EL EMBAJADOR DE CUBA EN ESPAÑA DESTACA LA PROFUNDA HUELLA ESPAÑOLA EN LA ISLA

Gustavo Machín considera que España y Cuba pasaron “de una relación de padre a hijo a una relación de hermanos”

| 19 de noviembre de 2020, 14:47
Embajador de Cuba en España, Gustavo Machín Gómez.
Embajador de Cuba en España, Gustavo Machín Gómez.

Corría el 29 de octubre de 1998 y en la Universidad de Oriente, ciudad de Santiago de Cuba, pronunciaba un discurso el entonces presidente de la Xunta de Galicia, Manuel Fraga Iribarne, con motivo de su investidura como doctor ‘Honoris Causa’ y decía así: “Al igual que hace cien años, Cuba es para Galicia algo familiar y entrañable y por ello venimos defendiendo –y lo reiteraremos cuantas veces sea necesario– que las relaciones entre España y Cuba deben ser concebidas y asumidas como relaciones de familia”.

‘Crónicas de la emigración’ entrevista al embajador de Cuba en España, Gustavo Machín Gómez, quien considera que España y Cuba han pasado “de una relación de padre a hijo a una relación de hermanos”.

Decía José Martí: “Hay que andarse con tiento en eso de cantar victorias diplomáticas sobre otra nación, porque el cacareo puede deshacer lo que ha logrado hacer la diplomacia”.

Pregunta. ¿Cómo fueron sus inicios en su primera etapa como diplomático?

Respuesta. Graduado en 1984 en el Instituto Superior de Relaciones Internacionales Raúl Roa García, me incorporé a la actividad diplomática cubana cumpliendo misiones en Perú, Estados Unidos y Paquistán, a la vez que desde la Cancillería cubana tanto en América Latina y Estados Unidos, así como en la atención a la prensa extranjera.

P. ¿Cómo recibió la noticia cuando le comunicaron que su próximo destino era España?

R. Para mí resultó ser una sorpresa, en tanto mi carrera diplomática se ha concentrado fundamentalmente en el continente americano y, por otra parte, también fue motivo de gran satisfacción, en tanto consideré un honor representar a Cuba en un país con el que tenemos profundas relaciones basadas en nuestras raíces históricas, familiares, culturales, económico-comerciales y de todo tipo.

P. ¿Cómo es un día en su agenda de trabajo?

R. El día de todo diplomático cubano en España se caracteriza por una agenda muy activa de encuentros e intercambios con amplios sectores de la sociedad española, ya sea oficial o no oficial o gobierno central, autonomías, provincias y ayuntamientos, dirigida a promover, fortalecer y consolidar los vínculos entre Cuba y España, y por supuesto, promover los intereses de nuestro país, basado fundamentalmente en lo que dije anteriormente, o sea, en los profundos lazos que unen a nuestros países y pueblos, lo cual sin duda alguna favorece grandemente esta labor.

P. El proceso de transculturación unió cultural e indisolublemente a Cuba y España, ¿cuánto ve de la cultura cubana en la España de hoy, y a la inversa?

R. Es evidente que existe una profunda huella española en Cuba, a la que en el argot popular cubano se le llama “la madre patria”; aunque me gusta puntualizar que pasamos de una relación de padre a hijo, a una relación de hermanos, que refleja mucho mejor cómo son nuestras relaciones. Tal vez en Cuba en uno de los países donde esa raíz es más evidente y mantiene mayor vitalidad –sin menosprecio al resto de nuestros hermanos países latinoamericanos, todo lo contrario–, y que tiene su reflejo tanto en nuestra forma de ser como en las expresiones más disímiles de nuestra cultura nacional. Orgullosos decimos que la nación cubana se forjó de la mezcla de nuestras herencias española y africana, con un profundo sentido de independencia y soberanía.

También es cierto que hablamos de un proceso de simbiosis, si bien Cuba se nutrió y nutre de España, también es evidente que España se ha nutrido y se nutre de Cuba. Esto hace que la cultura cubana no sea en lo más mínimo ajena para los españoles, que por demás la cultivan, la aprecian y la disfrutan, como he podido ser testigo durante mi estancia en España. El intercambio cultural entre ambos países es muy activo, aunque sin duda debemos ampliarlo y profundizarlo más.

P. Quedará para los libros de historia que usted fue unos de artífices en la coordinación de la visita del presidente del Gobierno de España Pedro Sánchez a Cuba, así como la visita oficial de los Reyes de España. ¿Qué significó para usted?

