Opinión

Vilagarcía, Vilanova de Arousa, Illa de Cortegada

Isaac Otero | 21 de septiembre de 2020

Desde el puerto de Xufre-A Illa de Arousa, distinguimos las extensas hileras de “bateas”, donde los marineros de ‘A Illa’ cultivan ostras y pulpo y mejillones de excelente sabor. Al norte del puerto de Xufre columbramos una entrada nítida, sin obstáculos en la zona de viveros, pues se encuentra debidamente marcada en las cartas. El fondeadero mejor está al NW, en la playa de Secada. Si ahora nos dirigimos al puerto de Cambados-San Tomé, veremos que dispone de dos dársenas separadas: Tragove, destinada al tráfico pesquero con grandes terraplenes y líneas de muelles; y, desde luego, Cambados, que a causa de su calado –inferior a dos metros– sólo es utilizable por pequeñas embarcaciones.

He aquí el puerto de Meloxo, cuya situación es en O Grove: en el ‘Club Náutico’ de San Vicente do Mar. Puerto deportivo de moderna traza que despliega todos sus servicios, instalado en una zona veraniega. Aquellas embarcaciones, eso sí, que se aproximen desde la ría de Arousa habrán de guardar, por lo menos, 0,8 millas “de respeto” a la costa, a fin de evitar los “bajos” e islotes con que se encuentran en esa porción de litoral.

Después de este puerto de Pedras-Negras en O Grove y del de Meloxo, con escasa profundidad de sus aguas y el peligro de las “bateas” sin señalizar… ¡La contemplación de la llamada “Playa de Compostela” en Vilagarcía de Arousa! Dentro del entorno urbano, no muy distante del puerto deportivo, que ofrece una zona de fondeo de embarcaciones al ancla. De dorada y gruesa arena, la playa es poco ventosa y muy concurrida. Nos invita, además, a recorrer el paseo de más de 2 quilómetros de longitud, el cual une Vilagarcía con la hermosura de Carril.

¡Playa de “As Sinas” en Vilanova de Arousa!  Playa semiurbana con acceso preparado para vehículos, apta para practicar diversos deportes de índole náutica. Después, playa de “O Terrón”, también semiurbana, de 3 quilómetros de arena blanca y sosegadas aguas. Más allá, en Cambados, la playa de “Fontiñas”. La playa de Camaxe de 1.100 metros de longitud, asimismo llamada “playa Camacho”. Es uno de los más extensos arenales de A Illa de Arousa, abrazada por dunas y pinares. Playa “Area de Secada”, con forma de concha. Nexo de unión entre A Illa de Arousa y Vilanova de Arousa.

Luego, Playa “Mexilloeira”, en O Grove, con 1.100 metros de nívea y gruesa arena. Muy cerca, la laguna de Bodeira: un “humedal”, la hospitalidad para numerosas aves marinas, así como un atractivo “complejo dunar”. ¿Y por qué no visitar las huellas arqueológicas de la necrópolis de “Punta Balea”, es decir, “Adro Belo”? Si nos vamos a la playa de “Area da Cruz”, en O Grove, desde su arenal –de grano blanco y fino que remata en un “complejo dunar”– divisaremos la isla de Ons, integrante del Parque Nacional “Islas Atlánticas”.

¡Illa de Cortegada! Frente a Carril, en Vilagarcía de Arousa, alberga el bosque de laurel de mayor superficie de toda la península, algunos de cuyos ejemplares miden hasta 13 metros. Igualmente forma parte del Parque Nacional “Illas Atlánticas”. ¡Miradores naturales de A Illa de Arousa! Alrededor de 80 playas a lo largo de 11 quilómetros de costa, sobresale en la pesca la captura del exquisito pulpo –“o polbo” en lengua gallega–. Paraíso de los “submarinistas”…

 

Más acciones:

Crónicas de la Emigración en la red

Álbumes de Fotos

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca