Opinión

Tres tenores del fútbol

Roberto Mansilla Blanco | 28 de mayo de 2018

Hago una salvedad en esta columna dedicada a temas europeos para hablar de fútbol. Este es año de Mundial, en Rusia, un destino exótico para el balompié, como lo fueron antaño Estados Unidos de América, Corea y Japón como organizadores de la Copa del Mundo.

Pero no es del Mundial lo que tratará esta columna. O quizás sí. Sino de un hecho curioso acaecido el pasado fin de semana. La despedida de tres grandes jugadores de sus respectivos clubes de sus amores. Son ellos los españoles Andrés Iniesta y Fernando ‘el Niño’ Torres, y el cancerbero italiano Gianluigi Buffon.

Cada uno tiene su historia, por supuesto, que en ocasiones se ha entrelazado entre ellos mismos. Entre sus numerosos títulos, los tres han sido campeones del mundo con sus selecciones y dos de ellos (Iniesta y Torres) han ganado al menos una vez la Champions League. Esa ha sido la asignatura pendiente para Buffon, perdedor en tres finales, una de ellas curiosamente ante Iniesta.

Junto a Xavi y Lionel Messi, Iniesta fue el emblema del Barça en la última década, exponente de un fútbol exquisito de grandes valores. Por su parte, ‘Gigi’ Buffon fue la quintaesencia del guardameta comprometido con su club, la Juventus de Turín, y su selección italiana. A sus 40 años entra en la historia de los grandes porteros mundiales.

Torres, en comparación, tiene un historial algo más discreto que Iniesta y Buffon. Emblema del Atlético de Madrid, con él, España comenzó a ganar títulos, con su gol en la recordada final de la Eurocopa 2008 ante Alemania. Volvió a anotar cuatro años después, curiosamente ante Buffon, en la final de 2012. Es el único jugador en marcar (y ganar) dos finales consecutivas de la Euro. Y en el medio, ganó el Mundial 2010, con su compañero Iniesta, autor de aquel recordado gol con que España ganaba su primera Copa del Mundo en Suráfrica.

De los tres, sólo Iniesta seguirá hasta el Mundial de Rusia, su último torneo con la Selección de España. Torres ya no jugaba en la selección desde la final de 2012. Pero Buffon se lleva un duro golpe en su despedida, ya que no pudo clasificar a Italia al Mundial. De haberlo logrado, batiría en Rusia un récord legendario: ser el único jugador en participar en seis Mundiales consecutivos.

Las historias del fútbol son caprichosas y a veces irónicas. Pero la huella de estos tres ‘tenores’ del fútbol será imborrable. Sólo nos queda ver cuándo tocará la despedida de los dos pesos pesados de la última década. Los que se han repartido aleatoriamente los Balones de Oro. El argentino Lionel Messi y el portugués Cristiano Ronaldo. El fútbol les busca sucesor.

Más acciones:
Otras Opiniones de Roberto Mansilla Blanco

Crónicas de la Emigración en la red

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca