PRESENTA OBRAS COMPUESTAS POR IMÁGENES CURVILÍNEAS Y LLENAS DE COLORIDO

El pontevedrés Raúl Velloso inaugura su muestra ‘Galicia en el país de las maravillas’ en la Casa de Galicia en Madrid

| 11 Enero 2019 - 15:03 h.
María Blanco, Raúl Velloso y Ramón Jiménez, en la inauguración de la muestra.
María Blanco, Raúl Velloso y Ramón Jiménez, en la inauguración de la muestra.

El pintor pontevedrés Raúl Velloso (Cangas do Morrazo, 1965) inauguró en la Casa de Galicia en Madrid la exposición ‘Galicia en el país de las maravillas’ compuesta por 46 obras con imágenes curvilíneas y llenas de colorido, de estilo muy personal, que retratan edificios, paisajes y personajes de Galicia bien identificados. La exposición, con la que la Casa abre las actividades públicas de este nuevo año 2019, se muestra en dos salas y estará abierta al público hasta el próximo día 31.

En el acto intervinieron, además del artista, la licenciada en Geografía e Historia, doctoranda en Historia del Arte Contemporáneo y conservadora de la colección de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid), María Blanco Conde, y el coordinador de Actividades de la Casa, Ramón Jiménez.

“Las maravillas de Galicia son de cuento y quizá por esto Raúl Velloso no puede sustraerse al impulso de pintarnos en sus cuadros escenas que parecen sacadas de una fantasía infantil, sobre todo esas construcciones (iglesias, palacios o faros) que provocan en el espectador que los mira la impresión óptica de que se tambalean. La realidad sin embargo es bien distinta, pues esas imágenes están sólidamente cimentadas sobre la base de una espléndida formación profesional, que en sus comienzos fue autodidacta para ser después apadrinada por Antoni Tàpies, de quien como discípulo suyo aprendió las técnicas de pigmentos, texturas, materiales y color que sigue aplicando hoy en día”, valoró Jiménez.

Añadió que “las creaciones actuales de nuestro artista invitado se han expuesto en las ferias más importantes del mundo [como Art Basel Miami, Art Basel Suiza y Arco Madrid], así como en prestigiosas galerías de Barcelona, Madrid, Chicago, Kioto, Berlín, Génova o Londres”. Además, Velloso siempre reserva varias semanas al año para mostrar su obra en Galicia.

Blanco apreció que la exposición y su título, “muy acertado”, “supone un nuevo acercamiento muy personal a la arquitectura del pasado y a los vestigios culturales más singulares de las cuatro provincias gallegas, intercaladas con retratos de personajes ilustres y locales como ‘Gaiteiro’, ‘Jugador del Celta’ y en la que no podían faltar sus famosas ‘Viudiñas”.

“Raúl Velloso defiende un proyecto figurativo basado en una distorsión de la realidad a partir de un lenguaje cromático rico y vibrante en la que se puede observar una doble influencia, por un lado, el modernismo catalán y, por otro, el románico gallego. Sus arquitecturas parecen estar distorsionadas por un espejo cóncavo en la que los volúmenes se expanden, a través de un dibujo muy sintético cuyo resultado son unos cuadros personalísimos y mágicos ya que logra sintetizar sabiamente la naturaleza, creando un estilo propio, algo dificilísimo cuando parece que en el arte está todo inventado, y siempre con una energía optimista que, de algún modo, ha quedado plasmada en su obra”, analizó la especialista en arte.

Por su parte, el pintor explicó que con el maestro Tàpies tuvo una especial relación de trabajo, iniciación a la pintura y amistad, de la que le viene ser conocido como el “descubrimiento gallego de Antoni Tàpies”. También que está exposición “está dedicada a la devoción que siento por mi tierra gallega” y que en ella se pueden encontrar “pazos, faros, iglesias románicas de las cuatro provincias, edificios de mi pueblo natal y una gran diversidad de personajes característicos gallegos, como son ‘viudiñas’, gaiteros, mujeres y hombres del siglo pasado”. “Es una exposición exclusivamente gallega en homenaje a don Manuel Fraga Iribarne, fundador del espacio en el que se exponen las obras”, añadió.

“Si hay una palabra que podría definir la obra de Velloso es la pureza. Me recuerda mucho a los trabajos de Matisse por la utilización de colores planos y esa ingenuidad infantil que atraviesa sus composiciones”, opina el periodista Pedro García Cuartango en el prólogo del catálogo de la exposición. También que “lo mejor que se puede decir de un artista es que tiene un sello reconocible, un sello absolutamente personal. Y de inmediato se puede identificar a Raúl Velloso con sus cuadros y sus diseños”.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca