EL PRESIDENTE DE LA XUNTA ES CANDIDATO DEL PP A LA REELECCIÓN EL PRÓXIMO 5 DE ABRIL

Alberto Núñez Feijóo: “Nuestro compromiso con facilitar la vuelta a casa a los gallegos del exterior va a ir a más”

| 27 Febrero 2020 - 15:01 h.
El presidente gallego considera un orgullo que los gallegos de dentro y de fuera avalen su trabajo.
El presidente gallego considera un orgullo que los gallegos de dentro y de fuera avalen su trabajo.

Todos los gallegos están llamados a las urnas el próximo 5 de abril para elegir el gobierno que regirá el destino de Galicia en los próximos cuatro años. Las encuestas dan de nuevo al candidato del PP, el actual presidente, Alberto Núñez Feijóo, la mayoría absoluta, pero el resultado final está sometido al arbitrio de los electores, entre los que se cuentan los más de 460.000 potenciales votantes del exterior para esta cita. La mayoría, un 49% –frente al 17% que votó socialista–, ya respaldó a Feijóo en 2016, lo que constituye motivo de “orgullo” para el candidato popular, quien, en esta entrevista, hace balance de las políticas de la Xunta en materia de emigración en la actual legislatura y esboza algunas de las ideas para seguir contribuyendo al bienestar de la colectividad en el futuro.

Pregunta. La X Legislatura se caracterizó, en lo que a emigración se refiere, por implementar políticas de retorno para traer de vuelta a Galicia a alrededor de 20.000 gallegos en el exterior hasta el año 2020. Los 235 millones de euros destinados a poner en marcha políticas transversales entre las distintas consellerías para lograr ese objetivo así lo acreditan. ¿Cuál es el balance de estos cuatro años dedicados a fomentar el retorno?

Respuesta. Efectivamente llevamos tiempo trabajando en esa línea. Según los datos que tenemos de 2018, la tarea está empezando a dar sus frutos ya que en ese ejercicio han retornado más de 7.000 personas, el mejor año de toda la década. Es destacable además que el 53% de ellos son menores de 45 años.

P. A parte del derecho que asiste a los residentes en el exterior de que se apliquen medidas orientadas a favorecer su vuelta al lugar de origen, razones económicas y demográficas subyacen detrás de este impulso que se ha querido dar a las políticas de retorno. A la necesidad de favorecer el desarrollo empresarial con el bagaje que puedan aportar los llegados de fuera se une la urgencia de afrontar el problema de la despoblación que se detecta en Galicia, sobre todo en las zonas del interior. ¿Cómo contribuye la llegada de 20.000 personas del exterior a paliar ambos problemas?

R. Sin duda el retorno es una gran herramienta para afrontar el reto demográfico. De hecho, como le decía, de los más de 7.000 retornados en 2018, el 53% son menores de 45 años. Esto nos indica que vamos por el buen camino y que volver a Galicia no sólo es una oportunidad para el que vuelve, sino para nuestra Comunidad en su conjunto ante el desafío que nos plantea la demografía.

P. Si el siglo XX se caracterizó por la emigración, el siglo XXI tiene que ser reconocido como el del retorno. La máxima la repiten en el Gobierno gallego siempre que se presenta la ocasión, pero, ¿qué ofrece Galicia a los que están dispuestos a acoger de buen grado las propuestas de la Administración gallega? ¿Puede competir esta comunidad autónoma con la oferta que desarrollan otros países u otras áreas geográficas de España, como Madrid o Barcelona?

R. Creo que Galicia tiene mucho que ofrecer a los gallegos de la diáspora. De hecho, contamos con medidas para apoyar y fomentar el retorno que van desde la formación al apoyo al emprendimiento. En esta legislatura hemos puesto en marcha las Bolsas Excelencia Mocidade Exterior (BEME), ofreciendo la oportunidad de volver a Galicia a 800 jóvenes de la diáspora; o hemos incrementado exponencialmente la apuesta por el retorno emprendedor, con casi 200 iniciativas empresariales puestas en marcha por gallegos retornados durante estos años.

Con respecto a qué ofrece Galicia que se distinga de otros destinos, creo que lo más importante es que la diáspora siempre ha sido una parte importante de nuestras políticas y eso se demuestra en apoyos concretos para acompañar a los que vuelven. Además, Galicia ofrece a los emigrantes retornados una conexión con sus raíces y también estabilidad y calidad de vida, lo cual implica el paisaje, la gastronomía... sin duda los gallegos somos afortunados de disfrutar de todo lo bueno que ofrece nuestra tierra.

P. Entre las novedades de la actual legislatura, y que ha sido acogida con éxito por los potenciales beneficiarios, figura, como dice, la concesión de las becas BEME. ¿Qué otras medidas se podrían adoptar en la próxima legislatura para atraer a sus orígenes a las nuevas generaciones de gallegos que residen fuera?

R. En los últimos 4 años, sin duda hemos hecho una gran apuesta por el retorno, pero esto no quiere decir que nos vayamos a parar aquí. Nuestro compromiso con facilitar la vuelta a casa a los gallegos del exterior va ir a más. Sin ir más lejos, estamos estudiando la posibilidad de ampliar las propias BEME, ante el éxito y la buena acogida que han tenido entre la juventud de la diáspora.

Pero eso es sólo una pequeña parte de lo que prevemos. Para que se haga una idea, sólo en el presupuesto de 2020, las acciones específicas para facilitar el retorno de gallegos del exterior suben un 40%, hasta rozar los 4,5 millones de euros. Queremos que todo el que desee volver a Galicia pueda hacerlo.

Otras medidas que tienen como objetivo dar a los jóvenes gallegos del exterior la posibilidad de regresar a Galicia son aquellas que buscan un primer contacto de estas segundas y terceras generaciones con su tierra de origen. En este sentido, queremos complementar los programas que les permiten acercarse a sus raíces culturales y familiares, como Conecta con Galicia, Escolas Abertas, Aventúrate con Galicia, o Campos de Voluntariado, con otras medidas como la que prevemos poner en marcha este mismo año, como la creación de la Tarxeta Xuventude Exterior, que les permitirá beneficiarse de las ventajas de ser joven y de ser gallego.

P. Ayudas para la vivienda, para favorecer el emprendimiento empresarial, para la escolarización o para la atención sanitaria son algunas de las iniciativas desarrolladas en los últimos cuatro años por su Ejecutivo para colaborar con aquellas familias y personas que, por diversas razones, han decidido volver a su lugar de procedencia o el de sus progenitores. ¿Queda todavía alguna iniciativa más que se puede implementar en su favor y que recojan en su programa para la siguiente legislatura? 

R. El programa lo anunciaremos a su debido tiempo, pero puedo anunciar que habrá un gran apartado dedicado a los retornados y a mantener el cuidado de los gallegos emigrantes mayores que están en situación de desempleo.

Somos un pueblo que tiene más de medio millón de gallegos en el exterior a los que les debemos mucho. En momentos difíciles, supieron adaptarse a las circunstancias y afrontar los retos que su época les ponía por delante, convirtiéndose en los mejores embajadores de nuestra tierra. No nos hemos olvidado nunca de ellos, y no lo vamos a hacer en el futuro.

Por ejemplo, y como avanzábamos en el XII Consello de Comunidades Galegas, que celebramos a final de año en Santiago, los planes de estudios de primaria y secundaria incluirán la importancia de la emigración en la historia de Galicia. Pero además, vamos a promover también un Plan Director del Patrimonio documental de las sociedades gallegas en el exterior. Queremos poner en valor todo lo que le debemos a las gentes de nuestra diáspora.

P. Becas para atraer talento y ayudas para favorecer el retorno emprendedor han estado encima de la mesa durante estos últimos tiempos, pero los jóvenes se quejan de que Galicia no genera empleo de calidad ni sueldos altos y que por ello se hace necesario salir al exterior para desarrollarse profesional y personalmente de acuerdo con las expectativas creadas. ¿Cómo se podría superar esta contrariedad? ¿Cómo conseguir que Galicia se sitúe al nivel de las comunidades más prósperas de España?

R. El empleo y la calidad del empleo son prioridades para nosotros. Para ofrecer oportunidades a los más jóvenes es imprescindible una buena formación, que ofrecen nuestras universidades y nuestra Formación Profesional y, sobre todo, generar confianza. No podemos conformarnos, pero lo cierto es que Galicia crece y crea empleo desde que hemos superado la crisis.

Tenemos sectores estratégicos que seguiremos apoyando como el de la alimentación, el aeronáutico o el de la automoción que generan empleo cualificado y de calidad. Y durante la crisis nuestras empresas han sabido reinventarse abriéndose al mundo, no en vano en 2017 superamos por primera vez la barrera de los 21.000 millones de euros en exportaciones y, en la actualidad, hemos conseguido un nuevo récord de exportaciones, que han sumado más de 22.000. Hemos de seguir trabajando para ofrecer confianza y estabilidad, que son ingredientes imprescindibles para la creación de empleo. Por ese camino seguimos trabajando.

P. El voto del exterior le ha dado una victoria aplastante en la anterior cita con las urnas, un 49%, frente al 17% de su más directo rival, el PSOE. ¿Cómo se presenta la convocatoria del 5 de abril? ¿Tienen encuestas que le aseguren la victoria de nuevo?

R. Siempre he dicho que soy el presidente de todos los gallegos y, por supuesto, eso incluye también a los de la diáspora. Evidentemente siempre es un orgullo que las urnas avalen el trabajo realizado hasta ahora y me gustaría que volviera a suceder el próximo 5 de abril, pero son los gallegos, de este y del otro lado del Atlántico, los que tienen la palabra.

P. Hace menos de un año, todas las miradas se fijaron en usted como la persona idónea para liderar el PP a nivel nacional. ¿Qué razones le disuadieron de postularse para el cargo? ¿Pesaron más las cuestiones personales o las políticas?

R. Pesó, como debería pesar en la trayectoria de todo político, la palabra dada. Yo me presenté a las elecciones de 2016, escogí Galicia. Cuando las circunstancias me pusieron a elegir de nuevo, volví a escoger quedarme en Galicia para mantener la palabra dada, para responder ante la confianza que los gallegos me otorgaron con una mayoría absoluta, un resultado que en España no está siendo habitual. En lo personal y en lo político, Galicia siempre es la respuesta.

P. En el pleno del Consello de Comunidades Galegas, celebrado el pasado mes de diciembre en Santiago, tuvo oportunidad de pulsar la realidad de la emigración gallega con los representantes de las entidades. ¿Qué le transmitieron?

R. Galleguidad. Cada Consello de Comunidades Galegas es una ocasión para sentir y transmitir galleguidad. Somos un pueblo pequeño, pero estamos en casi 140 países de todo el mundo. Y allá donde vamos, nos aprecian. Ese es un caudal del que disponemos y que debemos saber asegurar y valorar. De ahí, precisamente, la celebración de este plenario cada 3 años, para abordar juntos la situación de nuestra colectividad y los pasos que debemos dar de cara al futuro. Juntos seguiremos trabajando en el papel de la emigración en nuestras políticas culturales y sociales, y mantendremos nuestra apuesta por el retorno y la galleguidad.

P. Durante ese mismo pleno anunció, y en esta entrevista acaba de recordar, que se va a incluir la materia de emigración gallega en los planes de estudio de primaria y secundaria con el objeto de que los estudiantes puedan saber de estos movimientos migratorios. ¿Qué le puede aportar al alumnado conocer ese fenómeno social que ha marcado parte de la historia reciente de Galicia?

R. Queremos que las generaciones más jóvenes de gallegos conozcan la historia de la emigración porque es, al fin y al cabo, parte importante de la historia de Galicia. No podemos olvidar que los emigrantes ayudaron a esta tierra en tiempos difíciles con obras muy destacables, como la construcción de escuelas. Toda esa fraternidad que demostraron los emigrantes, así como las dificultades que les obligaron a marcharse de su tierra son circunstancias que han marcado nuestra historia y que los jóvenes deben conocer. También para valorar la Galicia actual que, con sus defectos y virtudes, ha avanzado mucho.

P. La Medalla del Parlamento de Galicia que fue concedida el pasado mes de abril a los centros gallegos del exterior es una muestra del reconocimiento de la Galicia territorial a la de fuera. ¿Contribuyen iniciativas como estas a acercar cada día más a Galicia a sus emigrantes?

R. Sí que lo hacen porque se trata de un reconocimiento institucional y, por tanto, en nombre de todos los gallegos. Queremos reconocer su papel y reforzar los vínculos que nos unen y que siguen tan vigentes como siempre.



 

“Es triste que con la riqueza que tiene Venezuela estemos hablando de cubrir sus necesidades más perentorias”

La situación que la crisis política y económica está desencadenando en Venezuela afecta de forma directa a un número considerable de gallegos asentados en la república bolivariana. Muchas de las decisiones adoptadas para favorecer el establecimiento en Galicia de los gallegos de fuera benefician de manera particular a los que retornan del país que gobierna Maduro, que se han incrementado en un número considerable en los últimos años.

P. ¿Cómo han podido influir estas medidas en el efecto llamada?

R. Pues no sabría valorar en qué medida ha influido la ayuda de la Xunta y en qué medida ha sido, por desgracia, a consecuencia de que allí hace tiempo que no se puede vivir con normalidad. Escasea la comida, existen evidentes dificultades sanitarias, no hay medicinas… ¿Cómo no van a volver? Y en ese proceso de vuelta, evidentemente, siempre nos van a tener a su lado. Sólo el último año destinamos casi 3 millones de euros a atender a nuestra colectividad allí, ayudando a cerca de 6.000 familias gallegas.

P. La Administración gallega ha establecido medidas e incrementado considerablemente las partidas para atender las necesidades que se detectan entre los gallegos que permanecen en el país bolivariano. ¿Se podría afirmar que las necesidades más perentorias de los gallegos en Venezuela están cubiertas gracias a esta política de ayudas?

R. Lo más perentorio, sí. Pero es triste que en un país con la riqueza de Venezuela estemos hablando de cubrir las necesidades más perentorias. Con el programa de medicamentos en Venezuela permitimos que puedan acceder a este servicio los 35.000 gallegos del país. Las ayudas económicas individuales nos permiten atender a los que peor lo están pasando. Tenemos acuerdos con las entidades gallegas del país para facilitar su apoyo a nuestros paisanos… Nuestra voluntad de cooperación es máxima porque la situación lo requiere.

 



“El voto rogado, tal y como se ha configurado, es evidente que no funciona”

Desde 2011, fecha en la que entró en vigor la reforma de la Loreg, el descenso en la participación de los electores del exterior en las elecciones que se celebran en España es más que evidente. Han transcurrido nueve años desde entonces, y la supresión del voto rogado se presenta siempre como una promesa, pero que no acaba de cumplirse.

P. Los gallegos del exterior se quejan de las trabas que implica tener que rogar el voto cada vez que se acerca una cita electoral. Aunque se trata de un asunto de competencia estatal, ¿cree que se pondrá fin a este procedimiento en la actual legislatura? ¿Colaborará el PP a nivel nacional en la supresión del voto rogado?

R. El voto rogado, tal y como se ha configurado, es evidente que no funciona. Estamos convencidos de que eliminarlo es la única manera de devolver a los españoles del exterior su derecho a participar en las decisiones sobre el futuro de su tierra. Así lo hemos dicho aquí, y por supuesto también en Madrid, gobernase quien gobernase.

La experiencia nos muestra desde el mismo momento de su implantación, en 2011, que el voto rogado es un proceso ineficiente que impide, además, de facto, ejercer el derecho a voto a millares de españoles, de los que más de medio millón son gallegos, residentes en el exterior.

Sin duda, este sistema menoscaba de forma grave el derecho de sufragio de todos los españoles residentes en el exterior, por lo que desde Galicia hemos manifestado de forma reiterada nuestro compromiso a favor de la reforma de la LOREG, con el objeto de mejorar la participación electoral de los españoles, y por lo tanto de los gallegos que residen fuera de nuestras fronteras.

 



“Los gallegos de la diáspora son los mejores embajadores de un Año Santo tan gallego como universal”

La Xunta pretende convertir a Galicia en el punto de referencia turístico y cultural de España y también de Europa con motivo de la celebración del Xacobeo 2021. La exaltación del evento llega también a la Galicia del exterior, para que colabore en su difusión y se sume a la participación.

P. ¿Qué papel deben jugar las personas y las entidades del exterior en el desarrollo de esta iniciativa?

R. Estamos trabajando para lograr que el Xacobeo 2021 sea una fiesta cultural abierta a todo el que quiera visitarnos y vivir en primera persona la experiencia xacobea. En los encuentros que he mantenido con los gallegos de la diáspora les he trasladado que ellos son los mejores embajadores de un Año Santo que es tan gallego como universal. Así lo hice también en mi última visita a Uruguay, de hecho, el presidente electo, Luis Lacalle, se ha comprometido a visitar Galicia durante el próximo Xacobeo.

P. Desde que estalló con intensidad el conflicto catalán, sus intervenciones ante la diáspora recogen el mensaje de preservar la identidad gallega, pero dentro de la integración en el conjunto de España. ¿Qué pretende con este mensaje?

R. La diáspora me parece un ejemplo perfecto para demostrar que las identidades no son excluyentes. Uno puede seguir siendo gallego viva donde viva sin que eso suponga un límite. Las comunidades de gallegos del exterior difunden y conservan nuestra cultura y nuestras tradiciones sin que eso sea un impedimento para integrarse y jugar un papel activo en las sociedades en las que viven. Lo hacen de forma natural y cordial porque las identidades siempre suman, siempre aportan algo nuevo a cualquier persona.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Cronicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca