DESTINARÁN 60,8 MILLONES A DIGITALIZAR SUS SERVICIOS, ENTRE ELLOS LOS CONSULARES

Celsa Nuño afirma que la atención a los españoles en el exterior constituye una “prioridad” para el Ministerio

| 5 de noviembre de 2020, 15:00

La subsecretaria de Exteriores, Celsa Nuño, compareció ante la Comisión de Asuntos Exteriores en el Congreso de los Diputados para dar cuenta de la partida presupuestaria dedicada a su departamento en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) y dejó claro que la atención a los españoles en el exterior constituye una “prioridad” para el Ministerio. Puso como ejemplo la atención prestada a la colectividad española en el Reino Unido a lo largo del proceso del Brexit y la apertura al público en octubre del Consulado General de España en Manchester y el millón de euros que se dedicará a esta cuestión durante 2021.

También sigue adelante, continuó, el proceso de apertura de un Consulado General de España en Chengdú (China), con el objetivo de “estar preparados, cuando las circunstancias sanitarias lo permitan, para canalizar la gran demanda china de visados hacia nuestro país y con ello la atracción de turismo e inversiones por el positivo impacto que tiene para nuestra economía”.

Expuso una “operación muy ventajosa” para Exteriores, cerrada en noviembre de 2019, que permitirá disponer de un nuevo edificio –situado en la Piazza Navona– para alojar la cancillería de la Embajada de España en Roma: un inmueble cedido en arrendamiento a 99 años con opción de compra por la Obra Pía-Establecimientos Españoles en Italia, que se hace cargo de las obras de rehabilitación.

Comentó que en 2021 está prevista la conclusión de las obras de la nueva Embajada de España en Venezuela, el traslado de la sede central del Ministerio de Asuntos Exteriores a su nueva ubicación en la madrileña Plaza del Marqués de Salamanca y el “impulso definitivo a la transformación digital” del departamento.

Además, anunció que el Ministerio destinará 60,8 millones a la digitalización de sus servicios, especialmente los referidos a los servicios consulares, 39,6 millones a la digitalización de la enseñanza y difusión de la cultura y la lengua españolas y 25,8 millones a un plan de rehabilitación y mejora ambiental para mejorar la eficiencia energética de los edificios ministeriales y del Instituto Cervantes.

 

26 embajadoras

Durante su comparecencia, Celsa Nuño cifró en 26 el número de embajadoras que España tiene en sus representaciones diplomáticas, lo que, a su juicio, pone de manifiesto el compromiso de la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, de “llevar la sensibilidad de género a nuestra política exterior con alcance transversal”.

Reconoció que el Ministerio de Asuntos Exteriores “aún tiene muchas carencias” en materia de personal, un área donde quiso centrarse en el “avance” que representa el compromiso de la jefa de la diplomacia española de “llevar la sensibilidad de género a nuestra política exterior con alcance transversal”, no sólo en las relaciones bilaterales y en los foros globales, sino también en las estructuras del propio Ministerio.

Prueba de ello, según la subsecretaria, es el incremento que se ha producido en el número de mujeres en puestos de decisión, un guarismo que representa el 37,5% en los servicios centrales actualmente.

Al mismo tiempo, señaló que España cuenta en sus representaciones en el exterior con 26 embajadoras, “pronto con 27”, aventuró, lo que situará el porcentaje de mujeres que ostentan esta responsabilidad en el 21% del total.

También adujo que las mujeres representan ya el 27% de la carrera diplomática, mientras que los ingresos de nuevas funcionarias se sitúan en torno a un 42%. “Estamos todavía lejos de otros países de nuestro entorno, pero hemos mejorado”, dijo.

A su vez, Celsa Nuño mostró su preocupación ante el hecho de que actualmente el 26% de los puestos de funcionarios en los servicios centrales del Ministerio de Exteriores (337 plazas) están vacantes, como consecuencia de que la productividad ha sido “tradicionalmente más baja” que en otros ministerios, lo cual se traduce en la dificultad para retenerlos.

Al mismo tiempo, reconoció que existe “un problema muy serio” con los salarios del personal laboral en el exterior (alrededor de 3.200 trabajadores en 220 misiones diplomáticas), especialmente en lo referido a la “desactualización” de las mismas en algunas representaciones.

Ante esta situación, puso de manifiesto que Exteriores “ha solicitado reiteradamente” que se ponga en marcha una “fórmula de actualización salarial y seguiremos insistiendo ante los ministerios competentes”.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca