checo

El ‘Checo’ Fangio, la sabiduría del gaucho argentino

“Cuando éramos chicos, papá armó un brasero muy práctico. Dentro de un cajón ponía una palangana a la que agregaba ceniza y sobre la ceniza carbones encendidos. Alrededor de ese cajón, mis hermanos y yo nos calentábamos los pies, mientras papá Loreto nos contaba sus recuerdos, sus aventuras, sus problemas… Todo eso quedó para siempre en nuestras mentes…”.

Hemeroteca