Imprimir

El saldo migratorio de los españoles con el exterior es positivo por primera vez en diez años, con 3.475 entradas netas

Redacción, Madrid | 28 de junio de 2019

El saldo migratorio de españoles con el exterior arrojó en 2018 un resultado positivo por primera vez en diez años, según datos provisionales de 1 de enero de 2019 facilitados esta semana por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Los resultados, que incluyen también a aquellos que sin haber nacido en España poseen la nacionalidad española, hablan de 3.475 entradas netas ese año.

El saldo migratorio de españoles con el exterior arrojó en 2018 un resultado positivo por primera vez en diez años, según datos provisionales de 1 de enero de 2019 facilitados esta semana por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Los resultados, que incluyen también a aquellos que sin haber nacido en España poseen la nacionalidad española, hablan de 3.475 entradas netas ese año, de las cuales, 83.728 corresponden a inmigrantes (31.438 eran originarios del país), y 80.253, a emigrantes (50.306). El saldo negativo más sobresaliente en este apartado (-42.536) se registró en el año 2015, con la llegada al territorio de 52.109 españoles frente a los 94.645 que lo abandonaron.

En su conjunto, el saldo migratorio de España en 2018 es positivo en 333.672 personas, lo que coloca al país en el valor más alto de la serie histórica desde hace 10 años. Un total de 643.037 ciudadanos procedentes del extranjero establecieron su residencia en España el pasado año (un 20,8% más que en 2017), frente a los 309.365 que se situaron fuera (un 16,1% menos), cifras que parecen indicativas de la confianza de la población en la economía española, una vez superado el periodo de crisis, que registró su dato poblacional más negativo (-210.624) en el año 2013.

De las más de trescientas mil personas que abandonaron España en 2018, un total de 229.112 eran extranjeros; un 17,8% habían residido siempre en España, mientras que el 82,2% restante había inmigrado en algún momento anterior. Además, el 56,7% eran españoles que habían residido siempre en el país, frente al 4,2% de extranjeros.

Por lo que respecta a las entradas, 559.309 tenían nacionalidad extranjera.

 

46.825 llegados de Venezuela

El mayor número de personas que salieron de España en 2018, sin contar a los españoles, tenía nacionalidad rumana. A este país del Este retornaron 38.087 personas, la mayoría de las cuales se había instalado en España en el año 2007. En segundo lugar, se sitúa Marruecos, con 20.296 salidas (llegados sobre todo en los años 2015 y 2016), y en tercero, Gran Bretaña, que registró un total de 19.536 personas emigradas de España, después de la llegada masiva al país entre 2004 y 2007.

Respecto a la inmigración, el mayor número procedía de Marruecos (60.926), Colombia (53.247) y Venezuela, país del que llegaron 46.825 personas el año pasado, de los cuales, 18.132 tenían nacionalidad española.

Los datos del INE a 1 de enero de 2019 hablan de un total de 4.848.516 extranjeros residiendo en España a finales de 2018, de los cuales, 133.934 proceden de Venezuela, frente a los 91.131 del año anterior, lo que supone un incremento de 42.803 personas en un año y sitúa a los residentes en Venezuela como el colectivo que más creció en España en 2018 con respecto al año anterior (el 47%). A continuación, se sitúa Honduras que experimenta un crecimiento del 32,4% y Colombia, que contabiliza un 25,1% de incremento.

 

Cataluña y Madrid, las comunidades con mayor saldo positivo

El saldo migratorio positivo también se dejó sentir el pasado año en todas las comunidades autónomas, entre las que destacan Cataluña y Madrid, con cifras que hablan de un saldo de 83.762 y 73.126 personas, respectivamente. A continuación, figura la Comunidad Valenciana, con 32.054 y Canarias, que alcanza los 29.893. Muy próximo se sitúa Andalucía, con 25.294, y, a distancia, Islas Baleares, que suma un saldo de 15.294 personas.

Entre las comunidades con menor saldo migratorio figuran La Rioja (1.406), Extremadura (1.551) y Cantabria (2.465). En Galicia, la cifra alcanza los 12.884, nueve menos que en el País Vasco. Castilla y León contabiliza 7.925; Asturias, 2.574; y Cantabria, 2.465.

 

Aportación extranjera

La población española aumentó en 276.186 personas en 2018 y sitúa la cifra a 1 de enero de 2019 en 46.934.632 habitantes. Sin embargo, este hecho viene dado por el crecimiento de la población extranjera (aumentó en 285.554 durante 2018), ya que la de nacionalidad española se redujo en 9.368. El saldo vegetativo (nacimientos-defunciones) se sitúo en -56.262.

La población también creció en 2018 en 13 de las 17 comunidades autónomas españolas, siendo Islas Baleares (1,79%), Madrid (1,39%) y Canarias (1,39%) aquellas que experimentaron mayores incrementos. En el otro extremo figuran Asturias (-052%), Extremadura (-0,47%) y Castilla y León (-0,43%).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección http://www.cronicasdelaemigracion.com/articulo/cronicas/saldo-migratorio-espanoles-exterior-es-positivo-primera-vez-diez-anos-3475-entradas-netas/20190628150523094059.html

Crónicas de la Emigración
© 2019 Crónicas de la Emigración

     
Desarrollado por Openhost con:      
OpenNeMaS CMS OpenHost S.L. Opennemas CMS