Opinión

Galicia: ni comida ni paisajes

Ya lo siento (que dicen los modernos) pero a mí ni los paisajes ni la comida gallega me dicen mucho. Con esto no quiero decir que en Galicia no existan paisajes preciosos, que los hay, pero también los hay en Noruega, en Irlanda, Dinamarca, Suiza y mil sitios más, es decir, Galicia en sus paisajes no tiene nada que no tenga cualquier otro país.

La gastronomía queda peor parada. Parece que hicimos un país a medida del estómago mesetario madrileño en el que los bebés se alimentan a base de biberones de nécoras y los niños en lugar de crema de cacao untan el pan con bogavante. Bien decía Álvaro Cunqueiro que poco se podía decir de la gastronomía gallega cuando un alimento tan importante como el bacalao sólo tiene una forma de preparación, mientras que el mismo alimento una vez cruzado el río Miño (Portugal) es preparado de mil maneras.

Pasamos el Día da patria galega con una oda gigantesca a ese país folclórico de las instituciones nacionales y estatales que crearon una falsa identidad gallega a base de paisajes, senderos hacia Compostela de creyentes sin fe, gastronomía y publirreportajes edulcorados con ríos, playas, montañas y turistas vestidos de boy scout.

Nos están robando el país y convirtiendo las romerías populares en conciertos de música caribeña donde podríamos cerrar los ojos y estar en cualquier parte del mundo. 

Resumiendo; desde aquí, desde este rincón del mundo al que veo desde dentro y al que la mayor parte de mi vida añoré desde lejos, nada me identifica más como gallego que su idioma, su historia y los defensores de esta nación que en momentos fáciles y difíciles fueron señalados como diferentes. Y es esa la nación desde fuera y desde dentro que me gustaría que otros conociesen. La de un pueblo pisado, robado, degradado que resiste y que como bien decía Descartes: ser diferente es ser existente. No dejemos que nos roben el país a cambio de un parque temático, barato y vulgar; Galicia ni es eso, ni lo fue ni se lo merece.

Más acciones:

Crónicas de la Emigración en la red

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca