DICEN QUE “LA EMIGRACIÓN ES UN VALOR AÑADIDO” E IGNORARLO ES “INJUSTO” Y “DEPLORABLE”

Dirigentes de la colectividad en Argentina lamentan que el Gobierno español no valore a sus colectivos en el exterior

| 27 de enero de 2021, 13:50
Foto Argentina
Raúl Pagés y Benito Blanco.

Referentes del colectivo español residente en Argentina lamentaron, en diálogo con ‘Crónicas de la Emigración’, que el Gobierno español tome distancia de las necesidades y preocupaciones de los colectivos en el exterior y sus asociaciones, en un contexto ya de por si complejo por la pandemia y sus efectos, principalmente, en las esferas de la salud y la economía.

La decisión de la Dirección General de Migraciones, dependiente del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, de redirigir hacia el programa de inmigración 5,8 millones, previstos inicialmente para atender a los españoles en el exterior, es tan solo un ejemplo de la nueva orientación que el ministro José Luis Escrivá le está dando a la política hacia los colectivos, coincidieron en señalar los dirigentes consultados.

Cabe precisar que el presupuesto de la Dirección General de Migraciones contemplaba una partida de 56,4 millones de euros destinada a prestaciones, asistencia sanitaria y ayudas a los colectivos en el exterior durante 2020, de la cual se emplearon solo 50,6 millones y el resto (5,8 millones de euros) se destinó a inmigración.

 

Benito Blanco: “Es para mí una gran pena”

Benito Blanco Álvarez, presidente de la Federación de Sociedades Españolas de Argentina, afirmó que “con respecto a la iniciativa del Gobierno español para dejar de ayudar a los emigrados y dedicar todos los esfuerzos a los inmigrantes, debo decir que es para mí una gran pena”.

“He pasado gran parte de mi vida emigrado –explica– y he sido testigo de los esfuerzos que ha realizado la emigración española para acercarse a España en las ayudas y en los sentimientos”.

Benito Blanco declara que “algunos hemos progresado, gracias a que Argentina es un país bendito, en el que si se trabaja duro en el mejor de los casos se triunfa. Pero cada persona y cada familia tienen sus vidas y no a todos los bendice el Señor”.

“Lo mínimo que podemos esperar como colectivo es que no se nos destrate”, manifiesta el presidente de la Federación. “Si la cultura y la identidad de España están tan presentes a lo largo y ancho del mundo es porque los emigrados siempre la han llevado en su corazón. En Argentina hay más de doscientos centros y asociaciones españoles centenarios, que difunden valores y sostienen en alto la bandera rojigualda. Ese patrimonio tiene un valor incalculable y es lamentable que no se tenga en cuenta en momentos difíciles para todos”.

Por último, Benito Blanco expresa un deseo: “Confío en mi país y espero que se informen, conozcan todo lo que abandonan a su suerte y cambien de actitud”.

 

Diego Martínez: “La emigración solo cuenta cuando se le piden los votos”

Diego Martínez Duro, presidente de la Federación de Sociedades Gallegas de la República Argentina, considera que, “si bien se debe dar ayudar a los migrantes y refugiados que buscan una mejor calidad de vida, no debe ser en detrimento de las partidas destinadas a los emigrados que por las mismas razones han dejado el Estado español. En muchos casos, éstos ya vienen padeciendo la quita de fondos desde hace más de tres legislaturas en la cobertura de pensiones asistenciales, atención sanitaria y en hasta los viajes para personas mayores. Parece ser que sin distinción de partidos la emigración solo cuenta cuando se le piden los votos y no se le atienden los reclamos”.

 

Raúl Pagés: “Esto muestra el poco interés hacia todo el colectivo”

Raúl Pagés, presidente de la Unión de Asociaciones Gallegas de la República Argentina, explica que, “en estos momentos, a causa del Covid-19 estamos atravesando una profunda crisis que nos golpea en lo sanitario pero también en lo económico”.

“Uno cree –sigue comentando– que, en ese orden de ideas, cualquier recorte que profundice en un sentido u otro estas problemáticas no es el correcto. Más aún cuando las necesidades aumentan y la falta de recursos que se produce por la propia inactividad del colectivo se hacen notorias”.

Pagés reivindica que “trabajamos para que las instituciones sigan funcionando y mantener el tejido social que permita hacer llegar la ayuda a cada asociado que la necesite, en el marco de las limitaciones que imponen los gobiernos locales para hacer frente a la pandemia. Y cuando mayor apoyo es necesario, recibimos como respuesta un recorte a los presupuestos. Esto muestra el poco interés hacia todo el colectivo”.

Asimismo, el presidente de la Unión de Asociaciones Gallegas afirma que “nos resulta incomprensible que se intente llamar a elecciones del CRE, cuando el mundo sigue a merced de este virus y se está pensando en mayores confinamientos en Europa y posiblemente aquí”.

Raúl Pagés puntualizó que, “además, se le quita apoyo a los medios, como una manera de ocultar o silenciar los reclamos”.

 

Julia Hernando: “Me parece lamentable”

Julia Hernando Cabezón, presidenta del Centro Burgalés en Buenos Aires, opina que “hay inquietud por esta nueva situación del recorte al presupuesto del Estado destinado a Emigración en beneficio de Inmigración. El impacto puntual a nuestra entidad no es preocupante desde el punto de vista financiero porque nosotros con el tiempo hemos aprendido a autofinanciarnos, pero sí me parece muy duro, me parece lamentable esta nueva mirada política que tiene el Gobierno de España frente a la emigración y a lo que significó la emigración para el presente de España”.

 

José María Vila Alén: “Se emprende así un camino regresivo”

José María Vila Alén, presidente del Centro Galicia de Buenos Aires, estima que “reducir el presupuesto a Emigración es injusto para con los emigrantes y es un desprecio por el futuro de las instituciones. Ciudadanos emigrados e instituciones que portan el nombre de España, de origen y contenido español, quedan expuestos a transitar un sendero de debilitamiento y abandono”.

“El golpe que representa para el Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior es gravísimo –añade–. Se emprende así un camino regresivo cuando lo aconsejable y necesario es precisamente el contrario: es potenciarlo en competencias y presupuesto”.

José María Vila Alén lanza un reclamo: “Señores gobernantes, la emigración es un valor añadido, un activo de España de extensión global que tuvo altísimo costo, el desarraigo de millones de emigrantes, ignorarlo a más de injusto es deplorable y de una torpeza incalculable de cara al futuro. Significa comenzar a hacer lo que nunca hemos imaginado que podría suceder, desconectar la España territorial de la España del exterior. El hecho se califica a sí mismo”.

 

Juan Manuel Posada: “Hemos tenido que acostumbrarnos a reinventarnos”

Juan Manuel Posada, presidente del Centro Asturiano de Buenos Aires, explica que “las directivas de turno hemos tenido que acostumbrarnos a reinventarnos ante los problemas tan dramáticos que hemos tenido que enfrentar para sacar adelante nuestras instituciones, en una situación tan delicada como la que atravesamos el año pasado. Nuestra gratitud al Principado de Asturias que, a través de su Dirección General de Emigración, no nos abandona a nuestra suerte”.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca