Obras impactantes de dos artistas madrileños contemporáneos en Alemania

| 11 de junio de 2012, 11:49

Nunca España estuvo tan presente en los medios en Alemania como en estos últimos meses. La crisis, el paro, los movimientos de protesta, la emigración de jóvenes académicos, la quiebra de Bankia o el rescate financiero son los temas del momento. Al mismo tiempo, artistas españoles de vanguardia traen otra imagen del país ibérico a este país.

Monumental instalación de Juan Garaizabal en Berlín
En el centro de Berlín, en la Bethlehemkirchplatz, llamaba la atención estos días la construcción de una monumental obra de arte, una instalación de metal y de luz del artista conceptual madrileño Juan Garaizabal, con la que reconstruye en su lugar original, simbólicamente, una silueta de 31 metros de altura de la destruida iglesia bohemia de Betlehem, dañada por los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial y demolida definitivamente en 1963. Sesenta toneladas de acero y sesenta metros de leds utilizó el artista en este proyecto, que puede contemplarse desde el 12 de junio en la mencionada plaza y que promete ser uno de los atractivos del turismo cultural de la capital alemana durante todo el verano. La obra forma parte del proyecto artístico de Garaizabal, 'Memorias Urbanas, Berlín-Paris-Madrid', en el que tematiza espacios urbanos vacíos que antes ocupaban monumentos ahora destruidos, e invita a los ciudadanos a la reflexión sobre la memoria histórica. Una exposición en el Museo de Comunicación, que comienza el próximo 26 de junio y termina 19 de agosto de 2012, documenta las bases históricas, la intención del artista y la realización de la obra.

Sánchez Castillo trae el 'Azor' a Braunschweig
El artista también madrileño Fernando Sánchez del Castillo, creador contemporáneo con proyección internacional, muestra en el Kunstverein (centro de arte) de Braunschweig la escultura titulada 'Síndrome de Guernica', una obra construida con materiales del 'Azor', el yate del dictador Franco, que el artista adquirió en 2011 para su reciclaje como artificio artístico, una ironía que utiliza como instrumento para establecer un diálogo entre la propia obra y el espectador sobre la relación entre el arte, el poder y la memoria histórica.
La escultura fue presentada ya a comienzos de este año en el Matadero Madrid, donde provocó un intensivo debate público. Ahora la obra llega a la ciudad alemana de Braunschweig, y con ella su autor, que estará presente en la apertura el próximo sábado, 16 de junio, a las 19.00 h., y participará también en la fiesta de verano que se celebrará con esta ocasión en el jardín de la Villa Salve Hospes, el palacio clasicista que alberga las exposiciones de este centro de arte, uno de los más importantes de Alemania.
El 19 de julio, también a las 19.00 h., tendrá lugar un coloquio con Sánchez del Castillo sobre su obra. La exposición podrá visitarse hasta el 26 de agosto de 2012.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca