Opinión

La Academia de la Lengua Guaraní y su ‘Gramática’

Isaac Otero | 05 de julio de 2021

Merced a la gentileza de Brenda Arce y su hermano Daniel, además de la disponibilidad de Santiago en Asunción, hoy tengo sobre la mesa de mi escritorio la Gramática Guaraní, Academia de la Lengua Guaraní (ALG), 3ª edición, corregida, Asunción de Paraguay, agosto de 2020. Bajo el sello de ‘Editorial Servilibro’, la dirección de la misma a cargo de Vidalia Sánchez, el diseño de tapa y diagramación responde a la autoría de Mirta Roa. La comisión directiva de la Academia de Lengua Guaraní nos remite al trabajo durante el periodo 2018-2021. Como presidente figura Paublino Carlos Antonio Ferreira Quiñónez, en tanto que, en calidad de vicepresidente primero y segundo, Feliciano Acosta Alcaraz y Lino Trinidad Sanabria, respectivamente.

Cuatro son las personalidades que ostentan el privilegio de “académicos honorarios”. En cuanto se refiere a los “académicos de número” –“terekuára”, en voz autóctona–, constan los 15 primeros, acreditados el 8 de noviembre de 2012. Asimismo, los 15 “académicos de número” que fueron acreditados en la solemne ceremonia del 8 de junio de 2015. Además, se incluyen los 42 “académicos correspondientes”.

“Con suma satisfacción presentamos al público esta primera edición formal de una gramática de la lengua guaraní. Es una edición oficial de la Academia de la Lengua Guaraní, producto del esfuerzo colectivo de sus miembros que han conjugado sus estudios del idioma desde los tiempos de Montoya hasta los últimos años”, escribe el presidente de la Academia de la Lengua Guaraní Carlos Antonio Ferreira Quiñonez en sus palabras de ‘Presentación’ de la Gramática oficial de la lengua guaraní. “Amasijo de un conjunto de investigaciones de gran relieve realizadas a través del tiempo por los más connotados analistas de nuestra lengua –continúa Ferreira Quiñónez–. La mayor carga de los trabajos recayó sobre los Académicos integrantes de nuestro Departamento de Gramática y Ortografía, mientras su aprobación formal estuvo a cargo del Pleno de la Academia, que la sancionó el viernes 22 de junio de 2018, en el salón auditorio ‘Guaraní’ del Ministerio de Educación y Ciencias”.

No conviene olvidar que esta gramática es denominada “oficial”, puesto que “emana” de la autoridad legítima de la lengua, autorizada por ley a fin de dictarla. No es, desde luego, la primera, porque son numerosas las gramáticas de la lengua guaraní publicadas por autores “particulares”, de encomiable esfuerzo. Digamos asimismo que tampoco es “nueva”, debido a que sus partes ya son conocidas por investigadores y estudiantes. “Pero sí debemos señalar que es el producto de un consenso amplio –agrega el profesor Ferreira Quiñónez–, logrado a fuerza de aceptación de diferentes ideas, de escuelas y corrientes gramaticales, todas respetables y atendibles”.

La presente gramática abarca, sobre todo, el estudio morfológico, sintáctico y semántico de la lengua. Quedan atenuados los estudios acerca de los elementos fonéticos y fonológicos. El anhelo reside en querer ser “punto de equilibrio” entre la gramática descriptiva y la gramática normativa.

Más acciones:

Crónicas de la Emigración en la red

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca