El Padre Ángel recibió la Carabela 2012

El padre Ángel, presidente de la ONG Mensajeros de la Paz, recibió la Carabela 2012, que concede la FICA, en un acto celebrado en el Centro de Cultura Antiguo Instituto, de Gijón, ante la presencia de un buen número de miembros de centros asturianos y representantes políticos de la región.

El Padre Ángel recibió la Carabela 2012
El padre Ángel y Guillermo Martínez, durante el acto.

El padre Ángel, presidente de la ONG Mensajeros de la Paz, recibió la Carabela 2012, que concede la FICA, en un acto celebrado en el Centro de Cultura Antiguo Instituto, de Gijón, ante la presencia de un buen número de miembros de centros asturianos y representantes políticos de la región.

El presidente de la FICA, José Luis Casas, afirmó que “la Carabela es el galardón de la FICA que premia a las personas que hacen algo por la emigración y por eso hoy los Centros Asturianos del mundo se unen para entregárselo a una persona que sólo con decir su nombre ya es suficiente, sobran más presentaciones: el padre Ángel”.

Casas recordó que el padre Ángel nació en Mieres, aunque recorre todo el mundo, y aprovechó para desglosar su vida y su intensa actividad a lo largo de los años. “Siempre dedicado a mejorar la calidad de vida de los más desfavorecidos, desde hace más de dos décadas que traspasó las fronteras”.

Casas insistió en que el galardonado “ha escuchado las demandas de los países con problemas e incluso los que han sufrido catástrofes naturales de grandes dimensiones (huracanes, tsunamis, terremotos). Es el padre de los niños, de la miseria, de las necesidades. Por eso ya fue distinguido con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, anteriormente”.

El presidente de la FICA finalizó su intervención señalando que “me siento orgulloso y nervioso de tener aquí al padre Ángel”.

Un premio compartido

Por su parte, el padre Ángel agradeció emocionado este premio que quiso compartir con tantas personas que “hacen tanto por la emigración”. “Muchas gracias, son palabras a flor de piel en estos momentos. Es un privilegio tener a alguien a quien querer y recibir la Carabela de manos de esta asociación que representa a cientos de emigrantes del mundo entero”.

El galardonado declaró que “es una gozada recibir este premio, que te da impulso para seguir luchando, pero es un premio para compartir. El protagonismo es de todos los que ayudan a construir un mundo mejor. Y un mundo mejor es posible con gente como vosotros”, dijo dirigiéndose a las decenas de personas congregadas en la sala.

El padre Ángel recordó a tres personajes muy importantes para él: Vicente Ferrer, la Madre Teresa de Calcuta, y el Papa Francisco. Sobre este último resaltó que “es el nuevo San Francisco; no habla más que de esperanza. Tuve la oportunidad y suerte de conocerle en su viaje a Brasil”.

El padre Ángel recordó que Mensajeros de la Paz nació aquí, en Asturias, hace 51 años. “Hemos estado cerca de los más desfavorecidos y vamos a seguir haciéndolo, debemos seguir trabajando por los demás”.

Por último, afirmó que “para los asturianos, los que somos emigrantes e inmigrantes, al mismo tiempo, recibir un premio de este tipo te da grandes energías, y por eso lo comparto porque los asturianos llevamos Asturias allá donde vamos”.

El pasado año el galardón recayó en Begoña Serrano, actual directora de la Agencia Asturiana de la Emigración, y con anterioridad, la actual presidenta del Consejo de Comunidades Asturianas, Paz Fernández Felgueroso, también fue distinguida en esta misma categoría.

El Padre Ángel recibió la Carabela 2012