Opinión

El Brexit y Rajoy

Roberto Mansilla Blanco | 11 de julio de 2016

Mucho se ha escrito y hablado sobre la crisis en la Unión Europea (UE) tras el triunfo del Brexit en Gran Bretaña. Pero ahora empezará a hablarse con mayor nitidez de la recomposición política que se avecina en Europa tras el inesperado triunfo de Mariano Rajoy Brey y del PP en las elecciones generales españolas del pasado 26 de junio. Y de cómo, irónicamente, el Brexit le ha ‘ayudado’ indirectamente.

Aunque no tenga mayoría absoluta y se abra otro período de incertidumbre en cuanto a los pactos políticos para formar nuevo gobierno, la carrera final de fondo que le dio el inesperado triunfo electoral a Rajoy tiene mucho de cocina en Londres. Tres días antes de las elecciones españolas, un 51 por ciento de los británicos dieron el temido golpe de votar por salir de la UE. Nunca antes un país miembro había votado en un referéndum popular semejante elección.

El Brexit es un fracaso notorio del primer ministro conservador David Cameron que le pasará factura política al establishment británico conformado por tories y laboristas. Pero irónicamente, el Brexit se ha camuflado en un triunfo estratégico para Rajoy Brey, el PP e incluso el PSOE, aunque éste perdiera cinco escaños. No hubo sorpasso de Unidos-Podemos porque, entre otras cosas, el efecto mariposa del Brexit en una Europa sumida en la confusión generó, muy probablemente, un aluvión de votos que finalmente beneficiaron a Rajoy a fin de mantener en Madrid el establishment PP-PSOE, que no es sino el mismo establishment que Bruselas y Berlín, el verdadero poder geopolítico de la UE, quieren ver en la Europa de la crisis. Funcionó, así, sutilmente, una estrategia del miedo con claves electorales.

Por ello, las elites europeístas veían como imperioso que, tras el Brexit y la crisis que carcome a la UE, había que asegurar en España a toda costa el status quo ante cualquier aventura “populista”. Y Rajoy, con o sin pacto incierto con el PSOE, aseguran este status quo. Tras el Brexit, el temor de la UE era ver en España una reproducción del Sur convulsionado, con frentes de izquierda en Portugal y Grecia, avances de anti-sistema en Italia y una incesante crisis de refugiados que, ante la nueva coyuntura, parece ahora invisible.

No sabemos qué pactos habrá en España para gobernar porque el nuevo tiempo político se anuncia igualmente convulsionado. Pero el triunfo de Mariano Rajoy Brey ha sido un respiro para Bruselas tras la intoxicación del Brexit. Está por ver si el mismo tendrá un efecto colateral en otros comicios europeos previstos para este año y el 2017.

Más acciones:

Crónicas de la Emigración en la red

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca