Presidencia incluye el año próximo como novedad promover el retorno desde otras comunidades autónomas

Castilla y León anuncia un aumento de las ayudas al retorno para 2023 y la recuperación de programas como ‘Añoranza’

La Casa Botines de León acogió el lunes de esta semana a una representación de los 84 castellanos y leoneses que este año se beneficiaron del programa ‘Pasaporte de vuelta’ con el que la Administración autonómica lleva años potenciando el retorno al territorio. El acto estuvo encabezado por el Consejero de Presidencia, Jesús Julio Carnero, y al mismo acudió como invitado el popular aventurero, natural de la zona, Jesús Calleja.

Castilla y León anuncia un aumento de las ayudas al retorno para 2023 y la recuperación de programas como ‘Añoranza’

La Junta de Castilla y León está inmersa en el desarrollo de políticas de retorno para repoblar un territorio tan extenso como abundante en pequeños pueblos vaciados y con ese objetivo  trabaja, impulsando programas como ‘Pasaporte de vuelta’ que en el presente ejercicio dio cobertura a 84 castellanos y leoneses retornados.

En un acto “entrañable”, como lo calificó, el consejero de Presidencia del Gobierno autonómico, Jesús Julio Carnero García, reunió en la tarde del lunes de esta semana en la céntrica y emblemática Casa Botines de León a una representación de los beneficiarios de este programa que su departamento, por medio de la Dirección de Acción Exterior, se propone “potenciar” en los próximos ejercicios, con el fin de que todos castellanos y leoneses que residen fuera del territorio puedan cumplir con su principal objetivo, que no es otro que “volver”, dijo Carnero García.

“Un emigrante piensa siempre en volver, porque esto es lo que amamos y es lo que queremos”, enfatizó el consejero, quien invitó al acto al conocido aventurero y montañero Jesús Calleja, embajador y transmisor de los valores de arraigo y pertenencia a Castilla y León a través de los programas de aventura que lleva a cabo por los cinco continentes.

El presentador de ‘Volando voy’ y ‘Planeta Calleja’, natural del municipio leonés de Fresno de la Vega’, calificó el programa de la Junta de “maravilla” y le dedicó algún que otro elogio. “Hasta está bien diseñado”, argumentó.

Tras recordar algunos de los lugares más insólitos en los que se encontró con un castellano y leonés, hizo hincapié en la anécdota del hombre con el que se cruzó una noche de nieve en los Montes Urales: “Un tío de León que trabajaba en un conducto de petróleo en Siberia”, recordó.

Calleja, que aludió a la “carga emocional” que conlleva el hecho de que la celebración del acto haya tenido lugar en Navidad, hizo también un llamamiento al retorno asegurando que Castilla y León “cambió” y que “aquí se está muy bien”, dijo, en relación a las oportunidades que ofrece la región, “que muestra así el compromiso social y la cercanía con aquellos ciudadanos que después de vivir en el extranjero durante cierto tiempo, aún tienen mucho que aportar al territorio” .

Por su contribución a la causa, al calificativo de “entrañable” con que inició el acto, el consejero añadió el de sentir “orgullo” de ser de esa tierra, al ver a Calleja –que “es Leonés y uno más de nosotros”, dijo–, “cómo expresa su procedencia”, y más aún “cuando se encuentra con un leonés o castellano en esos lugares del mundo”. Por ello, dijo sentir “orgullo” de ser castellano y leonés y calificó de “muy importante” sentir esa tierra y no olvidar nunca la procedencia.

Arropado igualmente por la delegada territorial de la Junta en León, Ester Muñiz, y por representantes de la dirección de Acción Exterior –su titular, Fernando Rubio estuvo ausente en el acto– Carnero expresó el propósito de la Junta, y en particular, de su máximo representante, el presidente  Alfonso Fernández Mañueco, de mantener “este importante programa” –cuya resolución recoge el Boletín Oficial de Castilla y León del lunes 19 de diciembre–, así como de potenciarlo, para “ayudar en la integración social” de los retornados, teniendo en cuenta la “dificultad” a que tienen que hacer frente en “los primeros momentos” de la llegada.

Atraer población también de otras comunidades autónomas

Como muestra de la implicación de la Junta en este propósito, recordó que en el próximo ejercicio, la partida destinada a políticas de retorno se incrementará un 150% con respecto al presente año, y anunció, como novedad, que a las iniciativas para fomentar la vuelta de los que se han ido al extranjero, se proponen igualmente recuperar programas como ‘Añoranza’, que quedaron un poco aparcados debido a la pandemia, e implementar ayudas específicas para propiciar el retorno de los desplazados a otras comunidades autónomas, que representan una cifra importante, ya que solo la capacidad de absorción que Madrid tiene sobre los ciudadanos de esa comunidad limítrofe es muy grande, resaltó Carnero.

El “compromiso” que el consejero transmitió, “en nombre de Mañueco”, dijo, se centra, pues, en “ayudar a regresar a esta tierra de oportunidades a los que quieren retornar” y a que “programas como ‘Pasaporte de vuelta’ estén cada vez más consolidados”.

‘Pasaporte de vuelta’, que se enmarca en el III Plan Estratégico de la Ciudadanía Castellana y Leonesa en el Exterior de la Junta para el periodo 2021-2024, contribuyó desde 2015 y hasta 2022 al retorno a su tierra de 692 castellanos y leoneses.

Con un presupuesto de 1.784.850 euros distribuidos entre los siete años, la partida se ha incrementado en más de 100.000 euros, al pasar de los 195.000 euros iniciales a un total de 303.700 euros. Cada beneficiario recibirá entre 2.500 y 5.400 euros.

El programa engloba dos actuaciones: la dirigida a facilitar el retorno a la comunidad autónoma a los que a fecha de la solicitud no hubieran regresado al territorio y que tuvieron intención de hacerlo antes del 19 de agosto y la pensada para favorecer la integración social de aquellos que hubieran retornado cuando presentaron la solicitud.

En el presente ejercicio han resultado beneficiarios un total de 84 personas que han realizado la solicitud y cumplían los requisitos, 12 correspondientes al primer programa y 72 al segundo. En concreto, 26 han retornado a Valladolid, 13 a Burgos, 10 a León, 10 a Salamanca, 9 a Palencia, 6 a Soria, 5 a Ávila, 4 a Segovia y 1 a Zamora.

Por lo que respecta al lugar de origen, 60 beneficiarios proceden de Europa, en concreto, de 15 países. Así 26 son llegados de Reino Unido, 8 de Alemania, 5 de Francia, 5 de Irlanda, 3 de Polonia y 2 de Bélgica, Suecia y Suiza, respectivamente. Eslovenia, Hungría, Italia, Países Bajos, Portugal, República Checa y Ucrania aportaron un retornado cada uno de ellos.

Estados Unidos y Chile, con 3 cada uno, son los países de América de donde han retornado más castellanos y leoneses que se han acogido al programa de la Junta. De los 18 contabilizados por este continente, 2 llegaron procedentes de Argentina, México, Panamá y Perú y uno de Colombia, Ecuador, El Salvador y Venezuela.

Asimismo, 5 beneficiarios proceden de Oceanía (Australia) y uno del continente asiático (Tailandia).

Requisitos para la solicitud

Al programa se puede optar cumpliendo una serie de requisitos como son residir en el extranjero y ser mayor de edad, tener la nacionalidad española y ser oriundo o procedente de Castilla y León. También se ha de acreditar el retorno desde el extranjero a cualquier municipio de esa comunidad, así como carecer de bienes inmuebles de valor superior a 50.000 euros, estar al corriente de las obligaciones tributarias y no haberse beneficiado de las ayudas de la Administración autonómica al retorno en años anteriores.

Otro de los requisitos consiste en acreditar haber residido legalmente en el extranjero al menos dos años dentro de los últimos cinco años respecto a la fecha de solicitud, o bien, haber trabajado legalmente en el extranjero al menos durante un año, en el caso de los de 35 años o más, o al menos seis meses, en el de los menores de esa edad.

No se consideran residencias las estancias puntuales en el extranjero por motivos lúdicos o sociales, como viajes o voluntariado, ni el periodo de trabajo en prácticas vinculados a los estudios realizados en el extranjero.

Presupuesto para 2023

El consejero anunció en el acto en la Casa Botines (Museo Casa Botines Gaudí, un edificio construido por el famoso arquitecto hace 130 años) que esta semana se conocerán los presupuestos que se destinan a políticas de emigración que, según ha asegurado, experimentarán un incremento del 74% en lo que se refiere en conjunto a la emigración, mientras que las específicas del retorno alcanzan los 620.000 euros y elevan casi un 150% la partida actual, que fue de 250.000 euros.

Además del citado programa de ayudas ‘Pasaporte de vuelta’, se incluye un presupuesto de 150.000 euros para promover el retorno de los residentes en otras comunidades autónomas y se retomarán dos programas de retorno temporal, paralizados en 2019 como consecuencia de la pandemia, como son ‘Encuentro’ y ‘Añoranza’, para los que se destinarán 45.000 euros, respectivamente.

Por último, la Consejería promoverá la creación de una ‘Red de contactos en el exterior’, que contará con un presupuesto de 50.000 euros, en la que participarán, entre otros, Asociaciones de Empresarios de Castilla y León en el Exterior (Acyles), así como otros profesionales de la región que trabajen fuera.

Además de los representantes de la Administración autonómica en materia de emigración y retorno y de algunos de los favorecidos con ‘Pasaporte de vuelta’, al acto en León acudieron también representantes de la UNED de Zamora, encabezados por el exdirector de la Cátedra Población, Vinculación y Desarrollo de dicha universidad, Juan Andrés Blanco, quien aseguró que su departamento, por los estudios que lleva realizados, trabaja en contacto estrecho con la Junta de Castilla y León en asuntos que competen a los movimientos migratorios en esa comunidad autónoma.

Castilla y León anuncia un aumento de las ayudas al retorno para 2023 y la recuperación de programas como ‘Añoranza’