CREADO EN 1976 POR UN GRUPO DE AMIGOS QUE SOLÍAN CANTAR EN LAS TABERNAS DE VIGO

El grupo A Roda, que lleva 44 años mostrando la música gallega por todo el mundo, Medalla Castelao 2020

| 19 Junio 2020 - 14:52 h.
Portada del primer disco de A Roda, que también llevaba este nombre.
Portada del primer disco de A Roda, que también llevaba este nombre.

El grupo de música tradicional gallega A Roda, con 44 años de historia, ha sido galardonado este viernes con la Medalla Castelao, según anunció el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta.

En 1976 un grupo de amigos que acostumbraban a cantar en las tabernas de Vigo formaron el grupo de música tradicional gallega A Roda, y publicaron un disco de título homónimo que incluía clásicos como ‘Pousa, pousa’, ‘O andar miudiño’ y ‘O Gato’ y que consiguió gran éxito de público y el ‘Premio da Crítica de Galicia’. Muchos de esos temas son auténticos himnos no oficiosos en espectáculos deportivos, como el ‘O andar miudiño’ en los partidos del Obradoiro de baloncesto.

En esos inicios formaban parte del grupo los hermanos Luis y Suso Vaamonde, Adolfo ‘Fito’ y Luis Domínguez y Xosé Luis y Pituco Abalde, a los que se sumaban nombres como Queno, Cabaleiro, Ricardo Collazo y Alfonso Graña.

Todos ellos son la historia de este emblemático grupo gallego, pero cabría destacar la aportación de Suso Vaamonde y de Fito. El primero, como cantautor, impregnó a la formación de su compromiso con Galicia, como se muestra en la cantiga ‘Falemos galego na rúa e na escola’.

Fito, que con los años llegaría a ser la imagen icónica del grupo, es una de las constantes del grupo que en los años 90 promovió su renovación y profesionalización para darle a la formación musical una segunda etapa de éxito.  

 

En los centros de la emigración gallega

Desde el primer disco, A Roda recorrió toda Galicia con su música y salió de sus fronteras para llevar la música gallega a los centros de emigración gallega como Venezuela, México, Panamá, Argentina, Gran Bretaña, Alemania y Bélgica, en otros países. En todos ellos disfrutó siempre de una buena aceptación y reconocimiento.

Dos años después, se grabó el segundo disco ‘Falemos Galego’, con la inolvidable ‘Foliada do Celta’ y en 1980 ‘Pra os amigos’.

A partir de ahí, la formación sufre un parón, aunque continúa con los conciertos en directo por toda Galicia.

En 1990 y con la formación renovada y profesionalizada, graba su cuarto disco ‘Os Mariñeiros’ y a partir de ahí le siguen títulos como ‘Eu teño un compadre’ (1992), ‘A roda rodando’ (1993), ‘Os quintos’ (1995), ‘Lembranzas’ (1995), ‘Na branca noite’ (1996), ‘Onde Galicia é Portugal’ (1998), ‘R.C. Celta-A Roda’ (1999), ‘O son do camiño’ (2004) y ‘A Roda alalá adorA’ (2006), entre otros. Todos ellos dan cuenta de un nuevo estilo en el que se ve cómo A Roda amplió el horizonte de sus posibilidades, tanto en el campo instrumental como compositivo al conceder espacio a su propia creatividad, composiciones autógrafas, melodías instrumentales y musicalización de poemas, entre otros. 

Actualmente, A Roda continúa su andadura bajo la dirección de Alfredo Dourado, compañero, sucesor e hijo de Fito.

Además de los discos y actuaciones en Galicia, el grupo sigue vinculado con los gallegos del exterior como muestra su reciente participación en la XVII Foliada Internacional del Club Galicia de Bonn y sus conciertos en la Asociación Cultural Galega de Hamburgo, en el Centro Galego de Hannover y en el Centro Español Apóstol Santiago de Liechtenstein.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca