hermenegildo

Hermenegildo Sábat

No es cosa de todos los días llegar a convertirse en un gran artista popular. Y mucho menos alcanzar a serlo sin dejar de ser un gran artista. Hace ya mucho tiempo que nuestras mañanas se han acostumbrado a despabilarse y a emocionarse con una muestra cotidiana de inteligencia, agudeza, buen gusto y sensibilidad.

Hemeroteca