LO PRESENTó GUILLERMO MARTíNEZ EN EL PLENO DEL CONSEJO DE COMUNIDADES ASTURIANAS

El IV Plan de Emigración quiere acercarse a los más jóvenes

El IV Plan de Emigración, aprobado ayer juves en el transcurso del Pleno del Consejo de Comunidades Asturianas, atenderá a las nuevas realidades de la emigración y potenciará que las nuevas generaciones participen y formen parte de una manera más activa en los Centros y Casas asturianos. El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, explicó que lo que se pretende es “centrarse en las colectividades del exterior y adecuar medidas a las necesidades reales y actuales que tienen”.

El IV Plan de Emigración quiere acercarse a los más jóvenes

El IV Plan de Emigración, aprobado ayer juves en el transcurso del Pleno del Consejo de Comunidades Asturianas, atenderá a las nuevas realidades de la emigración y potenciará que las nuevas generaciones participen y formen parte de una manera más activa en los Centros y Casas asturianos.

El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, explicó que lo que se pretende es “centrarse en las colectividades del exterior y adecuar medidas a las necesidades reales y actuales que tienen”. Para ello, se fomentarán las oportunidades laborales y empresariales y se incrementa el apoyo sociosanitario a los emigrantes, entre otras medidas.

El IV Plan de Emigración 2013-2016 amplía, así, el protagonismo y los derechos de los asturianos de la diáspora, al considerarles una parte esencial para la construcción de una Asturias más próspera.

Entre estas medidas, hay que destacar un apartado especial dedicado a los retornados, pero, sobre todo, este nuevo plan quiere acercarse a los jóvenes, por lo que se incluyen propuestas para garantizar las mejores condiciones en los países de destino a los jóvenes que buscan salidas profesionales fuera de España.

Martínez explicó que el IV Plan de Emigración se sustenta en cuatro pilares. Por un lado, el ámbito sociosanitario, que incluye medidas de apoyo a los asturianos de la diáspora con menos recursos, a los que se les ofrecen ayudas económicas, atención social, apoyo a los retornados, cobertura sanitaria y protección. Asimismo, se recupera el programa Añoranza para los mayores alejados durante años de su tierra de origen, y se mantiene la escuela de asturianía, con cursos de extensión universitaria.

Otro de los pilares es el área sociocultural, reforzando el apoyo a los centros y casas de Asturias, así como a las nuevas formas de asociacionismo en el exterior impulsadas por la emigración más reciente.

El área empresarial y económica es otra de las líneas esenciales y pretende apoyar iniciativas empresariales y respaldar negocios ya instaurados .

Por último, la cuarta línea amplía la cercanía de las instituciones asturianas con la emigración, aprovechando las oportunidades que ofrecen las tecnologías de la información y la comunicación, entre ellas la administración electrónica, para facilitar la comunicación y la cercanía del Gobierno del Principado y los asturianos de la diáspora.

El Pleno del Consejo de Comunidades Asturianas volvió a reunir ayer en Oviedo a los agentes implicados en la emigración. El acto, presidido por Paz Fernández Felgueroso, presidenta del Consejo, y por el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, contó, además, con la presencia del ex presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces; de la consejera de Bienestar Social y Vivienda, Esther Díaz; el presidente de la Federación Internacional de Centros Asturianos (FICA), José Luis Casas, y de la directora de Emigración del Principado de Asturias, Begoña Serrano, así como de representantes de los distintos partidos políticos, de las Cámaras de Comercio de la región y del mundo sindical.

También se dieron cita miembros de las comunidades asturianas en España (Barcelona y Alicante), de las comunidades asturianas en Europa (París y Bruselas) y de las comunidades asturianas en América (Argentina y Chile).

El IV Plan de Emigración quiere acercarse a los más jóvenes