Empresario de éxito en México, a donde emigró en 1967

Hijo de Enrique Fernández Velasco y Concepción Prado Castrosín, Enrique Fernández Prado nació en el barrio del Puente (Langreo) el 30 de junio de 1940.

Empresario de éxito en México, a donde emigró en 1967

Hijo de Enrique Fernández Velasco y Concepción Prado Castrosín, Enrique Fernández Prado nació en el barrio del Puente (Langreo) el 30 de junio de 1940.

Cuando cuenta con tan sólo tres años de edad se traslada a vivir a Ciaño y cursa sus primeros estudios con los Hermanos de La Salle en el Colegio de San Antonio.

Comenzó el Bachillerato en el Instituto de Sama, y al término del tercer curso, por razones laborales de su padre, se traslada a vivir a Córdoba, ciudad en la que en el año 1954 termina el Bachiller Elemental y en 1956, el Superior.

En el curso 57/58, aprueba el Selectivo de Ciencias en la Universidad de Sevilla, pero su deseo era hacer la carrera de Derecho, por lo que, en septiembre del 58, hace el Preuniversitario de Letras. Comienza la carrera de Derecho en la Universidad de Sevilla y la termina en la Universidad de Oviedo.

El 1 de marzo de 1967, con ocasión del nacimiento de su primer hijo (tiene actualmente dos), visita México y le ofrecen un puesto de trabajo en una gran superficie denominada ‘Gigante’. En diciembre de ese mismo año, le nombran gerente de la tienda, pasando a controlar diez mil metros cuadrados de área de venta y una masa laboral de 700 empleados. A partir de entonces se instala definitivamente en México. Tres años más tarde, abandona sus responsabilidades en ‘Gigante’ y funda su propia empresa.

Esa era su primera experiencia como empresario, él era su único trabajador y la denominó Productos Alimenticios Asturias, S.A., declarando ya, con esa denominación, su intención de proyectar el nombre de Asturias fuera de nuestras fronteras.

En 1976 amplía su círculo de actividades, y la Compañía Manufactura Asturias, S.A. de C.V. se convierte en el motor del grupo compuesto por Lastur S.A. de C.V. y Lasen Alimentación de México, empresas que al día de hoy emplean alrededor de 700 trabajadores. Sus empresas están certificadas como Empresa Socialmente Responsable por sus aportaciones en alimentos a instituciones benéficas infantiles.

Actualmente, tras 44 años de continua dedicación y trabajo, sigue ejerciendo su actividad empresarial y proyectando permanentemente la imagen de Asturias y de Langreo en particular en foros internacionales.

Coincidiendo con el Mundial de Fútbol en México (1970) compra un equipo de fútbol de segunda división al que le pone el nombre de Toros de Texcoco, e invita a socios para formalizar una nueva sociedad deportiva. Más tarde, a este equipo se le cambia el nombre por el de Atlético de Cuernavaca y después por el de Atlético Celaya. En 1995, con esta nueva denominación, asciende a primera división, y en 1997 compra la totalidad de las acciones del club.

A partir de entonces comienza una etapa de fichajes fulgurantes incluso de famosos jugadores españoles (Butragueño, Michel …) y el nombre del equipo, así como el de su dueño, da la vuelta al mundo.

En el año 2002, vende el club a otro empresario y se desliga, definitivamente, de la actividad empresarial en materia deportiva.

Empresario de éxito en México, a donde emigró en 1967