R. Para mí siempre será motivo de satisfacción el hecho que durante mi mandato como embajador de Cuba en España pude contribuir a la realización de estas dos visitas a Cuba. Ambas visitas –altamente esperadas por los dos países y con gran significación histórica– han sido la expresión evidente del buen nivel de las relaciones entre ambas naciones y pueblos, y de la profunda amistad y respecto que nos profesamos, a la vez que coherentes con nuestra historia y todo aquello que nos une y compartimos.

P. ¿Cómo son hoy las relaciones entre Cuba y la Unión Europea, después de estos cinco años de reanudación? No puedo menos que mencionar al exministro Miguel Ángel Moratinos, que jugó un papel importante en este acercamiento, en el año 2015.

R. Como mencionas, desde finales de 2016, la Unión Europea y Cuba acordaron un nuevo marco de sus relaciones que enmendó la llamada Posición Común, que en nada contribuyó a promover los vínculos entre ambas partes por su carácter injerencista. Estas relaciones, basadas en el respeto mutuo y la igualdad a partir del mencionado Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación entre la Unión Europea y sus países miembros, y la República de Cuba, han evolucionado favorablemente en los últimos años, pudiéndose afirmar que tenemos un diálogo fluido y respetuoso, y que avanzamos en nuestras relaciones de cooperación en varios sectores. Debe reconocerse el papel jugado por España en este proceso de negociación del nuevo acuerdo, lo cual es muestra de las históricas buenas relaciones que gozamos ambos países

P. Cuba continúa en situación de bloqueo férreo por parte de Estados Unidos, ya cerca de 70 años. Es creciente la preocupación por la situación económica actual. ¿Piensa usted que, sin obviar el bloqueo, se deben agilizar trámites en la aprobación de las empresas interesadas en invertir?

R. El bloqueo de Estados Unidos es el principal obstáculo para el desarrollo de Cuba, y preciso aclarar que, además del daño que inflige tanto a la economía como al pueblo cubano de manera directa, esta es política con claros efectos extraterritoriales –punitivos y disuasorios– hacia terceros países a su relación con Cuba, tanto desde el punto de vista comercial como de la inversión. Por ello, comparto totalmente tu afirmación de que no se pueden obviar los efectos del bloqueo. Cuba desde 2010 inició un proceso de cambios en sus políticas y económicas –lo llamamos actualización del modelo económico y social cubano– dentro del cual hemos cambiado nuestra concepción en cuanto al papel del capital extranjero en la economía cubana, de forma tal que su presencia tiene un carácter estratégico en el desarrollo de la economía cubana a partir de su aporte en capital, tecnologías y mercados. Es cierto que debemos evolucionar nuestras concepciones y formas de hacer en el pasado –lo que Raúl Castro definió como mentalidad obsoleta llena de prejuicios–, pero estamos conscientes de esta política y que avanzamos a pasos serios en esta dirección, porque responde a una estrategia clara del gobierno cubano que, por demás, fue refrendada por el 87% de los cubanos, que votaron afirmativamente a la nueva Constitución cubana, que en cuyo texto recoge estos cambios.

P. ¿Cuáles son, en la actualidad, los principales renglones de inversión prioritarios para el Gobierno de Cuba?

R. Hoy están identificados como sectores estratégicos para la inversión el turismo, energías renovables, construcción, industria farmacéutica y biotecnológica, telecomunicaciones, transporte y sector agroalimentario, por destacar algunos de ellos. Tenemos identificados 460 proyectos de inversión en más de 15 sectores de la economía, distribuidos a lo largo y ancho del país. Estos proyectos, que se corresponden con las prioridades del país, están detallados en la Cartera de Oportunidades de proyectos de Inversión, cuya actualización será presentada los próximos 8 y 9 de diciembre en el Foro Empresarial Cuba 2020 que se realizará de forma virtual, siendo este documento una herramienta importante para el inversionista extranjero ya que también incluye las políticas generales y sectoriales, y los datos de contacto de las instituciones y empresas cubanas.

Nuestra intención es priorizar con la inversión extranjera los sectores estratégicos de nuestra economía. No obstante, también se evalúan propuestas en otros sectores distintos a los que integran la mencionada Cartera, con la excepción de los servicios de salud y educación a la población y de las instituciones armadas, salvo en sus sistemas empresariales.

P. España suele ser el país con mayor representación en la Feria Internacional de La Habana, a cuya edición de 2019 asistieron más de 110 empresas. ¿Piensa que la participación en la próxima Feria 2021 será superior a la de 2019?

R. Como bien planteas, España en los últimos años ha sido el país con mayor número de expositores en la FIHAV y estamos seguros que en la Feria del 2021 mantendrá esta posición. España es nuestro tercer socio comercial a nivel mundial y el primero de Europa, así como nuestro principal inversor, especialmente en el turismo. Actualmente, España es, además, el principal destino de las exportaciones cubanas a Europa y el país con mayor número de empresas representadas en la isla.

P. La Zona Mariel, inaugurada el 27 de enero de 2014, es hoy interesante atractivo para los inversores. ¿Por qué?

R. La Zona Especial de Desarrollo Mariel cuenta con un marco regulatorio propio, sustentado en regímenes especiales, destacándose el tributario, aunque vale señalar que no es una Zona Franca. En la misma se fomenta y protege a las empresas que utilicen tecnologías limpias y produzcan bienes y servicios de valor agregado basados en el conocimiento y la innovación.

Desde sus inicios, hace ya 7 años, ha trabajado en el establecimiento y consolidación de un ambiente de negocios amigable, destacándose el Sistema de Ventanilla Única, a través del cual se realizan todos los trámites, constitución, registros y obtención de licencias y autorizaciones requeridas por los concesionarios y usuarios de la Zona para el establecimiento y operación de sus negocios.

El Estado cubano ha invertido anualmente aproximadamente 300 millones en la ejecución de las infraestructuras y el establecimiento de los servicios identificados dentro de las mejores prácticas internacionales que garantizan el éxito de esta Zona Económica Especial.

Tiene una ubicación geográfica estratégica, pues se encuentra en el centro del comercio en la región del Caribe y las Américas. La zona está ubicada a 45 kilómetros de La Habana y está conectada con el resto del país a través de viales e infraestructura ferroviaria.

P. Creo que podemos caminar hacia un futuro de desarrollo económico importante, con la recientemente publicación en la Gaceta Oficial Nº 59 Ordinaria de 17 de agosto de 2020, Resolución 114 de 13 de agosto de 2020, que establece las normas para la distribución importación y exportación de las formas de gestión no estatal a través de las entidades autorizadas a realizar actividades de comercio exterior. ¿Cómo valora esta nueva medida?

R. Esta medida se corresponde con la Estrategia económica-social del gobierno cubano para el impulso de la economía y el enfrentamiento a la crisis mundial provocada por la Covid-19. Como parte de estas políticas es una prioridad el crecimiento de las exportaciones, el que las importaciones sean más racionales, así como lograr establecer encadenamientos entre todas las formas de gestión para tener mejores resultados económicos.

Al cierre de septiembre de 2020 existían cerca de dos mil actores con interés de insertarse en esta actividad. De ellos, una cifra superior a los 732 eran trabajadores por cuenta propia y 119 cooperativas, así como otras 205 personas interesadas.

P. Cuba está gestionando de forma eficaz la pandemia del Covid-19. ¿Qué protocolos de actuación han logrado tan baja tasa de infección comparativamente con otros países del área?

R. La estrategia de Cuba para el enfrentamiento a la pandemia se basa en la fortaleza de nuestro sistema de salud, especialmente la atención primaria, y por supuesto en una clara concepción que lo más importante es la protección de las vidas humanas. Bajo estos preceptos, se han adoptado medidas que han ido desde la realización de pruebas (PCR y otras) a gran escala, establecimiento de una red de rastreadores, la permanente educación y transmisión de información a la población cubana, hasta los confinamientos temporales y el cierre temporal de nuestras fronteras. Como bien dices, Cuba muestra índices que reflejan buenos resultados en el control de las afectaciones de la pandemia, tanto en el número de infestados como de lamentables muertes, aun cuando, por motivo del bloqueo de Estados Unidos, nos hemos visto impedidos para obtener los materiales higiénico-sanitarios y medicamentos necesarios para la atención a los ciudadanos cubanos.

P. ¿Qué mensaje querría dirigir a la colectividad cubana en España?

R. Los cubanos somos esencialmente martianos, y precisamente de él aprendimos el amor incondicional a la Patria. Todos la representamos y trabajamos por y para ella. Bienvenidos todos a esta misión. Tengan seguro que tendrán en la Embajada de Cuba y los Consulados Generales un referente permanente para ustedes.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca