EL CONSEJERO LABORAL LES FELICITÓ POR ESA UNIÓN LOGRADA HACE 100 AÑOS

La Unión Hijos de Morgadanes de Montevideo celebró una noche de gala para conmemorar su centenario

| 19 Septiembre 2018 - 13:56 h.
Directivos e invitados a la celebración posan con los miembros de 'Xuntos'.
Directivos e invitados a la celebración posan con los miembros de 'Xuntos'.

La Unión Hijos de Morgadanes de Montevideo celebró el pasado fin de semana una noche de gala para conmemorar su centenario. Esta institución gallega, fundada en agosto de 1918, fue creada con el fin de ayudar a los miñoranos que llegaban a Uruguay a establecerse y no perder su vínculo con su tierra natal.

Aquellos esforzados emigrantes provenían de comarcas de la provincia de Pontevedra, llamadas Valle Miñor, Santiago de Morgadanes y Gondomar. Por eso, decidieron fusionarse con el nombre Unión Hijos de Morgadanes en Montevideo, hasta hoy, según informa la web españavale.com.

Han logrado crecer, adquiriendo una sede en el balneario el Pinar en Canelones, un panteón social en el cementerio del norte, su sede principal en la calle San Martín y hasta lograron financiar una escuela en España. Con su fuerza altruísta pudieron concretar todos sus objetivos y formaron la gran familia.

El presidente del Centro, Roberto Pérez Burgo; el vicepresidente, Ricardo Iglesias, con su esposa como secretaria, María del Carmen Domínguez Couto; y el tesorero, Serafín Alonso, han sido excelentes anfitriones para recibir a los cerca de 300 invitados para celebrar por todo lo alto en esta noche de gala que quedará marcada en la historia demostrando que la unión hace la fuerza.

Roberto Pérez Burgo compartió mesa con el presidente del CRE, Jorge Torres, y el de la Federación de entidades gallegas, Román Nogueira; y el consejero laboral de la Embajada de España, Benito Díez Arce.

En su intervención, el consejero laboral les ha felicitado por ser visionarios, por esa unión que lograron hace 100 años y también destacó la necesidad de incorporar a los jóvenes.

El grupo de jóvenes ‘Xuntos’, formado como su nombre indica por integrantes del Valle Miñor y de Morgadanes, entró a la sala del Club Español para compartir con el público sus alegres danzas y canciones.

La ocasión ha sido propicia para recibir infinidad de obsequios por parte de instituciones amigas, quienes, uno a uno, fueron entregando sus recordatorios a los directivos. También todos los invitados recibieron de obsequio un libro escrito por Manuel Losa, y con prólogo de Elvira Domínguez, sobre la historia de la institución, con ricas anécdotas de aquí y allá.

El corte de la torta, entrada la madrugada, y el brindis por muchos años más, cerraron el acto.

 

 

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca