ES EL NOMBRE QUE LA MINISTRA FÁTIMA BÁÑEZ PROPONDRÁ EL PRÓXIMO LUNES AL PLENO

José Manuel Castelao Bragaña vuelve a la Presidencia del Consejo General

| 27 Septiembre 2012 - 14:14 h.
A la izda., Castelao Bragaña, junto al entonces ministro Javier Arenas en su primer Pleno como presidente en julio de 2008. A la dcha., Castelao Bragaña, junto al entonces ministro Jesús Caldera, en su último Pleno como presidente.
A la izda., Castelao Bragaña, junto al entonces ministro Javier Arenas en su primer Pleno como presidente en julio de 2008. A la dcha., Castelao Bragaña, junto al entonces ministro Jesús Caldera, en su último Pleno como presidente.

José Manuel Castelao Bragaña es el nombre que la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, propondrá el próximo lunes al Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior para ocupar su Presidencia. Lo hará, personalmente o no, en el I Pleno del VI Mandato que el organismo inicia ese día en Santiago de Compostela. Una propuesta que necesitará el respaldo de la mitad más uno de los consejeros generales para salir adelante, requisito que a priori no parece ningún impedimento para la candidatura de quien ya fue el tercer presidente del Consejo, cuando éste todavía se llamaba Consejo General de la Emigración, y en el que previamente había desarrollado una larga trayectoria como consejero general de la Emigración por Argentina, país al que emigró desde su Valga (Pontevedra) natal con tan sólo catorce años. Le antecede su labor de búsqueda de unión y consenso al frente del Consejo. Sucederá a quien le sucedió, Francisco Ruiz, con quien también compartió sesiones de trabajo como consejero general, éste último por Suiza.

Castelao Bragaña fue nombrado presidente del Consejo en julio de 1998, a propuesta de Javier Arenas, entonces ministro de Trabajo, en cuyo equipo estaba Amalia Gómez al frente de la Secretaría de Asuntos Sociales, que tenía adscrita la Dirección General de Migraciones, cuya titular era Ángeles Muñoz. “Tengo la honra de ser el primer presidente elegido por la emigración”, declaró entonces a ‘Galicia en el Mundo’. Trascendió al frente del mismo en el tiempo al gobierno que le nombró y estuvo alrededor de dos años con el gobierno socialista, a pesar de ser un destacado militante del PP de España en Argentina. Su cese se produjo en septiembre de 2005, poco antes de un nuevo encuentro plenario del Consejo, que tuvo lugar a primeros de octubre de ese año; llegó de la mano del entonces ministro de Trabajo, Jesús Caldera, y con polémica.

Entonces sí, las opiniones de los consejeros generales se dividieron sobre el asunto. Caldera y la secretaria de Estado de Migraciones, Consuelo Rumí, consideraron que Castelao tenía que haber dimitido cuando fue elegido diputado en el Parlamento de Galicia, cargo en el que se presentó en las listas del PP. Fue el primer emigrante que se sentó en esa Cámara, el primer diputado en Galicia cuya residencia estaba fuera de ella, en Buenos Aires, si bien tuvo residencia temporal en Santiago para desempeñar sus funciones. Volvió al Consejo General, como invitado, en el pleno celebrado en junio de 2010, siendo presidente de la Fundación Galicia Emigración.

La emigración ha tenido un gran protagonismo en la vida de Castelao Bragaña, más allá del hecho de haberla vivido en primera persona. En Buenos Aires estuvo siempre muy vinculado a la  actividad de las comunidades gallegas en el país austral como el Centro Gallego de Buenos Aires o la institución de A Estrada en la capital argentina. Es licenciado en Derecho y Ciencias Sociales ejerció como procurador, abogado y notario. Entre las distinciones que ha cosechado figuran las de Hijo Predilecto de Valga, su pueblo natal, y la Medalla de Honor de la Emigración, que le fue concedida en diciembre de 2001.

Vota esta noticia:
Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca