EL PRINCIPADO LAMENTA EL DECESO DE QUIEN FUERA “UN REFERENTE EN LA DEFENSA DE LOS VALORES DE LA ASTURIANÍA”

Pesar por el fallecimiento de Cosme Sordo, expresidente del Centro Asturiano en Madrid

| 25 de marzo de 2013, 12:46
Cosme Sordo Obeso, en su oficina en una imagen de 2008.

Los asturianos en Madrid lloran estos días a Cosme Sordo Obeso, quien fuera presidente del Centro Asturiano en la capital durante 27 años, fallecido el pasado viernes, día 22. El Gobierno del Principado lamenta el fallecimiento de Sordo Obeso, a quien considera “un referente en la defensa de los valores de la asturianía”. Quien fuera presidente del Centro Asturiano de Madrid desde el año 1974 hasta 2009, fue nombrado presidente de honor vitalicio de la entidad ese último año, en señal de agradecimiento por su labor al frente de la institución regional más antigua de cuantas existen en la capital de España.

 

El consejero de Presidencia del Principado, Guillermo Martínez, se trasladó a Llanes en la tarde del pasado viernes para transmitir personalmente a los familiares y allegados de Cosme Sordo las condolencias de todo el Ejecutivo regional y especialmente de su presidente, Javier Fernández, quien se encontraba en esos momentos realizando un viaje institucional por Latinoamérica.
La importante labor de difusión de los valores que definen Asturias, así como de su cultura y tradiciones, ha sido reconocida por sus paisanos desde que hace cuarenta años accediera al cargo de presidente del Centro Asturiano de Madrid. Bajo su largo y fructífero mandato, la entidad aumentó tanto su prestigio como su patrimonio económico, pasando de tener 900 asociados a los más de 2.500 titulares de la actualidad.
Este reconocimiento se plasmó en la concesión, en el año 1990, de la Medalla de Plata de Asturias por la “perseverante labor que realiza desde el centro regional que preside para la difusión de los valores asturianos en España, y por cuanto personalmente y desde el referido cargo contribuye a fomentar la unión entre los asturianos que se ven obligados a vivir fuera de su región de origen”.
En julio de 2012, Sordo fue galardonado con la ‘Manzana de Oro’, un premio con el que los asturianos residentes en la capital de España le agradecieron su trabajo y entrega a la institución durante décadas. Por motivos de salud, el presidente de honor no pudo acudir a la ceremonia de entrega, que tuvo lugar en el Salón Príncipe de Asturiaas de la entidad asociativa.
Su hijo José Antonio Sordo fue el encargado de recoger el galardón en su nombre.
Cosme Sordo, según reflejó el diario ‘La Nueva España’, regresó a su tierra a morir después de haber pasado media vida fuera de ella. En Llanes, donde nació y transcurrieron su infancia y juventud, fue enterrado el pasado sábado, en el cementerio de Camplengo. Sordo deja viuda –María del Carmen Pastor–, dos hijos –María del Carmen y José Antonio– y seis nietos.
El actual presidente del Centro Asturiano, Valentín Martínez-Otero –fue elegido en las elecciones del pasado 10 de marzo–, se refiere al “gran talento gestor” del expresidente y lo reconoce como “nuestro paterfamilias, nuestro guía, entregado en cuerpo y alma al Centro Asturiano y al servicio de Asturias desde el Centro. El Centro lo era todo”. “Era un hombre muy enérgico y temperamental, cordialísimo cuando se le conocía”, añade.
Por su parte, el diputado socialista Antonio Trevín, exalcalde de Llanes y delegado del Gobierno en Asturias, destacó que Sordo tuvo la habilidad de “entender un momento de cambios políticos y sociales en España”, que supo “apoyarse en personalidades muy diferentes en los ámbitos políticos, sociales y económicos”. De ese modo, añadió, consiguió incrementar “la visibilidad del ‘lobby’ asturiano en Madrid, y digo ‘lobby’ en el buen sentido”. “Él y su mujer fueron una presencia importante para todos los asturianos que pasamos por Madrid, nunca lo olvidaré como referencia institucional y por su apoyo personal”, apostilló.
Manuel de la Cera, expresidente del Consejo de Comunidades Asturianas, habla de Cosme Sordo como el artífice de “un gran Centro”. “Era un presidente de los de otra época, lo llevaba todo personalmente. Su mundo era el Centro Asturiano”, comenta.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca