Llegan a Ecuador los primeros 8 respiradores, de un total de 50, donados por Ayuda en Acción

| 18 de agosto de 2020, 14:28
Los respiradores entregados por Ayuda en Acción.
Los respiradores entregados por Ayuda en Acción.

Ecuador recibió los primeros ochos respiradores, de un total de 50, donados por la ONG española Ayuda en Acción. Estos respiradores serán destinados al Ministerio de Salud Pública que los distribuirá entre las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de los hospitales públicos del país, para atender a los pacientes afectados por la covid-19.

El evento se llevó a cabo en el aeropuerto Mariscal Sucre y contó con la presencia del ministro de Salud Pública, Juan Carlos Zevallos; el embajador del Ecuador en España, Cristóbal Roldán; el subsecretario de Asuntos Económicos y Cooperación Internacional de la Cancillería, César Montaño, y el representante de la ONG Ayuda en Acción, Carlos Hernández.

Los respiradores, que también se distribuirán en diferentes países de América Latina y África, son del tipo ‘OxyVita Emergency Ventilator’ y son producidos a partir de la iniciativa española Enmotive, surgida en marzo 2020, cuyo objetivo fue el de crear un respirador de ventilación mecánica invasiva de bajo costo y de código abierto.

Este proyecto salió adelante gracias a la alianza y colaboración de diferentes entidades: lyntia, financiando la pre-serie; Vithas y Fundación Vithas, homologando el respirador y aportando al proyecto el conocimiento de los médicos intensivistas; Mcfly Technologies, industrializando el respirador de forma rápida; y Ayuda en Acción, para su distribución en América Latina y África. También contó con la colaboración de otras entidades como la Universidad Católica de Valencia, Medical Simulator, Capital Energy, Fundación ICAI, Rivergo Advisors y la Universidad Francisco de Vitoria.

“Estamos tremendamente orgullosos de lo que hemos conseguido y sobre todo de tener un respirador con unas diferencias muy importantes respecto a otras iniciativas porque es un equipo eficiente para el uso en UCI, es seguro, portátil, escalable y de fácil uso”, asegura Enrique Ramírez, fundador de ennomotive.

Por su parte, Ángel Ayuso, director científico de Vithas y director gerente de Fundación Vithas destaca cómo la experiencia de esta red hospitalaria frente al coronavirus ha influido en su participación en OxyVita. “En los hospitales Vithas hemos vivido en primera línea la presión asistencial que genera la pandemia de la COVID-19, y por eso no dudamos ni un minuto en sumarnos a este proyecto solidario que ayudará a que miles de pacientes en Ecuador y en otros países reciban los cuidados críticos que necesiten”. Y añade, “la Fundación Vithas cumple así dos objetivos fundamentales: impulsar la innovación en salud y actuar como instrumento de la Responsabilidad Social Corporativa de Vithas”.

En el caso de lyntia, “ha decidido apoyar OxyVita por dos razones, porque es un proyecto solidario que encaja perfectamente con nuestros objetivos de Responsabilidad Social

Corporativa y porque es un proyecto muy innovador desde el diseño a la fabricación”, según José Ignacio Ríos, director de estrategia.

El proceso de fabricación de los respiradores se lleva a cabo en las instalaciones de Mcfly Technologies en Toledo. Allí tuvo lugar la presentación de OxyVita, acto que contó la participación de representantes de las diferentes entidades del consorcio, así como Cristóbal Fernández Roldán, embajador de Ecuador en España, y Miguel Ángel González Lajas, consejero delegado del Instituto de Finanzas de Castilla-La Mancha.

“Este proyecto ha sido todo un reto profesional porque en muy poco tiempo hemos tenido que realizar una metodología de industrialización de equipos médicos en una planta en la que no teníamos experiencia previa y, sin embargo, el resultado es fabuloso”, comenta Enrique López Ayllón, director de Mcfly Technologies.

Otro valor añadido de OxyVita es que el diseño permite montarlo y probarlo de manera local en el país donde se vaya a utilizar. Desde España se enviaría la electrónica con el software ya integrado de forma que los países receptores solo han de aportar el resto de componentes.

Esto permite que el coste de OxyVita esté por debajo de los 1.000 euros, en comparación con otros respiradores convencionales que tienen un coste entre 9.000 y 60.000 euros.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca