REGRESA A GALICIA CON UNA BEME, TRAS VIVIR 15 AÑOS EN ALEMANIA Y ARGENTINA

Antía Torrado: “Estas becas son muy apreciadas en Argentina porque te permiten venir con cierta tranquilidad”

| 16 de octubre de 2020, 14:56
Antía Torrado, en Argentina.
Antía Torrado, en Argentina.

Tras 15 años viviendo fuera de Galicia, primero en Alemania y luego en Argentina, Antía Torrado regresa ahora a Ourense, ciudad a la que se trasladó desde Vigo muy pequeña y donde tiene todas sus raíces familiares. Torrado asegura que ya tenía muchas ganas de volver porque tenía mucha “morriña” y haber conseguido una beca BEME (Bolsa Excelencia Mocidade Exterior) fue “el empujoncito necesario” para hacerlo con más tranquilidad.

Antía Torrado se fue a Alemania en 2005 con una beca Erasmus y desde allí se fue a trabajar a Argentina, donde se estableció y se casó, pero siempre echó de menos Galicia “porque como en casa no se está en ningún sitio”. “Lo que más eché de menos en este tiempo fuera –explica– fue la comida, y la cultura, con esas tradiciones como el magosto o el carnaval. Eché de menos cosas que cuando estaba en Galicia no sabía que iba a echar de menos y tenía esa ‘morriña’ tan arraigada que tenemos los gallegos”.

“El tema de la comida lo llevaba mejor en Alemania porque vivía con otro gallego y una vez al mes nos mandaban una caja con comida”, recuerda Torrado, quien explica que en Argentina era más difícil que mandaran comida, pero gracias a las actividades del Centro Gallego pudo estar en contacto con la cultura y la gastronomía de Galicia.

En todo caso, fue la complicada situación que vive actualmente Argentina lo que le impulsó a regresar a Galicia. “La idea de mi esposo y mía era venir a Galicia porque la inestabilidad en Argentina era cada vez mayor”, asegura Antía Torrado, y explica que la BEME “te da un empujoncito”. “Con lo que tienes ahorrado y con el monto de la beca, sabes que vas a poder vivir unos meses sin problemas hasta que encuentres trabajo y te sitúes”, explica esta ourensana que, sobre todo, destaca la “calidad de vida” de Galicia.

Torrado ya había pedido la BEME el pasado año y había sido seleccionada, pero por una serie de circunstancias personales no vino y este año volvió a solicitarla, y ya vino para cursar un máster MBA, especializado en gestión deportiva, lo que supone ampliar sus opciones profesionales, ya que cuenta con un máster en Turismo y una FP de Administración de Empresas. “La calidad de la enseñanza de este máster es muy buena porque combina la parte teórica con la participación de ponentes del mundo empresarial, que te explican sus experiencias”, asegura.

Torrado valora “muy positivamente” el programa de las BEME y explica que “estas becas son muy apreciadas en Argentina porque te permiten venir con cierta tranquilidad”. “Muchos jóvenes –explica­– están buscando en el árbol genealógico si tienen alguna conexión con Galicia para poder acceder a las becas”.

Tras todos estos años fuera de su tierra, Torrado asegura que lo que más valora de Galicia es la “estabilidad y la seguridad”. “A pesar de que se pueda estar en crisis –explica–, aquí hay estabilidad económica, sabes que tus ahorros y tu sueldo va a seguir valiendo lo mismo, en Argentina de un día para otro tus ahorros no valen nada”. “También es muy importante el tema de la seguridad”, asegura y explica que este punto es “muy importante, sobre todo para aquellos que regresaron con los hijos. El hecho de poder salir a un parque o a dar un paseo con tranquilidad, sin estar pensando si te van a dar un tiro o te van a secuestrar, es calidad de vida”.

“Yo viví en Alemania, allí tienes tiempo y dinero, pero la sociedad es más cerrada; en Argentina, tienes tiempo y no dinero; y en Estados Unidos, donde vive la familia de mi esposo, puedes llegar a conseguir dinero, pero no tienes tiempo. Sopesando todo esto veo que en Galicia es donde puedes tener dinero, tiempo y una actividad social para disfrutarlo”.

Una vez tomada la decisión de retornar a Galicia y tras haber conseguido la beca, las cosas no fueron fáciles. “En junio tenía un vuelo comercial, pero se suspendió por la pandemia, y nos los retrasaron constantemente, hasta que nos anotamos a un vuelo de repatriación”. Finalmente, Antía Torrado voló el 30 de agosto para establecerse en Galicia y “comenzar de nuevo”. “Allí vendimos todo y desmontamos la casa porque nuestra idea es establecernos en Galicia. Una vez acabado el máster, me gustaría solicitar una ayuda para emprender un negocio”, explica esta beneficiaria de las BEME que matiza que, aunque tiene la idea, todavía tiene que centrarla y profundizar en ella.

Torrado se lamenta de que conseguir los papeles para poder retornar fue una “carrera de fondo” que se complicó mucho por el tema de la pandemia y el confinamiento decretado en Argentina desde el mes de marzo. “Los ministerios de Seguridad Social y Educación funcionaron muy bien y pude resolver pronto todas las cuestiones, pero el consulado en Buenos Aires, muy mal. Sé por compañeros que otros consulados en Argentina, bien, pero el de Buenos Aires no funcionó muy bien y eso que yo pensé que estarían más acostumbrados a hacer los trámites”, explica.

Una vez superados todos los obstáculos y ya instalados en Galicia, Antía Torrado y su marido, que después de estos dos meses ya tiene el permiso de residencia, están buscando un trabajo que puedan compaginar con sus estudios y comenzar de nuevo, en Galicia.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca