El presidente asistió a la entrega de medallas del Centro Asturiano de La Coruña

Barbón afirma que los centros asturianos “nos dan auténticas lecciones de lo que significa ser y sentirse de Asturias”

El presidente del Principado, Adrián Barbón, ha afirmado que “los centros asturianos, ya estén al otro lado del océano, en Latinoamérica, o en cualquier parte de España, son un espejo para los que residimos en el Principado y nos dan auténticas lecciones de lo que significa ser y sentirse de Asturias”. 
Barbón afirma que los centros asturianos “nos dan auténticas lecciones de lo que significa ser y sentirse de Asturias”

Adrián Barbón habló de ese “orgullo de pertenencia” durante su intervención en el acto de entrega de las medallas del Centro Asturiano de La Coruña, que tuvo lugar en la mañana de este sábado 22.

La directiva del Centro impuso las Insignias de Plata y entregó los diplomas acreditativos a los socios homenajeados Eulalia Samper Martínez (†), José Manuel García Suárez, Pedro Corredoira Rodríguez, José Antonio Lafuente Robledo, Adolfo Martínez Becares y Francisco Javier López Díaz.

A continuación, fue el turno de la Insignia de Oro que Adrián Barbón entregó al actual presidente de la entidad, José Manuel Rodríguez González, cuya figura glosó Alfredo Canteli Fernández, alcalde de Oviedo.

Tras la intervención del homenajeado, cerró el acto la intervención del presidente Barbón.

Su discurso giró sobre ese sentido de pertenencia tan arraigado entre los que residen fuera de Asturias. Apuntó que “nuestra identidad no se construye por oposición, ni contra la gallega, ni contra la leonesa, ni contra ninguna otra. Este mismo año celebramos 13 siglos de la batalla de Covadonga, origen del reino de Asturias, embrión de otros reinos peninsulares. Somos una de las comunidades con más recorrido histórico y tenemos un fuerte sentido de pertenencia que se afirma sobre sí mismo, inclusivo y abierto al mundo”.

El presidente asturiano anunció, además, que el Gobierno del Principado “mantendrá y, a poder ser, reforzará la colaboración con los centros regionales en los próximos presupuestos autonómicos que, por el bien de Asturias, confiamos acordar y aprobar durante las próximas semanas”.

Para concluir su intervención, Adrián Barbón dio la enhorabuena a “José Manuel Rodríguez, a las seis personas merecedoras de las insignias de plata, a toda la junta directiva y a todos ustedes, socios y socias del Centro Asturiano de La Coruña. Creo que además hoy han conseguido otro logro que tiene su importancia: van a lograr que Alfredo Canteli, alcalde de Oviedo, haya venido hasta La Coruña a comer el desarme. Eso no está al alcance de cualquiera”.

Tras los discursos se llevó a cabo un pequeño concierto a cargo del coro mixto del Centro Asturiano de La Coruña, dirigido por Misuca Valentí, y que terminó con los himnos asturiano y gallego.

A continuación, comenzó la Comida del Desarme, una festividad que cada año se celebra en Oviedo el 19 de octubre.

Barbón afirma que los centros asturianos “nos dan auténticas lecciones de lo que significa ser y sentirse de Asturias”