COMPROBÓ LA SITUACIÓN DEL PAÍS TRAS LA DEVASTACIÓN DE LOS ÚLTIMOS HURACANES

La Reina visitó Honduras y recorrió barrios, calles embarradas y escombros, escuelas destruidas y cultivos arrasados

| 17 de diciembre de 2020, 14:35
La Reina, el presidente y la primera dama de Honduras comprueban el impacto de la devastación sufrida en las aulas por las tormentas tropicales.
La Reina, el presidente y la primera dama de Honduras comprueban el impacto de la devastación sufrida en las aulas por las tormentas tropicales.

La Reina de España ha finalizado su viaje a Honduras, que tenía como objetivo trasladar la solidaridad del pueblo español y hacer entrega de ayuda humanitaria a la población afectada por las recientes inundaciones. Doña Letizia quiso conocer de primera mano la situación del país tras la devastación causada por los huracanes ‘Eta’ e ‘Iota’ y trasladar la solidaridad del pueblo español en estos momentos difíciles. La Reina estuvo acompañada por la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Ángeles Moreno Bau.

Doña Letizia fue recibida por el embajador de España en Honduras, Guillermo Kirkpatrick, y la directora de cooperación con América Latina y el Caribe. Acto seguido, la Reina recibió el saludo de los asistentes y ocupó su lugar en la mesa antes de comenzar la reunión con las ONG españolas activas en la respuesta humanitaria a huracanes en la Zona del Valle de Sula. El embajador de España moderó las intervenciones y el diálogo con los asistentes. Entre ellos, el jefe de delegación de Cruz Roja Española, Raúl Gutiérrez; la representante de Acción contra el Hambre, Noelia Monge; y la representante de Médicos del Mundo, Soledad Díaz.

Posteriormente, la Reina se trasladó a la Base Aérea Coronel Armando Escalón Espinal, donde fue recibida a su llegada por el presidente y la primera dama de Honduras, Juan Orlando Hernández y Ana García.

Acompañada por el presidente y la primera dama, doña Letizia se dirigió al hangar donde se llevó a cabo una reunión informativa sobre los daños ocasionados por las tormentas tropicales a su paso por la zona. Tras la proyección de un video, el presidente de Honduras ofreció una visión general de los daños y los trabajos realizados utilizando paneles explicativos. La reunión finalizó con un recorrido por una muestra del material de ayuda humanitaria enviado por la cooperación española.

Desde la Base Aérea Coronel Armando Escalón Espinal, la Reina se trasladó al Centro de Educación Básica Oswaldo López de Arellano. En el centro educativo, doña Letizia fue informada del proyecto educativo a cargo de la secretaria de Estado de Cooperación Internacional.

Finalizada la visita y el encuentro con profesores del Centro, la Reina, el presidente y la primera dama se trasladaron al Instituto Patria para visitar el albergue allí establecido.

En el patio central y frente al escenario, la Reina pudo atender a las explicaciones de los trabajos que se están realizando a cargo del coordinador de Emergencias de Cruz Roja Española, y seguidamente inició una visita al Centro, donde pudo comprobar tanto el estado de la zona de saneamientos como de la zona de habitaciones, donde dialogó con las familias alojadas.

“Tenemos miedo al Covid. El problema es que ahora tenemos miedo a otras cosas también. No nos queda nada”. Así explicaron su situación las personas acogidas en el Instituto Patria que ofrece techo, agua e higiene elemental a 131 familias (222 adultos, la mayoría mujeres, 161 menores de 18 años y 83 menores de 5 años), todos conviviendo en aulas reconvertidas en alojamiento provisional, que puede prolongarse en el tiempo.

Afectados y cooperantes coincidieron en que, a pesar de la repercusión mediática ahora escasa, los daños de las últimas tormentas tropicales han sido mucho mayores que lo fue el ‘Mitch’ en 1998. No ha habido el elevado número de víctimas de entonces, pero se teme que sus efectos sean más estructurales y duraderos que entonces.

Durante 6 horas, doña Letizia se reunió con representantes de ONG y cooperantes, recorrió barrios, calles embarradas y escombros, recuerdo de casas y escuelas destruidas y cultivos arrasados e inservibles. Acompañada en todo momento por el presidente de la República y la primera dama, la secretaria de Estado de Cooperación, Ángeles Moreno; y el embajador de España en Honduras, Guillermo Kirkpatrick.

La visita finalizó en el patio central, donde se inició. Allí tuvo lugar una actividad educativa y de higiene con niños albergados a cuyo fin concluyó la visita.

Posteriormente, doña Letizia se trasladó al Centro de Operaciones de la 105 Brigada, para asistir al almuerzo ofrecido por el presidente de Honduras y la primera dama, poniendo fin así al viaje de la Reina.

 

Ayuda humanitaria

Durante la visita se hizo entrega de un importante volumen de ayuda humanitaria, que constituye el mayor esfuerzo de los últimos diez años por parte de la cooperación española, al suponer más de 120 toneladas que se repartirán entre la población hondureña. Parte de la carga se transportó en el vuelo en el que viajó doña Letizia e incluye, entre otros insumos, test de diagnóstico rápido para el Covid-19.

Este viaje de ayuda humanitaria persiguió poner en valor el apoyo ofrecido por España y fue la antesala para un plan de recuperación y reconstrucción a largo plazo que va más allá de la ayuda de emergencia.

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) implementará el proyecto piloto e-Duc@ en el ámbito de la educación digital, una experiencia pionera de la Cooperación Española para el desarrollo social.

Con la visita de la Reina se ha pretendido contribuir también a sensibilizar y movilizar al conjunto de la comunidad internacional sobre la gravedad de la situación y la necesidad de redoblar los esfuerzos en ámbitos tan críticos como la educación, la salud y el cambio climático.

Al impacto de la pandemia en Honduras se ha sumado la catástrofe climática de ‘Eta’ e ‘Iota’, que ha afectado al 40 por ciento de la población y ha dejado medio millón de evacuados, cien mil personas hacinadas en albergues, la mitad de estudiantes sin conexión a internet, un centenar de fallecidos, 330.000 personas incomunicadas y el motor económico del país, San Pedro Sula, arrasado.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca