EL CINEASTA VIGUÉS ES EL ÚNICO ESPAÑOL RECONOCIDO POR EL MOVIMIENTO DOGMA 95

La Casa de Galicia en Madrid acogió la presentación del DVD del largometraje ‘El vientre de Europa’, de Juan Pinzás

| 11 Octubre 2018 - 10:10 h.
Juan Pinzás, Ramón Jiménez, el escritor y  Fernando Alonso Barahona y Diego Moldes, durante la presentación de la película.
Juan Pinzás, Ramón Jiménez, el escritor y Fernando Alonso Barahona y Diego Moldes, durante la presentación de la película.

La Casa de Galicia en Madrid acogió la presentación del DVD del largometraje ‘El vientre de Europa’, escrito y dirigido por el cineasta vigués Juan Pinzás, único director español reconocido oficialmente por el movimiento Dogma 95, nominado al Goya en 2014, y cuyo estreno en cines tuvo lugar en España en el mes de noviembre del pasado año, previa rueda de prensa en esta Casa. El DVD que se presentó es una cuidada edición con subtítulos en inglés e incluye, además de la película, un excelente material extra con 70 minutos de duración, así como el ‘decálogo pinzasiano’ explicado por el propio director creado para esta película.

En el acto de presentación intervinieron el coordinador de Actividades de la Casa de Galicia, Ramón Jiménez, quien lo hizo en nombre del delegado de la Xunta en Madrid y director de la Casa, José Ramón Ónega; el director Juan Pinzás; el escritor e historiador de cine español Diego Moldes; y el escritor y analista cinematográfico Fernando Alonso Barahona.

Para Jiménez, nos encontramos ante una “personalísima obra de un creador original, único e irrepetible, cuya trayectoria hemos seguido muy de cerca porque hemos tenido la suerte de que nos haya elegido en varias ocasiones para dar a conocer sus películas, lo cual nos honra siempre”. ‘El vientre de Europa’, fue rodada en Berlín y Madrid, es la novena de su filmografía y está protagonizada por el propio Pinzás junto a Elke Krüger y María Villar.

Diego Moldes habló de su relación con Juan Pinzás, tanto personal, como espectador y admirador de su cine. Situó su filmografía que abarca ya casi cuarenta años de carrera, en el contexto del cine español y europeo desde los años ochenta hasta la actualidad. También relató Moldes su impresión sobre el personal estilo cinematográfico de Pinzás, su estética y contenido. Además, relacionó sus dos últimas obras, ‘New York Shadows’ (2013) y ‘El vientre de Europa’ (2017) con el resto de sus películas, en especial las que componen su trilogía oficial del movimiento de vanguardia Dogma 95. Señaló por último ‘El vientre de Europa’ como ejemplo de cine artístico y de autor, explicando su puesta en escena con ejemplos de sus secuencias más relevantes.

Para Fernando Alonso Barahona, “Pinzás es un cineasta personal e independiente, que ha transitado por caminos diferentes: La comedia (La gran comedia), el cine literario (El juego de los mensajes invisibles, basado en la novela El hijo adoptivo de Álvaro Pombo), el fantástico (La leyenda de la doncella), el Dogma 95 (la trilogía, Érase otra vez, Días de boda y El desenlace), el documental de creación (Las imágenes perdidas, la otra mirada) y ahora ha logrado desnudar su cine, como la poesía desnuda de Juan Ramón Jiménez y hablar directamente al corazón”. Recordó que en ‘New York Shadows’ (Sombras de Nueva York), Pinzás se interrogaba sobre las eternas preguntas de la metafísica: ¿quién soy yo y qué va ser de mí? ¿Cuál es la identidad del artista? Su vida, sus creaciones, su arte… Por eso, la realidad y la ficción asaltan al cineasta, que en ‘El vientre de Europa’ sigue la búsqueda e intenta dibujar el pasado, la persona que fuimos, para abrazar el presente y –sobre todo– el futuro. Lo que somos, lo que seremos… Una búsqueda en la que Julián (alter ego de Pinzás) se hallará perdido entre el niño que fue, el hombre que ahora es, el amor de su madre y el cosmos femenino de la mujer que ama. Cine en estado puro”, definió Barahona.

Por su parte, Pinzás hizo hincapié en que para él es muy importante hacer esta presentación en DVD porque “como cineasta y cinéfilo amo el soporte físico. Los soportes de DVD y Blu-ray tristemente están a punto de desaparecer y, sin embargo, ofrecen muchas ventajas”, dijo. “Soy un defensor del soporte físico porque en él las películas adquieren otra vida, más allá de las plataformas digitales y las televisiones. El soporte físico es como poseer la propia película, con el valor añadido de sus materiales adicionales que no se pueden ver en ningún otro lado”. También puso de manifiesto su alegría e ilusión por el hecho de que ‘El vientre de Europa’ se haya podido ver en el Marché du Film del Festival Internacional de Cine de Cannes, en mayo, y haber tenido la oportunidad de presentarla, él personalmente allí, lo que considera todo un privilegio. “Ello ha sido muy útil para que la película se diera a conocer internacionalmente y para que un buen número de países se interesasen por la compra del filme”. Añadió además que “hay mucha verdad, dolor y amor narrados metafóricamente en esta película, que sobre todo es un homenaje a la mujer, a la madre, y una mirada intrínseca a esta Europa en crisis que nos ha tocado vivir. La película la he filmado siguiendo un decálogo que he ideado especialmente para esta propuesta y que he cumplido a rajatabla durante el rodaje y la postproducción”.

 

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca