DIEGO DÍAZ LLEGA DESDE ARGENTINA Y LUIS RODRÍGUEZ, DESDE VENEZUELA

Las becas BEME consiguen unir en Galicia a dos conocidos de la infancia en Caracas, después de años en países distintos

| 11 Marzo 2020 - 14:55 h.
Diego Díaz –a la izda.– y Luis Rodríguez, juntos en el acto de entrega de diplomas del pasado mes de febrero.
Diego Díaz –a la izda.– y Luis Rodríguez, juntos en el acto de entrega de diplomas del pasado mes de febrero.

Ahondar en la vida de los beneficiarios de las becas BEME deja sorpresas como la que descubrimos durante la entrega de los diplomas acreditativos. Dos conocidos de la enseñanza primaria en Venezuela, Diego Díaz y Luis Rodríguez, coinciden años después en Galicia, concretamente, en la Universidad de A Coruña, cursando un máster en especialidades distintas. Lo más curioso es que la coincidencia se produce después de que uno de ellos, Diego, se trasladara a vivir a Argentina, desde donde accedió a la beca. A su llegada a Galicia, la sorpresa fue más que agradable para ambos, ya que “el conocer a alguien y estar en la misma universidad” produce un cierto grado de cercanía que hace el proceso más llevadero, confiesan.

El joven Diego, que estudia un máster en Planificación y Gestión de Productos y Destinos Turísticos, tuvo conocimiento de las becas a través de las redes, y se animó a realizar la solicitud, porque le “interesaba” continuar formándose, tras licenciarse en Dirección de Empresas en el país austral. Hace años participó en uno de los programas de la Xunta para colaborar con niños del exterior, por lo que ya cuenta con experiencia de participar en iniciativas del Gobierno de Galicia, comunidad de donde un día partieron sus abuelos, naturales de Monte Longo (Ourense), con rumbo a Venezuela.

Superados aquellos años, hoy regresa a sus orígenes como adulto y para formarse en la Universidad de A Coruña en lo que considera una oportunidad “memorable”, porque no se trata solo de “retornar a la tierra de raíz, sino de seguir creciendo profesionalmente y aportando los conocimientos de fuera al país de origen”, sostiene. 

También su amigo Luis Rodríguez aprecia la iniciativa que desarrolla la Xunta, a través de la Secretaría Xeral de Emigración. Para él, el poder estudiar un máster en Gestión y Dirección Laboral de Recursos Humanos constituye una experiencia “increíble”. Porque “me gusta muchísimo Galicia y es una oportunidad para dar pie a quedarme” en la comunidad autónoma, asegura.

Luis, cuyos abuelos nacieron en O Carballiño, llegó a Galicia desde Caracas, donde estudió Relaciones Industriales. En su caso, tuvo conocimiento de las becas por un amigo y también gracias a la promoción que se le da a este tipo de becas en las entidades del exterior, concretamente, en la Hermandad Gallega de Venezuela, en Caracas. 

Ambos consideran que están ante una “gran oportunidad para seguir creciendo profesionalmente y vivir en un lugar tan maravilloso como es Galicia”. Además las becas son muy recomendables por la “atención” que se presta a los beneficiarios y por adolecer de “una logística bien armada”.

 

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Cronicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca