estatut

Estatut

A los medios les encantó referirse a la recusación de Clinton –cuando una becaria le succionó el chupete– con el nombre de impeachment; los comentaristas de ciclismo no tienen reparos en llamar pavés al suelo de adoquín, al del Tour pero también al de la Vuelta; y los articulistas pedantes escriben glasnost cuando piden más transparencia en la información o en la política.

Hemeroteca