patologos

Patologías, patólogos y patentes

En la mesa que está al costado de la ventana un señor canoso, de aspecto atildado –camisa blanca y corbata bordó– habla con una mujer de unos cincuenta años. El hombre tiene aspecto de abogado o escribano antiguo. El hombre vocaliza fuerte. En este momento atiende su celular y, naturalmente, alza la voz. Digo naturalmente porque la gente grita, nada más que por eso. Atiende el celular y vocifera.

Hemeroteca