En España es maestro de actores como Eduardo Noriega y Javier Gutiérrez

El asturiano Ángel Gutiérrez, un ‘niño de la guerra’, protagoniza el documental ‘El último maestro ruso’

De niño de la guerra exiliado en Rusia, donde fue una figura clave de la cultura, pasó a convertirse en maestro de grandes intérpretes en España como Eduardo Noriega y Javier Gutiérrez. Así es ‘El último maestro ruso’, el director de teatro y actor Ángel Gutiérrez, cuya vida se recupera en un documental que se preestrenó recientemente en Zaragoza.

El asturiano Ángel Gutiérrez, un ‘niño de la guerra’, protagoniza el documental ‘El último maestro ruso’

De niño de la guerra exiliado en Rusia, donde fue una figura clave de la cultura, pasó a convertirse en maestro de grandes intérpretes en España. Así es ‘El último maestro ruso’, el director de teatro y actor Ángel Gutiérrez, cuya vida se recupera en un documental que se preestrenó recientemente en Zaragoza.

Anaís Berdié es la directora y guionista de este largometraje documental, que protagoniza Ángel Gutiérrez, un personaje nacido en La Habana en 1932 que a los 6 años tuvo que abandonar su tierra, Asturias, a bordo de un barco lleno de niños exiliados de la Guerra Civil española que partió de Gijón con destino a la antigua Unión Soviética.

Allí pasó de vivir en un orfanato y soportar la crudeza de la II Guerra Mundial a estudiar dirección escénica, ser catedrático de Interpretación y Dirección y convertirse en un actor de películas rusas de mucho éxito.

Después de 37 años en la Unión Soviética, Gutiérrez regresó a España en 1974, donde importó el método Stanislavski, y donde se convirtió en maestro de actores muy conocidos, como Eduardo Noriega y Javier Gutiérrez, quienes todavía lo recuerdan como ‘El Ruso’.

Esta vida la plasma Berdié en este documental, titulado ‘El último maestro ruso’, en el que no solo participa Ángel Gutiérrez, sino también algunos de sus alumnos, entre ellos Eduardo Noriega, quien reconoce que muchas de las cosas que hace ahora tienen que ver con este maestro; o el actor Javier Gutiérrez, quien considera a Ángel Gutiérrez como el último dinosaurio de una saga de maestros con mayúsculas. Luisa Martín, Carlos Iglesias o Félix Cubero, entre otros, también participan en el documental.

El filme comenzó a grabarse en 2004, cuando la compañía de teatro de Ángel Gutiérrez acababa de recibir dos noticias, una la fecha de su próximo estreno y, en segundo lugar, el desalojo de su local de ensayo.

Berdié considera que el largometraje es “muy interesante”, ya que por una parte describe las vivencias de este hombre, cuya vida “sintentiza muy bien los cambios de siglo” y, por otra, detalla la parte artística de un creador que “está constantemente hablando y pensando sobre el arte”. La crisis económica, que amenaza el futuro de uno de los últimos maestros vivos de la historia teatral, también sobrevuela en este documental.

El filme, de 79 minutos de duración, recorre además la preparación del último estreno de este director de teatro que a sus 83 años sigue activo.

Se dejan de lado aspectos como la situación política en la Unión Soviética que vivió Gutiérrez o la relación del protagonista con sus padres, de los que fue separado en su exilio, para vivir en un orfanato, del que el maestro guarda buenos recuerdos.

Ángel Gutiérrez se reencontró con su madre “como unos veinte años después” en la frontera con Francia, ya que no pudo entrar en España por entonces, un episodio en el que tampoco se entra en este documental.

Este es el primer largometraje de Anaís Berdié, periodista que entre otros trabajos ha dirigido varias series documentales para Antena 3 como ‘Reclusas’, ‘En Tierra Hostil’ o ‘Los secretos de Top Chef’. La producción del documental corre a cargo de Irene del Cerro y la dirección de fotografía de Roberto Montero, mientras que la banda sonora corre a cargo de Four Hands Proyject.

El asturiano Ángel Gutiérrez, un ‘niño de la guerra’, protagoniza el documental ‘El último maestro ruso’