“FUE UNA PERSONA ESENCIAL EN LA PROFUNDIZACIÓN DE NUESTRA RELACIÓN BILATERAL”, DICE EL GOBIERNO ESPAÑOL

Muere Eusebio Leal, historiador de La Habana y un hombre vinculado con la colectividad española en Cuba

| 1 de agosto de 2020, 13:17
Don Felipe felicita a Eusebio Leal, tras imponerle la Gran Cruz de Carlos III.
Don Felipe felicita a Eusebio Leal, tras imponerle la Gran Cruz de Carlos III.

Eusebio Leal Spengler, historiador de La Habana, falleció este viernes, día 31, a los 77 años, en la capital cubana, a la que dedicó prácticamente toda su vida en su labor de restauración y preservación de la parte vieja de La Habana como una joya arquitectónica, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1982 por la Unesco.

Doctor en Ciencias Históricas y Maestro en Ciencias Arqueológicas y en Estudios sobre América Latina y el Caribe, director del Museo de la Ciudad y de la Oficina del Historiador de La Habana, Eusebio Leal acompañó en innumerables recorridos por La Habana Vieja a personalidades de visita en el país. En ese aspecto, tuvo una gran relación con España. Entre esos paseos destacó el que dio con los Reyes de España, Felipe VI y Letizia, en noviembre de 2019, con motivo de los 500 años de la fundación de la ciudad, un hito festejado por todo lo alto y que en cierto modo puso el colofón a la labor de Leal.

Precisamente, en septiembre de 2017, el entonces ministro de Exteriores, Alfonso María Dastis Quecedo, impuso a Eusebio Leal la Gran Cruz de la Orden Isabel la Católica, en nombre del Rey de España. “La condecoración que hoy entrego en nombre del Rey de España es para premiar la lealtad y los servicios excepcionales brindados por el doctor Eusebio Leal, y su contribución en la preservación de nuestra historia y patrimonio comunes”, declaró en aquel acto Alfonso Dastis. Tras recibir la Orden, Eusebio Leal manifestó su gratitud a España, al rey Felipe VI, y también tuvo palabras de agradecimiento a su familia y a los obreros, arquitectos, especialistas y trabajadores que le han acompañado en el proceso de restauración de La Habana, “una obra inconclusa, porque es una obra de varias generaciones”.

Su relación con las autoridades y la cultura española fue constante, y participó en innumerables actividades organizadas por asociaciones de la colectividad española en la Isla. También acompañó la visita de distintos presidentes autonómicos a Cuba. Estuvo con los presidentes de la Xunta, desde Manuel Fraga hasta Alberto Núñez Feijóo. El actual jefe del Ejecutivo gallego conoció La Habana Vieja junto a Eusebio Leal en su primera visita a la ciudad como presidente en diciembre de 2013.

Aquejado de un cáncer de páncreas, Leal libró una larga batalla contra la enfermedad que limitó su frecuente presencia en las calles de La Habana Vieja, donde muchos vecinos de la comunidad le comparaban con la figura de un alcalde.

Eusebio Leal intervino en la recuperación de museos, plazas, parques, antiguas edificaciones en ruinas devueltas a la habitabilidad para la población residente y últimamente del Capitolio Nacional, la Avenida del Puerto y el Barrio Chino.

La cooperación internacional financió algunas de esas obras, entre ellas la del monumental convento de San Francisco de Asís, y también se creó la escuela taller de restauradores de La Habana ‘Gaspar Melchor de Jovellanos’.

En 1993 el Gobierno otorgó "facultades excepcionales" a la Oficina del Historiador para crear y explotar fuentes económicas propias y destinar los ingresos a financiar el interrumpido plan de restauración. Fue un impulso vital al proyecto cultural y social liderado por Leal en La Habana Vieja.

 

Numerosos reconocimientos

Nacido el 11 de septiembre de 1942, el Historiador de La Habana orientó su vocación siendo aún autodidacta y presentó exámenes de suficiencia académica en la Universidad de La Habana, donde cursó la Licenciatura en Historia entre 1974 y 1979.

Becado en Italia realizó estudios de posgrado sobre restauración de centros históricos y fue también miembro de número de la Academia Cubana de la Lengua, donde ocupó el sillón ‘F’. A sus conferencias magistrales se suman ensayos, prólogos y artículos sobre Historia de Cuba, temas de América, restauración y museología publicados dentro y fuera de la isla.

Hasta su muerte, Leal fue diputado a la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral) de Cuba, presidente de Honor de la Unión Nacional de Historiadores de la isla, titular de la Comisión de Monumentos de La Habana, integrante de la sociedad Smithsonian, de Estados Unidos y de la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas, entre otros cargos.

Igualmente destacan, entre sus distinciones, las órdenes del Libertador Simón Bolívar, de Venezuela; la de Isabel la Católica en el grado de Comendador, de España; la de las Artes y las Letras de Francia, y el premio nacional de Patrimonio Cultural por la Obra de Toda la Vida, concedido por vez primera en la isla, en virtud de sus “excepcionales méritos” y de su “entrega ejemplar”.

 

Condolencias del Gobierno español

El Gobierno de España emitió un comunicado oficial lamentando profundamente el fallecimiento de Eusebio Leal.

“El Dr. Leal fue protagonista indiscutido del proceso de recuperación y rehabilitación de la capital cubana y su incomparable patrimonio arquitectónico y urbanístico. Fue un hombre de enorme carisma y profunda erudición, bajo cuya dirección, la Oficina del Historiador se convirtió en el motor de múltiples iniciativas patrimoniales y sociales en beneficio de La Habana Vieja. De hecho, su Oficina se convirtió en uno de los principales socios de los proyectos de la Cooperación Española en Cuba en las últimas décadas, desde la Escuela Taller hasta el último Plan de Accesibilidad de La Habana Vieja”, explica el Gobierno español.

“El Dr. Leal –añade– promovió siempre la defensa del legado español en La Habana y, en general, en Cuba, y fue una persona esencial en la profundización de nuestra relación bilateral”.

En el comunicado se recuerda que, con ocasión de la visita de Estado de los Reyes en el marco de la conmemoración del 500 aniversario de la fundación de La Habana, en noviembre pasado, Eusebio Leal recibió de manos del Rey la Gran Cruz de Carlos III.

El Gobierno expresa sus condolencias a su familia y a todo el pueblo cubano por tan triste pérdida.

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca