EN LA CONFERENCIA ‘A 80 AÑOS DE LA LLEGADA DEL BUQUE SINAIA: LA LITERATURA DEL EXILIO’

El director del Museo de Ciudad de México dice que la llegada de exiliados españoles enriqueció la cultura mexicana

| 08 Mayo 2019 - 14:37 h.

Con la llegada, hace 80 años, del buque ‘Sinaia’ a costas veracruzanas, que transportaba a unos 1.500 españoles que salieron de su país huyendo del régimen de Franco y la Guerra Civil, se enriqueció el bagaje cultural de México. Entre quienes viajaban en la unidad que llegó a México el 13 de junio de 1939 se encontraban los entonces niños Pedro Garfias, Tomás Segovia y Ramón Xirau. También José Gaos, Eduardo Nicol, Adolfo Sánchez Vázquez y Manuel Andújar, figuras que enriquecieron el panorama cultural de México.

Durante la conferencia ‘A 80 años de la llegada del buque Sinaia: la literatura del exilio’, según informa la web 20minutos.com.mx, el director del Museo de la Ciudad de México, José María Espinasa, comentó que algunos intelectuales que estuvieron en la embarcación recogieron las experiencias ocurridas durante la travesía. Tal es el caso, mencionó el poeta y ensayista, de Juan Rejano, quien dirigió un diario en el que se relata lo más destacado que se vivió durante los días de travesía del llamado ‘Buque de la vida’ y el contexto político y social por el que atravesaban tanto España como México.

En 1939, Lázaro Cárdenas, el entonces presidente de México, aceptó el desembarque y permitió que entrara a territorio mexicano un grupo de españoles exiliados que huía de la Guerra Civil en su país, quienes fueron recibidos de manera cálida en este país. La política exterior instrumentada por México hizo que muchos vieran a este territorio como alternativa para vivir.

En el buque que arribó a costas veracruzanas viajaban 1.599 personas, entre mujeres, hombres y niños. Posteriormente llegaron al país el ‘Ipanema’, con cerca de mil exiliados, y el ‘Mexique’, con 2.200, entre otros. Se calcula que entre 1939 y 1943 arribaron a México unos 25.000 refugiados españoles

Con su llegada a México los españoles enriquecieron todos los aspectos de la vida cultural del país con su bagaje y experiencia al unir la perspectiva y visión de las dos naciones, con sus respectivos contextos políticos y sociales.

En la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, en Ciudad de México, Espinasa expuso que al producirse la derrota en el conflicto que hubo en España de 1936 a 1939 mucha gente buscó refugio en Francia, pero se encontró con un país que iba a entrar en la Segunda Guerra Mundial. Esa coyuntura hizo que muchos encontraran la forma de rehacer su vida en México, Chile y otros países latinoamericanos.

En el caso de México, el gobierno no sólo les abrió las puertas sino también los integró a la sociedad. Ahora hay una situación conflictiva en diversos países, por lo que muchos se ven obligados a migrar para ganarse la vida, como ocurre con mucha gente de Centroamérica y El Caribe que ven a México la manera de llegar a Estados Unidos. De ahí que “México debe ser capaz de encontrar maneras de articular esa migración en la medida de lo posible”, aunque reconoció que hoy, como hace 80 años, esta nación sigue teniendo una política de puertas abiertas con los migrantes de otros países. “Sabemos que es un problema, pero ha sido bien afrontado, no ha habido violencia, represión ni rechazo, salvo algunas excepciones, pero en general la reacción del país y el gobierno ha sido buena”, expresó José María Espinasa.

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Cronicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca