EN 1941, BAJO LA PRESIDENCIA DE LAUREANO PÉREZ, SE CONSIGUE LA ‘CASA PROPIA’

La historia de esta institución arranca en 1905

| 17 de diciembre de 2018, 13:55
III.Miñor.Fiestaremodelacio
Manuel Torres, secretario de la comisión organizadora de la fiesta inaugural de la sede remodelada, da inicio al acto. Era el año 1942.

En 1905 un grupo de miñoranos funda la Unión Hispanoamericana del Valle Miñor. De esta Unión Hispanoamericana se desprende una rama y el 11 de marzo de 1928 se funda el ‘Centro Ayuntamiento de Bayona’, por iniciativa y en ocasión del primer viaje que el entonces alcalde de aquella villa, José Rodríguez de Vicente (Joselín), realizó a Argentina.

La fundación tuvo lugar en el comercio de los Señores Antonio González e Hijos, allí se reunieron 23 miñoranos (en su mayoría baioneses) convocados al efecto. Presididos por De Vicente, se hallaban presentes Melchor Puga, Moisés González, Basilio Santalla, Prudencio Eloy, Antonio Alonso, Manuel González, Andrés Ferro, Jesús Vidal, Antonio González, Ramón González, Serafín Garbin, Severino Granja, Esmeraldo Salla, Pablo González, Antonio González (hijo), Manuel Rodríguez Trece, Valeriano Álvarez, Eduardo Alonso, Luis Lino Alvarez, Herminio Leyenda, José B. González, Rogelio Leyenda y Bernabé Pereira, pudiendo considerar presente a Manuel Barcia, ferviente colaborador que en ese momento se embarca en la fragata ‘Presidente Sarmiento’, como parte de su tripulación, para realizar un viaje de circunvalación. 

Desde la fecha de fundación, en 1928, hasta el 29 de marzo de 1934 la entidad tuvo cinco presidentes. Melchor Puga presidió la segunda reunión, que fue la reunión de fundación propiamente dicha de la institución. Luego, en orden cronológico, le sucedieron Basilio Santalla, Generoso Saavedra, Ovidio Freire y, en 1933, José Rodríguez de Vicente, quien poco antes de finalizar su mandato creó la publicación de la institución, en la cual se fue registrando fielmente la historia de la evolución de la Asociación. Durante su presidencia, y contando con el entusiasmo de los miñoranos, se decide cambiar el nombre de la sociedad, la cual a partir del 1 de enero de 1934 comienza a denominarse ‘Círculo Social del Municipio de Bayona, Gondomar y Nigrán (Valle Miñor)’, con el propósito de reunir en un solo hogar social a todos los hijos de las tierras de Miñor residentes en la República Argentina. 

En abril de 1934 asume como presidente José A. González. Durante su actuación la institución toma un gran impulso, y crece notablemente su caudal societario. Tanto el aspecto social, como el cultural o el artístico son ampliamente promovidos, de manera tal que se logra formar el elenco artístico ‘Maravillas’ y la coral del Círculo, dirigida por el maestro Juan Romay.

La Secretaría del Círculo se traslada de la calle Alsina 1713 a un local más cómodo, ubicado en Belgrano 1922. En este período comienza a manifestarse la necesidad de tener una ‘casa propia’. En 1937 la Secretaría se traslada nuevamente, esta vez a la calle Jujuy 442.

A José González, le sucedió José Perez Tomasella, quien renunció al poco tiempo sucediéndole el vicepresidente, Manuel Rial, para quien también una de sus metas más preciadas era lograr la ‘casa propia’, un hogar miñorano, donde tuvieran cabida la cultura, el deporte y la mutualidad. En 1939 la Secretaría se traslada a la calle R. Falcón 2943.

En 1940 asume como presidente Laureano Pérez, uno de los pioneros y gran valuarte miñorano “a quien se ha considerado nuestro padre espiritual” de la institución. Este asume dispuesto a concretar el anhelo general de la “casa propia”. Se designa una ‘subcomisión de compra’ y en 1941 se consigue el propósito, con la colaboración de un grupo de entusiastas coterráneos, al adquirir la finca de la calle Rafaela 4836/40.

El 22 de febrero de 1942 se inaugura la Sede Social propia de acuerdo a las posibilidades económicas con las que se contaban. En el acto inaugural del nuevo edificio, Pérez dice: “Nació pues esta sociedad del afecto mutuo de un grupo de bayoneses compañeros de la infancia que al encontrarse en Buenos Aires sintieron la morriña de la tierra y se agruparon para enaltecerla y recordarla. No puede tener, por lo tanto, más limpio y altruista origen nuestra casa. Aquella semilla de afecto, fue creciendo año tras año y hoy es árbol que cobija a todos los que nacimos en las bellas parroquias del Valle Miñor. Queremos, bien lo sabéis, que este sea el hogar de los miñoranos residentes en la Argentina, sin diferencias ni antagonismos de ninguna clase, donde nos sintamos todos uno, cualquiera que sea el lugar de nuestro nacimiento y el personal y diferente modo de pensar de cada uno porque en el verdadero hogar, lo que está por encima de todas las diferencias, lo que hace tolerable todas las discrepancias es el mutuo cariño que une a todos los miembros de la familia...”

A partir de 1943 se comenzó a practicar en la nueva casa el juego de bolos, afiliándose posteriormente a la ‘Asociación Argentina de Bolos’ y cumpliendo para ello con una gran actuación de los equipos locales y obteniendo varios campeonatos.

En 1942, L. Pérez resulta reelecto y se dedicó a consolidar y perfeccionar lo realizado.

En 1944 fue electo presidente Ramón Valverde, miñorano entusiasta de eficiente actuación, se distinguió principalmente como todas las anteriores presidencias por su escrupulosa administración.

En el periodo 46/48 fue elegido nuevamente, Laurenao Pérez. Su sucesor fue Pedro Rodríguez y a su renuncia le sucede José G. Durán.

Durante el periodo 50/52 resultó electo Florencio González, durante cuya presidencia introdujo reformas a los estatutos sociales, para adaptarlos a las leyes vigentes en la materia en el momento, es pues así como aparece simplificado y más breve el nombre de la institución, tal como ahora se denomina, Círculo Social Valle Miñor. También se empeñó en buscar la fórmula para financiar la remodelación de la nueva casa.

Así se llega a abril de 1952, cuando por cuarta vez fue elegido como presidente Laureano Pérez. El 25 de agosto de ese año fue dado a publicidad el decreto del Superior Gobierno de la Nación por el cual se le concedía personería jurídica al Círculo Social Valle Miñor, uno de los requisitos primordiales para emprender, sobre base legal, la edificación de la nueva casa.

Para el periodo 54/56 es reelecto Pérez y se continúa con la construcción de la nueva casa iniciada ya en el periodo anterior. Finalmente, el 12 de octubre de 1956, bajo la presidencia de Ramón Fernández Casal (56/58), en un brillante y emotivo acto se procede a la inauguración del nuevo Hogar Miñorano.

Herminio Ramos, cronista de la Villa de Baiona, fue el propulsor de la idea de que Baiona perpetuase el suceso histórico por el cual Bayona del Miñor fue el primer puerto español que supo del descubrimiento de Colón.

En el periodo 58/60 fue electo José González, al lo sucede Manuel Rodríguez Sanroman (60/62). En el transcurso de cuya presidencia recibe la sociedad el blasón que la identifica y que luce en su patio principal.

Durante el periodo 62/64 preside la Comisión Directiva Modesto Pequeño, quien puso especial énfasis en el aspecto cultural y filantrópico de la entidad. Estableció el día de la solidaridad miñorana y afilió a la institución a la Federación de Sociedades Españolas.

Durante el periodo 64/66 es electo Roberto Hermida Mallo, miñorano entusiasta que realizó una efectiva y copiosa difusión del quehacer de la entidad en todos los círculos de la colectividad. Fue reelecto en el periodo 66/68.

En el periodo 68/70, Modesto Pequeño asume nuevamente como presidente. Durante estos años, la institución desarrolla una intensa actividad, recibe visitas destacadas y participa de los actos que realizó la colectividad gallega y española. Las subcomisiones de fiestas son las que se encargan de organizar los festivales, banquetes, veladas danzantes con el fin de recaudar fondos y del esparcimiento.

Los equipos de bolos, por su parte, mantienen su actividad al igual que el grupo de danza gallega.

70/72 Modesto Pequeño es presidente.

72/74 Lo sucede Roberto Hermida.

74/76 Wenceslao Sanromán.

A esta altura ya comenzaba a sentirse la definitiva ausencia de sangre renovadora que proporcionaba la tierra natal y permitía la suma permanente de nuevos socios miñoranos por la cual se deben intensificar los esfuerzos para seguir llevando adelante a nuestra amada casa miñorana.

76/78 Wenceslao Sanromán.

78/80 Manuel Fernández Casal.

80/82 Continúa Manuel Fernández Casal. Grandes inundaciones asolan varias provincias de Argentina y se hace una importante colecta de dinero efectivo, alimentos y ropa.

82/84 Manuel Trigo. Se aprueba durante esta presidencia (83) el proyecto de remodelación de las instalaciones.

84/86/88 Durante la presidencia de Roberto Hermida Soto se nombran por primera vez mujeres dentro de la Comisión Directiva. Se realizan obras de remodelación. Se construye en el primer piso un gimnasio, vestuarios y una cancha de papi-fútbol. En 1985 se realiza por primera vez el ritual de la queimada y se impone la orden de cofradores a personalidades distinguidas de la colectividad. Por el decreto 98/1989 del 16/2 se reconoce la ‘galeguidade’ al Círculo Social de los municipios de Baiona, Gondomar y Nigrán ‘Val Miñor’, Buenos Aires, Argentina.

88/90 Presidencia de José Carlos Panteón se participó de reuniones para la formación de la Unión de Sociedades Gallegas. Asistencia del presidente al primer Consello de Entidades Gallegas en el Exterior en Pontevedra. Se recibe la primera subvención de la Xunta de Galicia para Cultura y Deporte. Se reforman los estatutos sociales.

90/92 Bajo la presidencia de Roberto Hermida Mallo, se empiezan a recibir los programas de ayudas de la Xunta de Galicia: danza, gaita, instructores para campamentos, viajes de adolescentes a Galicia de campamentos, subvenciones, etc.

92/94/96 José Carlos Panteón. En 1992, la Reina de la casa es electa para orgullo de los miñoranos Reina de la Colectividad Española. En 1993 se techa la cancha de Bolos y para su inauguración Amarelo de Castro visita la institución. En 1994, el alcalde de Gondomar, Avelino Sestelo Fernández, visita el centro. Participación en el tercer Consello de Comunidades Galegas.

96/98/2000 Presidencia de Roberto Hermida Soto. Visitan de forma conjunta los alcaldes de Nigrán y Gondomar, José Villar Pereira y Avelino Sestelo Fernández, respectivamente y el teniente alcalde de Baiona, Avelino Sierra Fernández. En los años 1997 y 1998, el conjunto de danzas pudo continuar su aprendizaje de danzas tradicionales gallegas como beneficiaria de los apoyos de la Xunta de Galicia. Desde su formación, la participación del conjunto de baile ha sido muy activa en eventos de la colectividad. Finalmente, el pasado mes de enero el Concello de Baiona otorgó a la institución la ‘Medalla de Oro’ del ayuntamiento en reconocimiento a las raíces culturales y el quehacer socio recreativo/deportivo a favor de la familia miñorana y acción y solidaridad, ayuda en épocas particularmente difíciles para Galicia. Marzo de 1999, el presidente de Valle Miñor de Buenos Aires visita al presidente de la Xunta de Galicia, Manuel Fraga Iribarne.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca