SECRETARIO GENERAL DE LA HERMANDAD GALLEGA DE VENEZUELA DICE QUE LA ENTIDAD “ES UNA BURBUJA DENTRO DE ESTE PAÍS”

José Antonio Alejandro considera que las ayudas de Emigración “han sido la salvación para muchas familias” en Venezuela

| 22 Febrero 2019 - 17:40 h.
Directivos y socios de la Hermandad Gallega celebran el 58º aniversario de la entidad el pasado mes de octubre.
Directivos y socios de la Hermandad Gallega celebran el 58º aniversario de la entidad el pasado mes de octubre.

Con casi 12.000 familias vinculadas a la entidad, de las cuales, unas 9.000 son de origen gallego, la Hermandad Gallega de Venezuela se erige como el centro de la colectividad más importante del país y uno de los más destacados de cuantos se hallan repartidos por el mundo. En la Hermandad puso el foco la Secretaría Xeral de Emigración para utilizar su Oficina de Bienestar y Asuntos Sociales como centro de comunicación y distribución de las ayudas sociales y farmacéuticas que se envían desde la Xunta para colaborar con los gallegos en momentos de crisis económica como los que atraviesa el país bolivariano.

Gracias a dos convenios firmados entre la Secretaría Xeral de Emigración y la Hermandad, alrededor de 1.000 familias en situación de necesidad y de origen gallego se beneficiaron el pasado año de un cheque de entre 850 y 890 euros dentro del apartado de ayudas individuales para asuntos sociales y de las ayudas para medicinas.

En lo que va de año, la Oficina se ha visto colapsada por la avalancha de personas que demandan nuevas ayudas de la Xunta, a razón de 130 o 160 personas al día, según el secretario general de la entidad, José Antonio Alejandro González, quien informa de que el plazo de solicitudes finaliza el próximo 4 de marzo.

La Oficina, que cuenta con nueve empleados, “se maneja muy bien”, pese a que “la situación en Venezuela es bien compleja”, y estas ayudas “han sido la salvación para muchos”, asegura Alejandro González.

El salario mínimo en Venezuela es de 18.000 bolívares, menos de 4 euros, por lo que la ayuda de la Xunta es fundamental.

“Muchas familias están sustentadas por ese dinero” y “que se tenga una ayuda así es de suma importancia para las familias, porque contribuyen a cubrir las necesidades básicas”, añade Alejandro.

Los trabajadores sociales de la Oficina hacen una especie de filtro de las personas que demandan la ayuda y es la Secretaría Xeral la que se encarga de estudiar los casos y aprobar las cuantías.

 

Programa de medicamentos

Al programa de ayudas individuales hay que sumar el de medicamentos, que también se puso en marcha el año pasado y que también se puede realizar a través de la Hermandad. La solicitud de medicinas se hace en la Oficina, que se maneja con 180 productos basados en las necesidades más perentorias.

La Hermandad tiene todas las especialidades médicas pero a nivel de consulta: análisis, muestras de sangre, rayos X, mamografías, etc., y los socios pueden disfrutar de todos los servicios a precios económicos.

“Que los socios puedan venir y llevarse las medicinas gratis” supone una iniciativa muy importante y “siempre se lo agradecen a la Xunta”.

Alejandro asegura que los programas de la Secretaría Xeral se han enfocado mucho a Venezuela y que tanto para este departamento como para su titular, Antonio Rodríguez Miranda, el país es una “plaza preocupante”. Por eso se trata de trabajar en concordancia con la Hermandad Gallega de Valencia, con el Centro Gallego de Maracaibo y con el Centro Gallego de Puerto La Cruz, que también reciben subvención, para poder abarcar al mayor número de personas posibles.

 

Con 17 grupos culturales

El secretario general de la entidad asociativa también destaca los otros programas que la Secretaría Xeral de Emigración tiene en marcha para colaborar con las entidades en aquello que atañe a su funcionamiento y para el desarrollo de proyectos culturales, deportivos y de tipo lúdico. En concreto, la Hermandad Gallega de Venezuela cuenta con 17 grupos culturales, 3 de danza gallega, 4 de teatro, dos corales y pandereteiras. En contraste con lo que ocurre en otros centros, destaca aquí la actividad sobre todo de los jóvenes, utilizando principalmente las redes sociales, sobre todo Instagram, para promocionar los eventos que se realizan desde la Hermandad, que cuenta con casi 15.000 seguidores, según Alejandro.

También disponen de un boletín informativo en papel para tener al día a los socios de más edad que muestran dificultades a la hora de seguir los acontecimientos a través de las redes sociales, y un programa de radio, ‘Sempre en Galiza’, de hora y media de duración, con el que la colectividad se siente muy identificada.

Entre las actividades más destacadas de cuantas se llevan a cabo en la entidad destaca el Centro de Día, al que acuden a diario “60 jóvenes de la tercera edad” –según dice Alejandro– para mantenerse ocupados y distraídos durante la jornada. En él se imparten clases de taichí y yoga, se proyectan películas de cine español y se realizan actividades lúdicas. También se les programan paseos a la playa o a la montaña, para que se mantengan activos físicamente.

Entre los programas de trabajo de la Secretaría Xeral de Emigración, el directivo de la Hermandad destaca de un modo especial el Plan Estratéxico de Emigración 2017-2020 para favorecer el retorno a Galicia a los gallegos distribuidos por la geografía mundial. Al respecto, hace hincapié en las ayudas a los emprendedores y también en las becas para los jóvenes de la diáspora de las que el primer año se beneficiaron 38 descendientes de gallegos en Venezuela.

A la espera de que se solucione la crisis en Venezuela o de que el país empiece a andar, cientos son los gallegos asentados en el país bolivariano que en los últimos años han optado por volver a Galicia, sobre todo personas jóvenes, deseosas de encontrar un empleo, y jubilados.

Sin embargo, otras como José Antonio Alejandro tienen la esperanza de que se solucione un problema que llevan arrastrando 20 años y que se ha ido agravando con el tiempo.

“Por eso, estas ayudas son bendiciones”, dice, al tiempo que destaca los tres problemas más importantes para el ciudadano de a pie: conseguir medicinas, alimentos y hacer vida social. Para esto último, “la Hermandad es una burbuja dentro de este país”, sostiene, porque “los socios pueden venir y estar tranquilos aquí; hacer actividad social, cultural, deporte”. “Una vez que sales, es otro tema”, porque “el país está muy complicado desde cualquier punto de visto”. 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca