El reconocimiento de la personería jurídica es la base de la estabilidad

| 16 Enero 2019 - 12:19 h.

En el año 1899, un pequeño grupo de gallegos se reunió con el objetivo manifiesto de materializar la idea concebida por ellos mismos de construir el Centro Gallego. No hubo de pasar mucho tiempo para que estos soñadores, encabezados por Antonio Paredes Rey, estableciesen un Centro Social.

Tan sólo cinco años más tarde, la institución había dado muestras alentadoras de progresos. Fueron, no obstante, múltiples los obstáculos que los propulsores de la idea hallaron en su camino, sin embargo, la perseverancia, la ecuanimidad, y la ausencia de todo rasgo egoísta, les permitió sortear tales dificultades y seguir adelante.

Poco después, la institución obtuvo su personería jurídica por parte del Gobierno de la Provincia. Este reconocimiento es de significativa importancia por cuanto constituye la base fundamental de la estabilidad en todas las asociaciones de esta índole y garantiza además, su buena administración. Junto con el otorgamiento de la personería, se aprobó la carta orgánica que de allí en adelante guiaría los designios de la casa.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca