MIRANDA SE REUNIÓ EN SANTIAGO CON ALGUNOS DE SUS REPRESENTANTES

Emigración muestra su apoyo a los centros de la colectividad en España

| 02 Enero 2018 - 11:13 h.
Pilar Rodríguez Villar, de Euskadi, y Antonio Rodríguez Miranda
Pilar Rodríguez Villar, de Euskadi, y Antonio Rodríguez Miranda

Representantes de diversas entidades del exterior se acercaron hasta Santiago de Compostela durante 2017 para informar al secretario xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, de la marcha de las asociaciones que dirigen y buscar apoyo para poder seguir realizando actividades que los vinculen a su comunidad de origen.

La presidenta y la secretaria del Centro Galicia de Ponferrada, Carmen Doel y María José Baleiro, respectivamente, se reunieron con Miranda en febrero para ponerse al día sobre la actual colaboración entre la Xunta y la entidad que dirigen, considerada una de las más sigulares de la colectividad en el exterior debido a su proximidad geográfica con Galicia.

Durante el encuentro, el secretario xeral se comprometió a seguir colaborando con el centro asociativo, que en 2017 celebró su 25º aniversario, y al que están adscritos cerca de medio millar de personas.

Por su parte, la presidenta del Hogar Gallego de Avilés, Ana María Fernández Grela, visitó en el mes de julio a Rodríguez Miranda, con quien hizo un repaso a la vida social y cultural llevada a cabo en la entidad en los meses previos al encuentro. Además, Fernández Grela también presentó a Miranda algunos de los proyectos de futuro de la directiva de la asociación con los que éste se comprometió a colaborar para sacarlos adelante. 

Fundado en 1961, el Hogar Gallego de Avilés se puso en marcha tras el traslado a esa ciudad asturiana de un número importante de obreros gallegos para emplearse en el sector de la metalurgia.

En agosto, le tocó el turno a la presidenta del Lar Galego de Pamplona, María Jesús Rodríguez García, quien comentó con Miranda algunas de las actividades desarrolladas por la entidad que dirige, la única existente en Navarra y con más de 65 años divulgando la cultura gallega en esa comunidad autónoma.

Miranda comprometió el apoyo de su departamento y el de toda la Xunta para seguir consechando tan “buenos frutos” y fortaleciendo “los lazos de los más jóvenes con la tierra de origen de sus padres y abuelos”.

También en agosto, el responsable de los asuntos de la diáspora del Gobierno gallego recibió en su despacho al presidente y vicepresidente de la Casa de Galicia de Las Palmas, Albino Aneiros y Braulio Míguez, respectivamente, con los que se comprometió a impulsar las obras de reconstrucción del inmueble con que cuentan, que sufrió un grave incendio a mediados del año 2014. En ese contexto, Miranda anunció que les seguirá ayudando y les pidió que trasladaran al resto de la directiva y a los socios su reconocimiento por el trabajo realizado en favor de esta loable causa.

Unas horas antes del atentado mortal en las Ramblas, el pasado mes de agosto, Miranda se entrevistó con representantes de UAGAL-CAT (Unión de Asociaciones Gallegas de Cataluña), entidad presidida por Eduardo Méndez,   con quien habló sobre el proceso de integración de las asociaciones de la diáspora gallega en Cataluña. Gracias a este proceso, se consiguió una mayor eficacia en la dotación de servicios a los asociados y ampliar la carterade las prestaciones, especialmente en los ámbitos social y cultural, dijo Miranda.

En septiembre, el titular de Emigración de la Xunta recibió en su despacho a Pilar Rodríguez Villar, presidenta de la Irmandade de Centros Galegos de Euskadi, con quien departió sobre la actualidad de la diáspora gallega en el País Vasco y sobre las actividades conjuntas que los allí asentados realizan cada año.

La Irmandade fue creada en 1985 y desde entonces organiza de manera rotatoria en las localiades vascas con elevada presencia de galegos actos conmemorativos por el Día de Galicia. Miranda transmitió a Rodríguez Villar su intención de seguir profundizando en el camino iniciado y aseguró que “la unión y fortaleza que mostraron hace ya muchos años los gallegos en el País Vasco sirvió de ejemplo para toda la ‘galeguidade’ universal”.

Ese mismo mes se reunió en su despacho con Xosé Filgueira, presidente del Centro Gallego de Castellón ‘O Aturuxo’, quien pretende dar un nuevo aliento a las actividades del centro, fundado en 1993 pero con antecedentes en los años 30 del siglo pasado. Miranda destacó que a pesar de ser reducida la presencia de gallegos en Castellón, la ‘galeguidade’ sigue viva en esa provincia gracias al trabajo de la entidad.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca