Opinión

‘Trenes Turísticos’: Rutas para ‘sentir Galicia’

Entramos en la ‘Ruta polos caminos de Santiago’, es decir, viajaremos a través de la Ruta 11. Partimos de A Coruña, uno de los puntos de salida de la ruta marítima conocida como ‘O Camiño Inglés’. Con posterioridad alcanzaremso ‘Sobrado dos Monxes’,  a fin de visitar el monasterio del Císter de Santa María, situado en el recorrido del ‘Camiño do Norte’. Podremos incluso hacer un tramo a pie de este itinerario ‘xacobeo’, pasando al lado de la capilla de Santo Alberte. Ya a la tarde, viviremos con ufanía la variante del ‘Camiño Francés’ que transcurre por la hermosa villa de Samos, donde nos asombraremos ante la majestuosidad del monasterio benedictino de San Xulián. Finalmente, llegaremos a la romana Lugo –‘La Ciudad del Sacramento’–, ciudad ubicada en el ‘Camiño Primitivo’. Abrazaremos la antigua muralla de ‘Lucus Augusti’ –¡Inolvidable fiesta de ‘Arde Lucus’!–, la bien restaurada y conservada arquitectura, perteneciente a la vieja ‘Hispania Romana’. De regreso, el tren nos trasladará nuevamente a la ciudad coruñesa del ‘Faro de Hércules’.

Emprendemos ahora la última Ruta, la 12, o dicho de otro modo, la de ‘Ourense Termal e Versalles galego’. Este tren parte de Santiago de Compostela rumbo a Ourense, la popularmente ‘Cidade das Burgas’. Mientras vamos de camino, visitaremos los espléndidos jardines –inspiración de las ‘Sonatas’ de Ramón María del Valle Inclán– del con acierto denominado ‘Versalles gallego’: el ‘pazo’ de estilo Barroco de Oca. Ya en Ourense, llegaremos a las termas de Outariz, una magnífica ocasión para gozar y aprovechar los salutíferos remedios de sus aguas termales. Al fin, el deleitoso y didáctico paseo por las ‘rúas’ del ‘casco histórico’ y, admirando, además, los pasos que nos conducirán hasta la sublime catedral de San Martiño –el ‘Patrón de la Ciudad’–, en la que rendiremos la súplica al expresivo ‘Jesús Crucificado’.

Después de haber recorrido estas inefables 12 Rutas en los ‘Trenes Turísticos de Galicia’, nuestro corazón y nuestros ojos jamás podrán olvidar el espléndido abanico de tierras y costas, paisajes rurales, ciudades y habitantes, cultura, historia y fecundo patrimonio. ¡Singular territorio que a través de los siglos se ha ido constituyendo como ‘destino atlántico’! He ahí esta inigualable ventura y aventura, sintiendo el espumoso rumor del océano, escuchando las proteicas campanas de una iglesia, descubriendo y atesorando leyendas que se extravían en el Tiempo.

¿Deseamos seguir esas huellas de antiguos peregrinos a Compostela? ¿Querríamos embarcar y, sobre las olas, conversar y cantar con los dicharacheros y simpáticos marineros? ¿Anhelamos abandonarnos a la relajante suavidad de las aguas termales? ¿Ansiamos aspirar el ‘bouquet’ de los preciosos y preciados vinos, y también ‘catarlos’ mesuradamente y con el debido respeto? ¿Deseamos maravillarnos y dejarnos seducir por la belleza y el aliento mágico de bosques y sotos y ríos y ‘carballeiras’?

Turismo de Galicia, asimismo, nos ofrece 10 propuestas para “sentir Galicia”. Bosques de Galicia. Faros y playas salvajes. Manantiales de Galicia. Turismo marinero. Pasear entre viñedos. El ‘Camiño de Santiago’. La ‘Ruta das Camelias’…

Más acciones:

Crónicas de la Emigración en la red

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca