INAUGURÓ LA CONFERENCIA DE EMBAJADORES

Sánchez asegura que “2021 debe ser el año de la gran recuperación y de la gran transformación económica de España”

| 18 de enero de 2021, 21:15
Inauguración Conferencia de Embajadores 4 copia
Pedro Sánchez, durante su intervención en la Conferencia de Embajadores.

Tras tener que aplazar la Conferencia de Embajadores por el temporal de nieve de la pasada semana, este lunes el presidente del Gobierno ha inaugurado este acto que se celebra en Casa de América durante dos días y que reúne, por primera vez desde 2008, a los embajadores españoles acreditados en países de todos los continentes.

Durante su intervención, Pedro Sánchez ha subrayado que 2021 debe ser el año en el que España consolide su reputación internacional como país democrático, avanzado, plural y vanguardista porque, como ha apuntado, “nuestra sociedad es una de las más prósperas, libres e igualitarias del mundo”.

El jefe del Ejecutivo ha señalado que es el momento de generar confianza y de transformar definitivamente España sobre la transición ecológica, la transformación digital, la cohesión territorial y social y la igualdad de género. Para esta transformación, el Gobierno ha elaborado el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia “pensando en las siguientes generaciones”.

El presidente de Gobierno ha abordado las líneas estratégicas de la política exterior. “Nuestra apuesta por el multilateralismo empieza por una mayor integración y un compromiso renovado con la UE”, y ha añadido que la Unión necesita una política migratoria propia y autónoma, basada en el equilibrio entre responsabilidad, solidaridad y humanidad. Sobre el principio de acuerdo con Reino Unido, el jefe del Ejecutivo ha señalado que “el objetivo es crear una zona de prosperidad compartida en la región, intentando además convertir la cuestión de Gibraltar en un motivo de mayor entendimiento con nuestros aliados británicos”.

Pedro Sánchez ha tratado también las relaciones transatlánticas y ha mostrado la cercanía de España con el pueblo de Estados Unidos tras los graves incidentes en el Capitolio contra la democracia, “atacada por un enemigo nuevo y peligroso, que utiliza y difunde la mentira a gran escala sirviéndose de las redes sociales con una amplitud desconocida; polariza la sociedad y genera un ambiente de enfrentamiento y división y deslegitima las instituciones desde dentro y llega a cuestionar el resultado electoral cuando es desfavorable”. Además, ha reafirmado su “firme apoyo” a la futura administración de Joe Biden y Kamala Harris y a su interés de celebrar la Cumbre de las Democracias. España quiere contribuir activamente al éxito de esta convocatoria porque, según el presidente, “defender el orden internacional abierto frente a los que propugnan modelos cerrados, autoritarios y con una franca regresión de la democracia, es una gran prioridad estratégica para todas las democracias del mundo”.

Durante la inauguración de la jornada, en que se trataron temas como la política comercial, la diplomacia económica y tecnológica, la situación en Iberoamérica, la inmigración, el programa de acción en África Subsahariana, y el Mediterráneo oriental, el presidente ha apuntado que “la Cooperación Española debe ser un agente de cambio para mitigar la crisis climática, erradicar el hambre y la pobreza extrema, construir un mundo más equitativo y garantizar un sistema de salud global universal”.

La potencialidad de España en el mundo se refleja en que nuestro pasaporte es uno los cinco más poderosos del mundo según los indicadores. Nuestro país es parte de la comunidad hispanohablante, que congrega a casi 600 millones de personas; y de la UE, la segunda economía del planeta. “La intersección de ambas comunidades nos da a España la oportunidad de jugar un papel estratégico”, ha concluido el presidente.

Tras el presidente, fue el turno de la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, quien ha recordado que hace un año que tomó posesión con ministra de Exteriores y aseguraba “que 2020 ha sido un año muy duro, nos ha complicado a todos mucho la vida en lo profesional y sé que también en lo personal”. La ministra ha alabado el trabajo de los embajadores y ha asegurado que “sin vuestra dedicación, sin vuestro sacrificio, desde comprar material que necesitábamos en todo momento, repatriar españoles, atender a cientos, miles de llamadas de ciudadanos angustiados, construir un fondo de recuperación europea, negociar la salida del Reino Unido de la Unión Europea, hubiese sido todo mucho más duro”.

En las jornadas, que clausurará mañana el Rey, también intervinieron la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto; la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño; la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca