DURANTE TRES DÉCADAS, SU RESTAURANTE ANTONIO’S FUE EL TEMPLO DE LA INTELECTUALIDAD CARIOCA

Miguel Boó presentó un libro sobre el emigrante Manuel Reiro, el ‘rey español de la bohemia’ en Brasil

| 05 Enero 2016 - 09:03 h.
Román Rodríguez y Miguel Boó, durante la presentación del libro.
Román Rodríguez y Miguel Boó, durante la presentación del libro.

La escritora brasileña Nélida Piñón, en su día candidata al Nobel, y el conselleiro de Cultura de la Xunta de Galicia, Román Rodríguez, respaldaron en un abarrotado salón real del compostelano Hostal de los Reyes Católicos –con más de 250 asistentes–, al escritor y periodista Miguel Boó en la presentación de su libro ‘Manuel Rieiro: Cómo conquisté Brasil’, en el que se narra el espectacular éxito de un emigrante de Santa Comba que emigró con 17 años y sin apenas estudios para convertirse pocos años después en el ‘rey español de la bohemia carioca’.

El autor de la biografía recordó que en 1998 conoció a Nélida Piñón cuando se la presentó el propio Rieiro con motivo de su investidura como doctora honoris causa por la Universidad de Santiago –primera mujer en alcanzar tal distinción, en cinco siglos de esta institución– y destacó que el nexo de unión entre ellos y el propio libro no era otro que el de la emigración.

Sobre el contenido de la biografía dijo que esta se remontaba al momento en el protagonista se embarca hacia Brasil, huyendo de la miseria y sin sospechar siquiera que en Río de Janeiro de cumpliría el presagio de su abuela de que su vida transcurriría por un camino alfombrado de flores. “Manolo Rieiro –añadió– tendría la suerte de conocer, nada más llegar a su particular El Dorado, a la que sería su hada madrina, Niomar Moniz Sodré Bittencourt, directora del Museo de Arte Moderno. Allí aprendería nuestro hombre a amar el arte y a ser el campeón del mundo de las relaciones públicas”.

Pocos años después, y aprovechando los contactos adquiridos durante su período de trabajo en el Museo, Manolo de Buxán fundaría el mítico restaurante Antonio´s que al poco, y durante casi tres décadas, se convertiría en el templo de la intelectualidad carioca.

Desde las grandes figuras de la bossa nova –Vinicius, Tom Jobim, Joao Gilberto, Chico Buarque hasta artistas plásticos como Di Cavalcanti –contemporáneo y amigo de Picasso o Matisse– , o arquitectos como Niemeyer, pasando por grandes figuras de la literatura como Pablo Neruda, Carlos Fuentes, Nélida Piñón, Jorge Amado y Paulo Coelho, entre otros pasaron e incluso fueron clientes asiduos del Antonio´s. Como lo fue Juscelino Kubistchek, el primer presidente constitucional de la República, el ‘presidente bossa nova’, el que con el eslogan ‘50 años de progreso en 5 años de gobierno’, metió a Brasil en la modernidad y construyó de la nada la espectacular e impactante capital en Brasilia.

Pero también reservaron mesa en su local celebridades como el bailarín Nureiev, Mick Jagger, Francis Ford Coppola, Jack Nicholson, Roman Polanski, Michael Caine los tres astronautas del Apolo XI que ancló en la superficie de la Luna, Fran Sinatra y sus acompañantes Ava Gardner y Ursula Andress, y hasta la propia Reina de Inglaterra.

 

Condecoraciones y reconocimientos

El periodista Miguel Boó finalizó su intervención apostillando que además de cultura y de glamour, Rieiro también dio cobijo y fue cuartel general de los opositores a la dictadura de los ‘anos do chumbo’. Sobre el particular, recordó que estos días en Brasil se recuerda precisamente el 40º aniversario del asesinato del periodista croata, de origen judío, Vladimir Herzog, torturado en las cárceles del régimen. Vlado, como  se conocía al responsable del canal TV Cultura, era también asiduo del Antonio´s. Nada pudo hacer Rieiro por él, pero sí por otros represaliados y detenidos a los que incluso llegó a sacar de la cárcel, gracias a sus dotes diplomáticas con algunos de los altos mandos del ejército. “Por todo ello –concluyó– Manuel Rieiro Romar fue condecorado y homenajeado por todos los estamentos de la ciudad y del Estado de Río, amén de recibir del Rey Juan Carlos I la Orde de Isabel la Católica.

Por su parte, Nélida Piñán certificó la talla humana y ciudadana de Rieiro, ratificó los méritos que acumuló el empresario gallego y alabó la sensibilidad de Miguel Boó “por entender que en Manuel Rieiro había un personaje que se ha convertido en leyenda”. Cerró el acto el representante de la Xunta de Galicia que se mostró muy honrado de presidir una mesa en compañía de la escritora galardonada con el Príncipe de Asturias de las Letras (2005) y “de alguien tan sorprendente como Manuel Rieiro, un emigrante aventurero y de vida casi novelesca que fue capaz –con esfuerzo, motivación y trabajo– de poner en marcha un mito como el del Antonio´s”.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Cronicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca