Opinión

El misterio de Panamá

Roberto Mansilla Blanco | 18 de abril de 2016

No deja de ser inquietante la aparición y el inevitable revuelo global causado por la publicación de los enigmáticos Papeles de Panamá. De repente, sin tener absolutamente conocimiento de ellos, salen publicados en algunos medios internacionales un total de 11,5 millones de documentos secretos desclasificados sobre compañías offshore en paraísos fiscales que, durante 40 años, han involucrado a jefes de Estado y de gobierno, altas personalidades del mundo del espectáculo y de los deportes.
La mayor desclasificación de documentos secretos realizados en la historia estuvieron durante cuatro décadas en poder del despacho de abogados panameño Mossack Fonseca, otro actor que repentinamente gana fama mundial como custodio de secretos de muy bajo proceder. Así se revelan toda serie de manejos financieros y sociedades ‘opacas’ (offshore) existentes no sólo en Panamá sino en otros países considerados como paraísos fiscales, tales como las Islas Vírgenes Británicas.
Por tanto, los ya célebres ‘Papeles de Panamá’ están sacudiendo las altas esferas del poder global y unos medios de comunicación ávidos de la revelación de nombres, entre los que obviamente hay personajes destacados. Implican a 170 políticos de 50 países con sociedades offshore en 21 paraísos fiscales.
Estas revelaciones se deben a documentos filtrados a través del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por sus siglas en inglés), que destapan todo tipo de redes de sociedades offshore creadas en varios paraísos fiscales.
Un consorcio, el ICIJ, del que tampoco nadie o casi nadie conocía su existencia y proceder. Como tampoco se han visto públicamente los famosos papeles. Sólo conocemos párrafos de informaciones publicadas en medios seleccionados. Todo muy extraño.
Así que desde Vladimir Putin hasta Lionel Messi, desde David Cameron y Mauricio Macri Blanco hasta el Rey de Arabia Saudita, la tía del Rey de España o el cineasta Pedro Almodóvar, la mayor filtración periodística de documentos clasificados dan cuenta de los manejos oscuros de dinero y finanzas depositadas en paraísos fiscales. Curiosamente, aparentemente no hay un solo estadounidense en esta lista.
Tanto o más que los personajes involucrados, en el centro del candelero está el propio despacho Mossack Fonseca. Su absoluta discreción durante estos últimos cuatro decenios para asesorar a estos personajes a abrir sociedades offshore para evadir impuestos da a entender no sólo su enorme caudal de poder global sino el nivel de confianza otorgado hacia este despacho por diversos líderes y personajes famosos, un aspecto que obviamente le daría la firma panameña un notable nivel de influencia en los mismos.
No serán los Papeles de Panamá la única fuente de revelaciones de los oscuros manejos del dinero y del poder. Pero no dejan de causar extrañeza su súbita aparición, como tampoco deja de ser un misterio el origen de Mossack Fonseca como fuente de revelaciones y del ICIJ como fue eje transmisor de las mismas. 
¿A qué intereses obedecen? ¿Qué hay detrás de todo esto?

Más acciones:

Crónicas de la Emigración en la red

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca