LOS ASISTENTES PROCEDÍAN DE DIFERENTES CIUDADES DE ALEMANIA Y DE BÉLGICA

Cuarenta y dos personas participaron en el primer seminario del año del programa ¡Adentro!

| 17 Marzo 2018 - 14:33 h.
Algunos de los participantes y docentes que asistieron al seminario.
Algunos de los participantes y docentes que asistieron al seminario.

El primer seminario del programa ¡Adentro! de este año, para la formación de hispanohablantes como animadores socioculturales, tuvo lugar en el Forum Vinzenz Pallotti, en Vallendar (Alemania) del 9 al 11 de marzo. Cuarenta y dos personas, entre participantes y docentes, dedicaron ese fin de semana al estudio, al intercambio y la convivencia, en el ambiente simpático y cordial que caracteriza estos encuentros.

Los docentes del programa desarrollaron temas muy variados y dirigieron talleres de actividades prácticas, todo ello orientado a los intereses y necesidades de los mayores y a mejorar su calidad de vida tras la jubilación. Los participantes, mujeres y hombres en su mayoría jubilados, procedían de diferentes ciudades de Alemania y de Bélgica, lugares a los que luego trasladan lo aprendido, actuando como multiplicadores en sus asociaciones o grupos.

En la apertura del seminario, presidida por algunos de los representantes de las entidades organizadoras, Vicente Riesgo, presidente de la AEF y coordinador de ¡Adentro!, saludó a los asistentes e introdujo el programa. También los participantes se presentaron e informaron sobre su trabajo con los grupos que dirigen.

Organizan los seminarios, conjuntamente, la Academia Española de Formación (AEF) de Bonn, la Confederación, la Cruz Roja Alemana y la Fundació Privada Can Gelabert de Barcelona, con el apoyo de la Dirección General de Migraciones.

 

Temas para todos los gustos

En estos seminarios se ofrecen diferentes temas y actividades en paralelo, dejando libertad para que cada uno elija los de su interés.

Para participantes nuevos, José Antonio Arranz, psicólogo y gerontólogo, ofreció un taller de introducción a la filosofía de ¡Adentro!, que incluye un trabajo biográfico. Sólo en esta actividad es obligatoria la participación para todos los que quieran formarse en estos seminarios como animadores socioculturales y dedicarse al voluntariado social.

Arranz explicó a los principiantes los principales pilares del programa, fundamentales para la formación básica en áreas de la personalidad, las competencias comunicativas y la capacidad de trabajar en equipo, así como en las del fomento de la salud, actividades socio-culturales, asesoramiento jurídico y trabajo en redes.

‘La discapacidad, reto de nuestros tiempos’ fue otro de los temas desarrollados por el psicólogo. Después de un video introductorio sobre cómo se sienten las personas con ciertas discapacidades, analizó con los participantes los diferentes aspectos de la discapacidad hoy en día y los términos asignados a las personas que la padecen, sus sentimientos y la visión que de ellos tienen los demás, los problemas que se les plantea en la sociedad y las nuevas perspectivas en relación a ese tema.

El docente dirigió todavía otros dos grupos, uno con el título ‘¿Sabemos decir no?’, en el que explicó qué frenos intelectuales, sociales y personales impiden defender los propios derechos y algo tan simple como decir no, cuando algo no nos interesa, y otro en el que habló de la jubilación bajo sus diferentes aspectos, refiriéndose, especialmente, a problemas relacionados con esa nueva etapa de la vida y cómo afrontarlos. En común, analizaron el rol que desempeñan en la vida de los mayores elementos como la salud, el sueño, la nutrición y el deporte, o posibles malos hábitos. En el área ambiental, se habló sobre la economía en la jubilación y las relaciones con la familia, la pareja y los amigos.

El psicólogo y coach Daniel Gil Abascal participó en el seminario con una ponencia sobre ‘Sonidos que curan’, en la que, entre otras cosas, subrayó lo importante que sería poner una banda sonora en la vida y los beneficios de la música para pacientes con problemas motores, así como en la terapia para los que sufren demencia.

Dirigió, además, un taller, en el que realizó con los participantes ejercicios de

relajación y de autoobservación del cuerpo, resaltando la necesidad de

estar en armonía con uno mismo para el manejo de las propias emociones y el

desarrollo de la empatía y para sentirse bien y disfrutar más de la vida.

 

Abuelas y abuelos del siglo XXI

Bajo este título, la docente Carmen Salinas, psicóloga y jurista, dirigió un grupo de trabajo y analizó con los participantes los aspectos positivos que conlleva convertirse en abuelos, los beneficios que reporta el trato y el cariño de los nietos y cómo esa nueva etapa vital afecta a la personalidad y al bienestar de los mayores.

Las abuelas y abuelos allí presentes fueron detallando su implicación en el cuidado de los nietos, en particular, en esta época de crisis en España, y comparando, a la vez, las similitudes y diferencias de su comportamiento con el de los mayores alemanes.

Al hablar de las abuelas, muchas de las asistentes coincidieron en que ejercían más de ‘canguro’ que de abuelas, al verse obligadas a cuidar a los nietos y aceptar responsabilidades que les sobrepasan. En ese sentido, la docente explicó el “síndrome de la abuela esclava”, que afectaría a muchas mujeres, “atrapadas en el papel de superabuelas y sometidas a una sobrecarga física y emocional que les producen graves y progresivos desequilibrios”, lo que aceptarían como si se tratase de achaques por la edad, sin atreverse a explicárselo a sus hijos por miedo a dañar o romper la relación, o por temor a quedarse solas.

Finalmente, todos participaron en la elaboración de consejos útiles, tanto para abuelos como para hijos, entre los que destacaron la necesidad de una mejor comunicación entre unos y otros para delimitar funciones; el establecimiento de reglas de comportamiento, respetando el ocio y el tiempo de la persona mayor, y, muy en especial, que se les agradezca y reconozca esa inmensa labor que realizan, no sólo para las familias sino también para la sociedad.

En otro grupo, Salinas desarrolló el tema de las habilidades sociales de los mayores, explicando en qué consisten, para qué se necesitan y cómo éstas pueden paliar los efectos del aislamiento y la depresión, tan comunes entre personas jubiladas, subrayando también las habilidades que deberían tener los animadores de ¡Adentro!.

La docente recordó la importancia de seguir aprendiendo, mejorando y practicando las habilidades de comunicación y cómo habilidades sociales buenas y adecuadas proporcionan satisfacción, refuerzan en positivo la conducta y elevan la autoestima, mejorando así la calidad de vida.

‘Los conflictos en los grupos, problemas y posibles soluciones’ fue el último tema tratado por la psicóloga. En común, se discutió sobre qué se entiende por conflicto, reflexionando sobre los tipos de conflictos que pueden surgir en los grupos y qué habilidades serían necesarias para comunicarse con tacto y eficacia con las personas implicadas y con los mayores en general. A través de ejercicios prácticos, los asistentes aprendieron a aceptar y a considerar los conflictos como algo inevitable en las relaciones sociales, necesarios incluso para conocerse mejor, y reconocieron la importancia de la empatía, la tolerancia y la asertividad como recursos para afrontarlos y resolverlos con éxito, sin salir dañado por ellos.

 

La importancia de la vivienda adecuada

Pepita Vela, gerontóloga, dirigió uno de los grupos de trabajo, en el que se habló sobre la vivienda adecuada para los mayores y las condiciones que debe reunir para que éstos puedan permanecer en su entorno habitual durante el mayor tiempo posible. La docente se refirió a los cambios que experimenta el cuerpo y la mente con el paso de los años y las restricciones que esto conlleva para la vida diaria. La disminución de facultades, si no se compensan, podría originar la pérdida de independencia y autonomía personal, por ejemplo, a causa de caídas, por lo que sería de gran importancia adecuar la vivienda a la situación individual de la persona mayor y evitar así su dependencia o ingreso prematuro en centros residenciales, pues seguir viviendo hasta el último día de su vida en su propio ambiente, con seguridad y entre los suyos, sería deseo de la mayoría de los mayores.

Con los participantes de otro grupo, Vela habló sobre la higiene bucodental y el sentido del gusto en las personas mayores, recordando que con una buena higiene bucal y controles periódicos de la dentadura, sería posible conservarla toda la vida, lo que contribuiría no sólo al buen aspecto, sino al mantenimiento de la salud.

En un tercer taller, hizo un repaso por las características que debe reunir todo animador de ¡Adentro!, destacando las cualidades de poder dirigir un grupo desde un liderazgo democrático, tener capacidad autocrítica, saber delegar, ser flexible y consecuente, dominar el tema tratado y saber transmitirlo a los demás. Intervenir eficazmente como mediadores en los conflictos que pudieran surgir en los grupos, no sobrecargar con demasiadas informaciones a los mayores y ser consciente de las propias energías y limitaciones, serían también aptitudes necesarias para estos voluntarios.

 

Ejercicio físico y espiritualidad

A pesar de lo intenso del programa, hubo espacio para el esparcimiento y la

espiritualidad. Como en casi todos los seminarios, no faltó el Tai-Chi, con

Benito Sánchez, ni la gimnasia matinal, con Eufemio Cascón, quien dio a los

participantes indicaciones específicas sobre los ejercicios gimnásticos que son adecuados y cuáles están especialmente prohibidos para las personas mayores. Ofreció también un taller de ejercicios de concentración, memorización, reacción y coordinación y dirigió el baile para mayores. El acostumbrado ensayo coral estuvo dirigido nuevamente por Conchita Sánchez, y, para los que lo desearan, se ofreció la posibilidad de asistir a misa o participar en una pequeña excursión.

A las 14.30 horas del domingo, terminó el encuentro. Los próximos seminarios de ¡Adentro! tendrán lugar del 8 al 10 de junio en Königswinter y del 26 al 28 de octubre en Vallendar.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Cronicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca