excitante

Marijuana, la excitante doncella

De su segunda estancia en México, en 1921, el célebre escritor gallego Ramón del Valle Inclán regresa a Galicia, abastecido con tres o cuatro sacos de marijuana –la cannabis sativa que indígenas y mestizos de la península de Yucatán empleaban para sus ceremonias rituales, dándole un nombre femenino compuesto–, obsequio de sus amigos chiapanecas, unido a la experiencia fascinante de aquellas comarcas subtropicales que

Hemeroteca