HABLARON SOBRE LOS MECANISMOS DE LA XUNTA PARA SU INSERCIÓN LABORAL EN GALICIA

Miranda y Trenor se reúnen con los becarios BEME de la Secretaría Xeral da Emigración que cursan este año un máster en la UDC

| 4 de mayo de 2021, 8:51
A Coruña
O secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, acompañado do delegado da Xunta na Coruña, Gonzalo Trenor, manteñen un encontro cos bolseiros Beme do campus da UDC. 
03/05/2021
Foto: Moncho Fuentes / AGN
Rodríguez Miranda y Gonzalo Trenor, con los alumnos de la UDC que estudian con una BEME.

El secretario xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, acompañado del delegado de la Xunta en esta provincia, Gonzalo Trenor, mantuvo un encuentro con los becarios BEME que están cursando un máster en la Universidad de A Coruña (UDC). A la reunión, que se celebró en el Museo de Bellas Artes de A Coruña, asistieron alumnos de los másteres que imparte la universidad herculina, que son ciudadanos gallegos retornados del exterior o descendientes de gallegos, y que obtuvieron en 2020 una de estas ayudas de excelencia que otorga la Secretaría Xeral de Emigración para poder ampliar estudios superiores.

Durante el encuentro, los alumnos le trasladaron al secretario xeral sus impresiones sobre los cursos que están llevando a cabo, las problemáticas a las que se enfrentaron al llegar a Galicia o sus inquietudes por poner en marcha un negocio o buscar un empleo para poder quedarse a vivir en esta comunidad autónoma.

Entre los temas que se analizaron en esta reunión estuvieron cuestiones como los diversos mecanismos que oferta la Xunta para su futura inserción laboral en Galicia o la agilización por parte del Estado de la homologación de sus títulos del extranjero. En este sentido, Rodríguez Miranda volvió a hacer hincapié en la necesidad de que el Gobierno central tome nota de esta necesidad real “de los retornados gallegos del exterior”, ya que es “un requisito muy importante para que puedan desarrollar su labor profesional aquí y por tanto, emprender o trabajar en Galicia”.

En la actualidad 162 estudiantes se encuentran realizando uno de los 146 másteres que ofrecen la USC (Universidad de Santiago de Compostela), la UVigo (Universidad de Vigo) y la UDC, ya que algunos de los matriculados del año anterior todavía continúan desarrollando sus estudios que constan de 90 créditos.

Tal y como recordó el secretario xeral, continúa la tramitación de las becas del próximo curso, que aumentan de las 150 de 2020 hasta las 200 para este año con el objetivo de paliar las dificultades causadas por la pandemia de la covid-19.  

El Gobierno gallego destina 1,72 millones de euros impulsando la captación de un total de 200 titulados universitarios gallegos y de currículo brillante, residentes en el extranjero y con una titulación de grado, licenciatura, ingeniería o arquitectura, que podrán cursar estudios de máster en alguna de las tres universidades gallegas.

Los beneficiarios de estas becas de excelencia son gallegos por nacimiento o descendientes por consanguinidad, y deben acreditar un mínimo de dos años de residencia en el Exterior y estar admitido en la preinscripción de alguno de los másteres de las universidades gallegas.

 

La Xunta impulsa así el retorno de currículos brillantes al tiempo que contribuye a fijar de población en la Galicia territorial, pasando de las 150 becas del pasado curso a las 200 para el 2021/22, con el fin de ayudar en el regreso de más jóvenes a Galicia por las dificultades que puedan existir en el exterior por consecuencia de la covid-19.

La beca, cuyo importe es de 7.000 o 7.650 euros (según la persona beneficiaria proceda de Europa o del resto del mundo) por curso completo de 60 créditos, se destina a cubrir los gastos de matrícula, viaje, alojamiento y manutención en la Galicia territorial. Aquellos que se matriculen en un curso de mayor duración (90 créditos) dispondrán de un presupuesto total de hasta 11.475 euros (en función del continente de origen del alumnado).

El objetivo de las BEME es no solo atraer cada año gallegos que viven fuera y que completen aquí su formación especializada sino que trabajen en Galicia y que fijen también en el territorio gallego definitivamente su residencia.

En este sentido, todos los beneficiarios de estas ayudas contarán, un año más, con una orientación laboral con la que se pretende no solo captar para Galicia el talento más brillante de entre los jóvenes residentes fuera fomentando el retorno de la población activa laboral, sino también facilitarles su establecimiento definitivo en la comunidad. La oferta se centra en estudios con capacidad de absorción en el tejido productivo y laboral gallego.

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca