ateneo Español de México. “Son entre 90 y 100 obras realizadas por ‘moneros’ exiliados. Es un archivo que poco a poco he ido construyendo. Además voy a donar esta colección, crearé un fondo con mi nombre en el Ateneo Español, que es la institución que tiene el mayor acervo del trabajo sobre el exilio en México”, reveló.

El también especialista del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de Artes Plásticas (Cenidiap) del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) dijo que la exposición es una investigación que tiene que ver con una forma distinta de ver el exilio, al cual “se ha visto de varias formas, pero poco desde el humor”, sostuvo. Señaló que un tema a notar en las obras a exhibir es que el humor español tuvo que ser trasladado a otro país, otra sensibilidad, la mexicana, lo cual “es complicado, porque a pesar de que hablemos igual y tengamos cosas en común con España, es difícil. Es un juego de palabras, porque el albur no se tiene en España. Fue difícil el humor que estos ‘moneros’ tuvieron que hacer, incluso tuvieron que dejar la caricatura muchos de ellos para dedicarse a otras cosas”.

“Se trata de un humor blanco, de chistes, en donde no se meten mucho en la política mexicana, es un humor se chistes, bobos, de juego de imágenes con dibujos espléndidos. De pronto hacen críticas a Francisco Franco y a Adolfo Hitler, en su momento, pero ninguno se mete con la política mexicana”, acotó.

 

La muestra viajará a España

De acuerdo con quien es uno de los mayores investigadores y expertos en la vida del grabador y caricaturista mexicano José Guadalupe Posada, la idea de esta muestra es “continuar con esta búsqueda de la imagen de la construcción de lo mexicano”, subrayó. Adelantó que luego de su temporada en el Ateneo Español de México, la muestra viajará a España para presentarse, en octubre, en la Fábrica del Humor de la Universidad de Alcalá de Henares.

 

 

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca