octavilla

Octavilla suelta

Hubo un tiempo lento que fui caminando despacio hacia el Sur, allí donde la pampa cosecha fuertes ráfagas de viento helado.Lo hacía buscando a Jorge Luís Borges, y así pretender saber en qué idioma escribía el ciego de Rivadavia los pesares furtivos de sus octavillas sueltas.

Hemeroteca