LA PRESIDENTA DEL CRE DE NUEVA YORK CUENTA QUE MANHATTAN ESTÁ VACÍO Y MUY APAGADO

Anna Nadal asegura que la colectividad española en Nueva York ya estaba confinada antes de que fuese obligatorio

| 15 de abril de 2020, 19:32
Captura de pantalla 2020-04-15 a las 14.45.56
Anna Nadal, durante una reunión telemática con el CRE.

Nueva York lleva algo de cuatro semanas confinada, aunque el seguimiento de esta medida ha sido muy dispar. Según explica la presidenta del Consejo de Residentes Españoles (CRE), Anna Nadal, “el confinamiento se ha seguido más en unos barrios que en otros”. “Yo no tengo casi conocidos que han estado mal, –explica– pero en mi entorno hay mucha gente que, antes de que el alcalde cerrara todo, dijo esto pinta bastos y hay que quedarse en casa”.  “La colectividad española, y europea en general, ya estaba guardando confinamiento antes de que el alcalde dijese que había que quedarse en casa”.

En una conferencia, vía zoom, con el embajador español en Estados Unidos, Santiago Cabanas, con la asistencia de los tres cónsules y de unas 27 personas de diferentes organizaciones de españolas en Nueva York, se puso de manifiesto la preocupación de la colectividad por el tema de los viajes a España y preguntaban si iban a poder volver a España en cualquier momento. El embajador confirmó que el Gobierno no iba a cerrar las fronteras a ningún español que quisiese regresar pero que había que tener en cuenta las restricciones aéreas.

Según comenta Nadal, en un principio había mucha preocupación entre los trabajadores temporales sobre si deberían volver a España. Los estudiantes también estaban preocupados porque no sabían si las universidades iban a cerrar para todo el curso. La mayoría de este colectivo ya ha ido regresando a España.

“También preocupaba –­comenta­– si iban a poder volver a Estados Unidos si tenían que ir a España a arreglar cosas con su familia. Solo puedes volver si tienes una residencia permanente”.

Otra de las preocupaciones era que se implantase la posibilidad de hacer de manera ‘online’ los trámites en el consulado.  

La colectividad que vive de manera permanente en Nueva York sigue las noticias de la ciudad o las noticias de su estado, “porque lo que preocupa son las ayudas que te va a dar el Gobierno de aquí, la evolución de la pandemia donde resides, aparte de que estás permanentemente en contacto con la familia en España”, explica la presidenta del CRE.

Anna Nadal comenta cómo la situación ha cambiado con rapidez. En un primer momento, a la colectividad le preocupaba que si iba a España en Semana Santa luego los hijos no pudiesen incorporarse al colegio por tener que hacer 14 días de cuarentena y ahora lo que les preocupa es qué va a pasar en verano “porque todo el mundo quiere volver a España en verano”.

“La situación ha cambiado muy rápido”, recuerda Nadal, quien asegura que “no pensamos que cerrarían los colegios ni que tendríamos que confinarnos”.

“Lo que pasa –explica– es que no todos los barrios se han confinado rápidamente. Hay barrios que desde el principio ya acataban el confinamiento y les resulta fácil realizarlo porque mucha gente teletrabaja, pero hay otros barrios que no lo acataron tanto, bien porque la mayoría de la población no entiende bien el inglés, o porque son barrios que practican otras religiones y siguen a sus líderes, o barrios en los que vive mucha gente en las casas con diferentes generaciones, o porque tienen mucha gente que tuvo que salir a trabajar”.

“Es verdad –continúa– que no hay multas por la calle, tú puedes salir a comprar, a pasear, a correr, ves gente en las calles, poca, pero ves gente con guantes y con mascarillas”.

La presidenta del CRE de Nueva York cuenta que Manhattan está vacío y muy apagado porque “aquí la iluminación pública es muy pobre y la mayoría de la luz venía de los edificios y oficinas y en cuanto todo esto se apagó, la ciudad quedó muy apagada”.

Según comenta, hubo colectivos a los que les costó más confinarse como a los jóvenes o a los judíos ortodoxos que siguen a su propio líder y hasta hace dos semanas estaban celebrando bodas.

El tema del desconocimiento del inglés también es un problema en muchas de las comunidades hispanas y, por eso, explica Nadal, se llegó a un acuerdo con las cadenas de televisión para que se tradujesen todas las intervenciones del gobernador, de manera que la gente pudiese tener información de primera mano.

 

Actuaciones de las instituciones

Una de las tareas que está haciendo el CRE en esta situación de pandemia es distribuir la información de las diferentes instituciones y, a veces, trasladarles que es lo que no se está entendiendo bien.

“Lo que pasa es que en Nueva York hay muchas instituciones que organizan la vida social y lo que comentan en las redes sociales es que, en general, están bien”, explica Anna Nadal que, además de presidenta del CRE, forma parte de ‘Mujeres Nueva York’ y explica que en este tipo de asociaciones “sí circulan más cuestiones de ayudas”.

Anna Nadal destaca la actuación de la Asociación de Españoles Científicos en Estados Unidos (Ecusa), que está desde el principio ofreciendo información sobre el coronavirus con científicos españoles explicando qué es, cómo se combate… y combatiendo los muchos bulos sobre el tema.

La presidenta del CRE también explica que, aunque no tienen ninguna notificación oficial, están trabajando con las miras puestas en que las elecciones a los CRE se celebren a finales de año y principios del año que viene. “Hemos hecho una petición para que las votaciones puedan ser a distancia, de manera que vote más gente y haya mayor representatividad”, explica Nadal, quien asegura que “la experiencia es muy bonita, pero mi intención es no presentarme porque hacerlo bien lleva mucho tiempo”.

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca